A Freddie Mercury (y a Queen)

La mayor parte de los amantes del rock se parapetan en que más allá de los 70 hay más bien poco en la carrera de Queen, y no les voy a quitar la razón desde un punto de vista objetivo, bueno, Hot Space a parte de Under Pressure es infumable. Pero Queen forman parte de mi educación musical. En mi caso fue gracias a la película de Los Inmortales y a su banda sonora. Os confieso que escuchar al Kurgan me impresionó, fue lo primero que escuché de ellos en los cassettes que rulaban entre compañeros de colegio. A Kind Of Magic es uno de mis 'Rosebud' musicales de la vida. Fuegos artificiales, ciencia ficción y efectismos de rock'n'roll, perfectos para obnubilar a un jovencillo. Luego vino The Miracle, con I Want It All (versión extendida del LP) y Breakthrou que me entusiasmaban, seguido de Innuendo, y en pocos meses desde su edición hasta su muerte canciones como la titular, These Are The Days Of Our Lives y The Show Must Go On  me provocaron una profunda deshazón. Y es que Innuendo es un disco de una artista moribundo y conocedor de su final, los buenos momentos que tiene son brutales. Recuerdo como a muchos amigos aquello del sida y de sus inclinaciones nos descolocó, pero también nos quitó mucha tontería y muchos prejuicios de encima.

Guardo un muy buen recuerdo de los Queen ochenteros. Y el Greatest Hits II lo quemé. Además muy pocos consiguen en la vida temarrales como algunos de los que facturaron esa fatal década. Luego fui adquieriendo criterio y descubriendo su potencial en los años setenta, ahora joyas ocultas como Tie Your Mother Down, Spread Your Wings, Love Of My Live, me parecen imbatibles. No voy a entrar en reproducir todos los pasos que llevaron a Queen hacia el éxito, ni a enumerar todas las virtudes de Freddie Mercury aunque no me quedaré por decir que ante todo y más allá de su puesta en escena teatral, de su carisma en el escenario, de su voz única, para mi lo más importante es que ante todo Mercury fue un genio a la hora de pillar al vuelo lo que las musas le ofrecían, un músico en mayúsculas. Aunque a Queen nunca les acompañó la buena crítica, un grupo que se ganó a su público a pulso aún con la prensa oficial en contra, y eso para mi los hace muy grandes. Muy recomendable el documental de 2011 Days Of Our Lifes, muy esclarecedor al respecto. Así que no es de extrañar que fenómenos como la película estrenada recientemente despierte tantos recelos como pasiones, algo que siempre les acompañó.

Los tenía olvidados hasta que hace tres años mi nene los descubrió gracias a un juego que utilizó una versión de Flash, cuando le puse la original flipó, de ahí a Bohemian Rhapsody y... quien sea padre sabe lo que significa que tu pequeño se apodere del reproductor de cd del coche. El niño (10 añitos) es un fan loco (loco, loco) de Queen, también de Beatles, Rolling Stones, Kinks, Who (eso de romper guitarras tiene su punto), pero Queen ahora mismo los gana a todos, de ahi también mi bigote (lo que hay que hacer), y yo que me alegro y que le dure, y ojalá estire de ese hilo que la gran mayoría de jóvenes de ahora no encuentran y que en su momento nosotros tuvimos en bandas como Queen, quizás nos faltan bandas grandes como la de Mercury, May, Taylor y Deacon, grandes músicos, easylistening de calidad para que enganchen a las nuevas generaciones.

Ha sido por mi nene que le acompañé a Madrid a presenciar el show de God Save The Queen (los mejores Queen después de Queen). En la cola mi hijo me confesó y me dió las gracias por llevarlo al primer concierto que había elegido él. Nos parapetamos en la primera fila y flipamos mucho con la puesta en escena, reprodujeron parte del concierto de Wembley y ofrecieron un concierto para el recuerdo. Esa noche no fuimos padre e hijo, fuimos más bien dos niños que disfrutaron juntos de un momento especial. Y es que Pablo Padín no imita a Freddie, él es Freddie. Brutal. Y que si, que las bandas tributo son lo que son, ¿un acto nostálgico?, ¿un hacer caja? ¿una fiesta por la fiesta?, pero también si la banda es buena de verdad quizás también puede ser una buena masterclass para jóvenes que no han vivido y que difícilmente nunca vivirán el rock de cuando el rock fue grande. El otro día le pasé el nuevo de los Lemon Twigs y le brillaron los ojos a la primera escucha, de eso se trata. Y Queen lo tenían. Ahora que se estila eso de dar títulos de "sobrevalorado" en estos días de opiniones a la ligera, aclaro que para mí Freddie Mercury es uno de los grandes.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Courtney Marie Andrews - May Your Kindness Remain (2018)

Phil Cook - People Are My Drug (2018)

Charles Lloyd & The Marvels + Lucinda Williams - Vanished Gardens (2018)