Shadow Band - Wilderness Love (Mexican Summer, 2017)


Ante la avanlancha de nuevas ofertas musicales hubiera sido difícil por mi parte atender a un disco debut de unos desconocidos venidos de tan lejos como son Shadow Band si no fuera por la recomendación amable y siempre infalible de un delaer tan certero como El chico café copa y puro (https://bboyz1970-cafecopaypuro.blogspot.com.es/) a quien sigo en las redes sociales con sus recomendaciones siempre en las antípodas de lo relevante a niveles mediáticos y con un gusto exquisito por la música hecha a base de ingenio y convicción.

Estos jóvenes de Philadelphia sólo tenían hasta la fecha unas cuantas canciones pertenecientes a su primer EP y un single de adelanto publicado el año pasado, tan sólo con el tibio reconocimiento del recopilatorio underground local de turno. Para la grabación, según cuentan ellos mismos, se encerraron en el estudio a altas horas de la noche ataviados con sus equipos caseros, y así dejaron que las musas de las horas bajas les guiaran en su particular ensoñación de folk etéreo y lisérgico.

Este tratado de folk alucinado a ralentí abre sus puertas desde su inicial Green Riverside que de primeras nos situará en un universo propio, en la más dinámica Endless Night reconocremos algunos rasgos de los míticos Love ayudados quizás por el arreglo de la flauta. Los efluvios a Arthur Lee también llegan hasta la fantástica Eagle Unseen. Shadowland es una tonada de calado gótico que se desarrolla sobre un colchón de espíritu oriental con un magnetismo abrumador. El dream folk de la minimalista In The Shade recuerda levemente a los mejores momentos de Mazzy Star, aunque en el caso que nos ocupa lográn inclinar la balanza en un sentido más añejo y sin salirse de los márgenes de su condición de grupo novel y actual. Incluso Illuminate o la etérea Indian Summer guiada por un sugerente theremin podrá retrotraernos al british folk. Sensacional el garage blues pantanoso y alucinado de Mad John, tanto como el viaje sónico de más de séis minutos de Darksider's blues, uno de los momentos más inspirados del presente disco. Un caramelo hasta el broche acústico final Daylight, donde se abren a la posibilidad con un pequeño claro en este bosque frondoso donde en rara ocasión la luz puede colarse.

Un encuentro astral a base de una instrumentación mayormente acústica complementada con electricidad vaporosa y aportaciones corales e instrumentales no muy habituales, actualmente claro, que acaban dando el carácter: ya sea sinte, theremin o flauta mediante, producción que pese a su austeridad consigue un ambiente envolvente, sugerente. En Wilderness Love podréis encontrar ganchos melódicos aunque engatusa en conjunto por su capacidad para llevarte con ligereza a través de sus claroscuros elegantes de historias imposibles y lejanas, con fluidez y frescura, por supuesto tengo la certeza de que difícilmente podrán zafarse del enorme y saturado saco del indie-folk que hoy tanto acapara, pero bajo mi punto de vista estos chicos logran desmarcarse con un notable disco que tiende lazos con aparente facilidad, también sin virtuosismos que despunten todo sea dicho, hacia las brumas sónicas cercanas al british folk y la psicodelia del verano del amor, sin estridencias y con muy buen gusto, salvando las distancias con las inalcanzables referencias reverenciadas, ya sean Roy Harper, Love, Pentangle o Fairport Convention...(pongan el suyo), rasgos e influencias tan difíciles de encontrar en la actualidad teniendo en cuenta que estos chicos carecen de cualquier pretensión grandilocuente vacua en el desarrollo de su canciones y que tienen los pies en el presente.

Shadow Band y su debut se han convertido poco a poco y a cada escucha en uno de los discos que más me han encandilado el presente año, perfecto para los momentos que quieras despegar los pies del suelo y olvidarte del aciago entorno que nos abruma en la actualidad. Os lo recomiendo encarecidamente. Delicatessen.





Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. El mejor agradecimiento es tu preciosa reseña y mi aparición la circunstancia del virus sanador de esto de compartir. No hay placer sin el disfrute mútuo company!! Gracias miles por tus piropos y encantado de haberte contagiado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, no se merecen, soy fan fan del "Chico Cafe Copa y Puro"
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar