The Jayhawks. Tres décadas de melodías y armonías celestiales

... habría que cubrir con pétalos de rosa el camino del backstage del escenario de la sala de la ciudad de turno cada vez que The Jayhawks se decidieran a cruzar los límites de este país, pues quieran o no, son unos clásicos del rock de nuestros tiempos ...

El año en curso tal vez pueda dar mucho juego a la hora del homenaje, o puede que estos grupos que sobrepasan el cuarto de siglo sean las referencias musicales que nos han acompañado a toda una generación hoy ya en la madurez, aunque ésto no se trata ni mucho menos del ejercicio nostálgico de turno, o sí. O es la simple constatación en el caso de The Jayhwaks que lejos de la condición de ser: 'el mejor grupo desconocido' que tantos años les ha acompañado, han pasado a formar parte de este Olimpo de artistas ya consagrados para propios y extraños, y lo mejor de todo es que todavía están en activo con una obra de una gran calidad a defender cada noche.

Al igual que otros artistas como Wilco o Ryan Adams, salieron con gracia del callejón sin salida de la No Depresión, en su caso a base de melodías y armonías vocales únicas en su tiempo y con un tono que estuvo más cerca de los clásicos de los 60 y 70, que de sus precedentes en los 80. Pero su esencia musical de fácil digestión, las cosas como son, no obtuvo la difusión que lógicamente debería haber merecido, pues sus tonadas aún hoy en día no desentonan para nada junto a muchos de los clásicos impertérritos que desde los albores de la british invasion vienen siendo reproducidos en bucle en las emisoras más escuchadas. Hagan la prueba. No hay algo con lo que disfrute más que pinchando algunas de sus canciones a conocidos que desconocen su música, nunca falla, el hechizo Jayhawk siempre produce su efecto.

Para mí The Jayhawks es hoy por hoy el grupo de Gary Louris junto a unos compañeros de viaje que le apoyan y le dan seguridad, tanto Marc Pearlman, como Karen Grotberg y Tim O'Regan, son la verdadera base para que ésto funcione, sin dejarme al gran refuerzo que siempre fue Kraig Johnson (con una carrera propia y momentos realmente buenos), y admitiendo luego que Mark Olson dejó una pátina de excelencia en dos discos fundamentales de la banda antes de partir hacia proyectos más arriesgados. Quizás a Olson le hubiera gustado que aquello se acabara con su salida, que aquellas sentidas canciones que tenían mucho de sus pasado doloroso se quedarán allí, ¿quien sabe?. El caso es que Louris continuó adelante y lo hizo francamente bien.

Sin estar entre lo mejor de su discografía, el último disco conserva la gracia de antaño, pero los hechos son los que son, si acaso Mark Olson merecería grandes respetos y un especial dedicado a él sólo por su obra con los Creekdippers, y por este "Salvation Blues" que es un clásicos escondido de su tiempo. Pero muy importante es apuntar que The Jayhawks no son sólo "Hollywood Town Hall" y "Tomorrow The Green Grass", vale que se podrían haber plantado allí y ya serían reconocidos, pero el tema es que la obra de este grupo es de una amplitud tan magnífica y en parte desconocida, y de tal gozo a la escucha que merece al menos un recordatorio a modo de guía para todo aquel que hasta la fecha sólo se haya quedado con la soniqueta de grupo "alt-country" de los 90, está claro que ya no son unos chavales y están más cerca de la etiqueta de "grupo veterano rentabilizando su repertorio con cierta nostalgia", en su derecho están por la poca repercusión que obtuvieron en el pasado, pero sisters and brothers, la magia de los Jayhawks en directo está, y ojo con el disco que está por venir porque me da que tendré que rehacer este especial, pero bueno, que me los den como quieran que nunca me cansan. Vamos punto por punto.

¿Que la descendencia bastarda del Santo Patrón Gram Parsons está presente en su discografía? vale, también, claro. Y aquí entra en juego lo que debería constar como su primer disco de debut también llamado The Bunkhouse Album, totalmente desconocido ya que las escasas dos mil copias editadas inicialmente se han cotizado a precio de oro hasta que Lost Highway lo reeditó en 2010. Poco tiene que ver con lo que desarrollarían en los 90 a excepción de unas partes vocales siempre en recalcar, pero si lo situamos en los patrones de la No Depresión debería ser valorado como el gran disco que es. Aquí dejo el apunte para las mentes más curiosas. Como curioso es que casi la totalidad de las canciones fueron firmadas por Mark Olson, ahí queda el dato. Os aseguro que no os podréis resistir al encanto de tonadas como "Let The Last Night Be The Longest", una de las tres firmadas por el tándem, y un "King of Kings" de Mark Olson que es una auténtica maravilla en su dylaníssima concepción.

Paso de su segundo disco que tiene unos cuantos grandes temas como este "Ain't No End" que conocen cuatro gatos, y también pasaré los celebérrimos ya nombrados, Greengrass y Town Hall, y no por desprecio como una vez mostró Louris cuando soltó aquello de "- después de Blue poco queda por hacer", él sabe que no es cierto y que son dos obras maestras indiscutibles de todos los tiempos, pero hubo mucho y bueno después, claro que si, entonces veo necesario detenerme en el no muy valorado Sound Of Lies, un discarral como la copa de un pino que superó con creces el estigma de la marcha de Mark Olson y disipó toda clase de rumores respecto al futuro de la banda, Marc Pearlman le dió un contrapunto a Louris en las pocas co-escritas juntos, y Tim O'Regan lo hace muy muy bien como segunda voz logrando que las armonías no pierdan la magia. El hecho es que casi la totalidad de canciones están hechas por Gary Louris, lo que le confieren el título de líder indiscutible. "The Man Who Love Life", "Trouble" y "Big Star" a considerar lo mejorcito de su década, hechas con las melodías y los versos capaces de curar cualquier alma insomne ​​o con falta de arropo.

Smile es uno de los discos que sale peor parado relación calidad-reconocimiento. El resto del grupo empezó a meter mano a las composiciones, así pues en el tracklist de entrada despunta la canción "Smile", un salvavidas de las que te quedan para siempre, pero hay otras perlas a considerar, pop de la vieja escuela digno de Simon&Garfunkel y de Paul McCartney..., ya sabéis, dulce que no empalaga, "A Break in the Clouds" es una de esas maravillas que guardo como tesoro a buen recaudo, lo mismo podría decirse de "Broken Harpoon", canciones ambas que no suelen entrar en los repertorios de directo pero que su simple escucha te hacen mejor persona. El ritmo medio bailable y la patina más moderna de "Somewhere In Ohio" representa como ninguna el sonido que hizo dudar a ciertos fans de base que tildaron este disco de experimental, por favor, la gente debe escuchar más a Coltrane.

Y llegamos ante Rainy Day Music, la que para mí es la obra maestra de Gary Louris, de su carrera, o de su etapa sin Mark Olson frente a The Jayhawks. "Save It For A Rainy Day" es una de las canciones más grandes de su discografía, America y CSN&Y se dan la mano, y "All The Right Reasons" es una canión de cuna de las que te reconcilian contigo mismo, cuantas noches me ha acompañado y me ha dicho al oído que todo irá bien. Putoamismo total con "Talspin", pocos son capaces de llevar a Dylan y a The Band de este modo en la actualidad y sin resultar un plagio revival. Pero dejando de lado las reediciones más recientes del año 2014, me parece imprescindible la segunda edición bonus-disc de ese mismo año con un par de canciones: "Caught With A Smile on my Face" y "Fools On Parade" que por dios Louris! en que estarías pensando cuando las dejaste fuera del tracklist principal? Hay muchos días que cuando escucho este disco dudo si meterlo delante de "Tomorrow The Green Grass". Tonadas para hibernar, para dejar el mundo allí fuera y abrazarse a la calidez del hogar. Discarral.

Después de tres años sin noticias de los Jayhawks aparece este Another Fine Day del grupo paralelo Golden Smog, y que me saco de la manga. Este disco ya ha sido comentado aquí con especial devoción, un disco que aunque no va firmado por la banda homenajeada, para mí luce muy bien y no desentona empotrada en su discografía. ¿Y me diréis qué pasa con Tweedy que también aparece en los créditos? lo de Tweedy en este disco es casi un acto presencial, la mitad de la formación pertenece a los Jayhawks, más Ed Ackerson siempre en las cercanías de una u otra forma. Y casi todas las canciones aparecen firmadas por Louris. Cábalas aparte, sólo tenéis que escuchar "Listen Joe" o "Think About Yourself", a cualquiera que no conozca este disco le tapáis los ojos y le decís que es el disco power pop perdido de los Jayhawks y se lo traga entero con una sonrisa en la cara y sin rechistar.

Voy enfilando la recta final con Mockingbird Time, cacareada vuelta de Mark Olson a la formación. Dividió a crítica y platea, los 'no dicen nada nuevo' y los 'es lo mismo de siempre' de los haters habituales no me molestan tanto como los concienzudos y analíticos 'por debajo del Green Grass y Town Hall', no te jode! vamos muchachos, decidme discos actuales que vengan con la bandera de la melodía y os gustan, y los ponemos al lado de estos dos, entonces el argumento pierde valor pues casi todo palidece a su lado, ahora decidme algo que yo no sepa. Escucho estos tiempos de pájaros una y otra vez, y la magia está ahí, la canción que da título al disco es una auténtica maravilla, como lo es la pegadiza "She Walks In So Many Ways" o "Closer To Your Side", que me las den como la dulce "Poring Rain At Dawn" o la dylanosa "Black Eyed Susan", lo único que se le puede reprochar, mínimamente añado, es el haber llevado algunas canciones al canon que se esperaba de ellos, pocas, un par, "Tiny Arrows" por ejemplo, que con el "menos es más" hubiera funcionado mejor, o "Stand Out In the Rain" que con un arreglo con más guitarra crazyhorsiana podría haber convencido en mayor medida, menudencias sin importancia, en todo caso para mí sigue siendo un disco de notable, hay melodías y harmonías celestiales, son The Jayhawks y este es un disco para los fans como nosotros.

Independientemente de la reconciliación musical en el estudio entre Olson y Louris, en la gira la relación entre ellos no cuajó lo esperado, lo que confirmó definitivamente la reciente gira de presentación que hicieron con la excusa de las reediciones de Sounf of Lies, Smile y Rainy, con unos Jayhawks disfrutando bastante con su repertorio, y por otra parte Mark Olson afirmando que nunca más volverá con sus ex-compañeros, ya volcado en sus discos de experimentación armenia. Con todo, habría que cubrir con pétalos de rosa el camino que va desde el backstage del escenario de la sala de la ciudad de turno cada vez que The Jayhawks se decidieran a cruzar los límites de este país, pues quieran o no, son unos clásicos del rock de nuestros tiempos.



Publicado originalmente en valenciano en NO SÉ VIURE SENSE ROCK

Comentarios

  1. sin duda el rainy day esta a la altura del tommorrow y el smile a pocos centimetros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diría que son mis dos favoritos y depende del día es Tomorrow o Rainy, grandes canciones, saludos Bernardo

      Eliminar
  2. Grandiosa entrada Chals, para mi también la banda hoy en día es de Louris, dejando clara la aportación enorme de Olson en los dos susodichos, pero Louris la lleva adelante y con grandeza. Encima en mi disco favorito del grupo esta más solo que en ningún otro, o me lo parece a mi, el como bien dices no muy valorado Sound of Lies.
    Repito excelente post.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Addi, Sound of Lies es uno de los discos más ninguneados de los Jayhawks y es un gran disco de notable que puesto en otras discografías sería incluso el mejor. Hacer una canción como "Trouble" no está al alcance de cualquiera. Saludos Addi

      Eliminar
  3. Es una banda que sobrepasa los límites temporales de las fechas de sus publicaciones, como por ejemplo también Cracker. Antes, ahora o después continuarán molando. Para mí el Sound of lies o el Rainy day music (del que nunca olvidaré que lo desprecié en un primer instante) están a la altura o más del Hollywood o del Tomorrow, pero es que lo mejor es que todos los discos son muy buenos. Excelente repaso. Abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Cracker también le dediqué un especial, tenemos unos cuantos grupos con un par de décadas o más aún rodando a considerar grandes de su tiempo. A mi eso que comentas me pasó también con Sound Of Lies y Smile, y Rainy me hizo volver a ellos, mucha grandeza. Saludos Johnny

      Eliminar
  4. ¿Qué quieres que te diga, amigo?
    Me he pasado un buen rato, disfrutando con buena música.
    Un grupo esencial, sin duda.
    Gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Courtney Marie Andrews - May Your Kindness Remain (2018)

Phil Cook - People Are My Drug (2018)

Charles Lloyd & The Marvels + Lucinda Williams - Vanished Gardens (2018)