Kurt Vile - Childish Prodigy (2009, Matador)



Hoy por hoy, para mí, Kurt Vile no ha superado este disco entiéndase en conjunto, ha conseguido grabar grandísimas canciones y es algo que no voy a negar, pero no, no hay disco suyo que me trague de cabo a rabo, ni el último. Las tonadas y los fraseos siempre son los mismos, es su marca. Pero oh! para mi el deje underground y guitarrero que tiene Childish Prodigy me continúa pareciendo de un gran atractivo y continúa siendo la vara con la que medir al ex-WarOnDrugs.

Las composiciones en el fondo son muy de toda la vida, algunas las imagino cantadas por Neil Young, Bob Dylan, o incluso Lou Reed... muy de las troncales, canciones que de una manera extraña me resultaron familiares desde el primer momento, como si esas influencias las arrastrara por tierra y las grabara con una actitud entre velvetiana y lo-fi. Además Childish Prodigy está justo en el impasse entre el primer Vile de capas noise y el que conocemos ahora de mantras y arpegios limpios.

A destacar temas como la apertura de Hunchback con los Violators al completo en una especie de rock crudo y pantanoso, escuchando esta canción me doy cuanta que quizás Vile lleva mucho tiempo haciendo esta canción, en Overnite Religion ya vemos la americana de groove melódico que hace ahora, aquí espectral, como en la intimidad del folk de Blackberry Song y Heart Attack, a voz y guitarra. De lo que ha perdido Kurt Vile por el camino tenemos aquí el post-rock noise de Freak Train, o la fenomenal versión de Monkey de los Dim Stars, aquel supergrupo de los 90 con miembros de Sonic Youth y Gumball, con Richard Hell y Robert Quine, elección inteligente por parte de Vile a la hora de situar las latitudes sonoras de este disco. Hacia el final con Inside Looking Out parece que este jóven se hubiera tragado a Mick Jagger y lo hubiera regurgitado en una especie de blues lo-fi. En definitiva a este disco le tengo cierto aprecio especial, puede que sea eso.

Ahora Kurt Vile tiene más experiencia y sus producciones son más grandes, mejor pulidas, más cuidadas, más fáciles de digerir, y por contra Childish Prodigy es un disco atípico, irregular no por su calidad, la mitad de los temas los grabó solo, y la otra mitad con su banda The Violators ayudado por el ahora más popular Granduciel, puede que parezca que no tenga un enfoque claro, una debilidad que a mi personalmente me parece más una virtud, pués aún me parece un disco estimulante.

Comentarios

  1. Me encanta eso de "las composiciones son muy de toda la vida..., de las troncales". También la mención que haces a Dim Stars, un grupo y una obra única que merece ser reivindicada, aunque sea de pasada. Llegué por primera vez al Kurt de "Wakin on a pretty daze", no conozco, por lo tanto, sus primeras obras. Por lo que comentas, este "Childish Prodigy" pertenece a ese estilo noise-underground que, lo reconozco, siempre me ha tirado mucho. Agradezco este tipo de panorámicas temporales porque enriquecen mi perspectiva sobre el artista.
    Saludos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi es un disco que me continúa llamando más la atención que cualquiera de sus discos posteriores. Gracias Javier por tu apreciación. Saludos y abrazos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Courtney Marie Andrews - May Your Kindness Remain (2018)

Phil Cook - People Are My Drug (2018)

Charles Lloyd & The Marvels + Lucinda Williams - Vanished Gardens (2018)