Julio Demonio - Cavernarios (Birdbrains, 2016). El bardo de Jaén.

Julio Demonio lleva ya unos cuantos discos a sus espaldas aunque no es muy conocido, no es la primera vez que aparece por esta página. Descubrí su música gracias a Cisco Fran con quien comparte un amor infinito por el bardo de Minessota. Estuvo en la presentación del Tren Fantasma de La Gran Esperanza Blanca e inauguró aquella noche, fue como tener al Dylan '63 en su versión en castellano. 

Cavernarios es el nuevo disco con el que nos presenta su capacidad para apretar palabras en versos que transmiten imágenes tan claras como una fotografía, sabe mantener la tensión argumental a pesar de la parquedad instrumental con la que suele acompañar sus canciones sustentadas por lo general por acústica y la harmónica, y con el apoyo de percusión, algún teclado y alguna guitarra eléctrica en algunas de las canciones de este disco.  

Abre el disco La última función, que ya había escuchado en directo, una canción que nos hace visualizar el escenario por donde desfilaran los personajes cuál caverna de Platón e incitando como no, a que sus Cavernarios moradores la abandonen, y a través de sus Ilusiones con la ayuda de Javier Valverde y su guitarra eléctrica, nos dará las razones para dejar el miedo atrás y levantar la cabeza. Bellaco actualiza el Así estoy sin tí de Sabina, aunque su esencia francotiradora logra zafarse de la simple comparativa, y nos invita a subir a Una máquina del desorden con la que desmontar este tinglado maloliente que tenemos instaurado en las altas esferas.

Entre estas historias de trasfondo social y humano hay espacio para una canción que más que una canción es un cuento sobre un amor imposible, muy buena El dragón y la princesa. Y el nivel no decae, Dando el estirón es un canción sobre el aprendizaje y sobre la recapitulación interior del propio Julio, planteada a mi modo de ver como una gran lección de vida y de resistencia, mejor de coherencia con uno mismo. Cierrra este disco con El tiempo de los murciélagos, que deja a las claras la gran capacidad de Julio Demonio para contar historias sobre personajes que recorren los márgenes del camino de la normalidad.

Quien sabe si logrará ser escuchado con mayor amplitud, lo merece. Domina el rápido fraséo, también las progresiones folkies del Village, y consigue que sus canciones nos hablen de lo cotidiano con imágenes mordaces plagadas de versos ingeniosos, Julio Demonio es un artesano del verso, un moderno trobador que canta a la vida con honestidad y llamándonos a no sucumbir a los agrios designios que se ciernen sobre la working class. Probadlo, lo podéis escuchar en su bandcamp y descargar gratuitamente, es una maravilla.

https://juliodemonio.bandcamp.com

Comentarios

  1. Merece la pena pasarse por su bandcamp, impresionante discografía la que tiene ya a su espalda con canciones estupendas como "La última función", prodigiso uso de la palabra y la música. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues muchas gracias, Chals. Te lei esta entrada hace unos días y fui a su bandcamp..daros las gracias a ti por mostrármelo y a Julio por ser tan generoso,,,,y tan buen músico, porque sus composiciones son estupendas, no tienen desperdicio alguno y se escuchan con sumo gusto. Tiene su mérito. Por mi parte estoy enganchadísimo a su música desde que bajé y oi sus discos. De hecho me he tostado un par de cds con su discografía. Lo dicho, muchas gracias y abrazos Chals!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Courtney Marie Andrews - May Your Kindness Remain (2018)

Phil Cook - People Are My Drug (2018)

Charles Lloyd & The Marvels + Lucinda Williams - Vanished Gardens (2018)