Aretha Franklin - Spirit in the Dark (1970)


Cuando se enumeran las grandes voces de la música moderna del siglo XX parece que los nombres siempre serán los mismos, casi siempre hombres. Pero no, señor dame fuerzas para proclamar la divinidad de una de las voces más grandes de todos los tiempos, ladies and gentlemen, la gran e incuonmensurable Aretha Franklin.

Y es que si tuviéramos que llevar a cabo la difícil y casi imposible tarea de recomendar un largo duración que representara a Lady Soul, pues canciones y singles tiene a patadas, lo más probable es que todos coincidiéramos en I never loved a man the way I love you del 67, y no sólo por contener Respect, una canción que todo hay que decirlo en su voz, además de un himno por los derechos civiles, fue el supremo puñetazo de Aretha en un mundo regido por y para hombres, también por ser un disco que no tiene fisura alguna, es una masterpiece de todos los tiempos sin discusión alguna, lo que suele llamarse un "must have", no lo dudo. Pero no sería justo reducir la obra y la producción de LP's de este modo, Aretha Franklin tiene una discografía que supera con creces la de muchos clásicos del soul, del rock y de lo que queráis, en cantidad y en calidad, es inabarcable. Esos primeros discos en Atlantic empezando por el mencionado y pasando por Lady Soul, Aretha Now y Soul'69 son oro puro, de ese periodo quiero recomendaros otro de los discos que para mí es pura debilidad, el vinilo que tengo en orgullosa posesión en su reedición de 2002 en 180 gramos. Spirit in the Dark es un disco al que le tengo un gran aprecio, otra masterpiece, no reivindicada actualmente como la mencionada, pero recomendable como la que más.

Primeramente son la portada a dos colores de fuerte contraste y el título los elementos que dan al disco un halo especial, es el mismo rostro del desencanto del "Beatles for sale", que lo hay en sentimientos encontrados de una relación que terminaba, pero sobretodo con mucha ilusióny por otra que empezaba.  Otro detalle que me llama la atención es que Aretha toca el piano en casi todas las canciones, y además es el disco que mayor número de composiciones propias concentra, Aretha era una gran compositora de canciones. Por supuesto también está presente su enorme facilidad para hacer suyas canciones de procedencia variada, y ahí la elección de cada una está hecha con mucho gusto, respetando el tono de todo el disco y tocando todos los palos con maestría suprema.


Para la ocasión el sello puso todos los recursos a su alcance con la intención de lograr que el éxito y repercusión de uno de sus grandes valores no disminuyera ni un milímetro, y más teniendo en cuenta la cantidad de material de primera calidad que había grabado tan sólo tres años y medio, difícil de igualar.

Grabado en un período de diez meses, mucho tiempo si medimos con la vara cronológica de aquellos tiempos, demasiado tiempo para conseguir concentrar lo mejor del material de tres sesiones de grabación llevadas a cabo en diferentes lugares y con el peligro que podía suponer la dispersión del total, lo que no ocurrió, al contrario. Con una nómina de músicos que sólo de pensarlo realmente me pone los pelos de punta, por un lado los Muscle Shoals Rhythm Section, por otra los grandes Dixie Flyers, agrupaciones de instrumentistas populares y que no necesitan presentación alguna, entre los que se mezclaron los coros de las Sweet Inspirations, y otros nombres de peso como Duanne Allman y un todavía desconocido Eddie Hinton, siempre metidos en fregados como éste, y sin dejarme un Cornell Dupree (también en From a wishper to a scream) que confería siempre gran calidad a las seis cuerdas con su estilo cargado de blues.

El disco abre con uno de los dos hits del disco, la versión de Don't Play That Song (You Lied) popularizada por Ben E. King en el 62, le da un aire gospel-pop y le resta bastante del carácter dramático de la original, otra gran versión es la sugerente The Thrill Is Gone (From Yesterday 's Kiss) de B.B. King (oh, el rey se nos fue), Aretha lleva el blues bien adentro, también de blues va Honest I Do de Jimmy Reed, una declaración de intenciones respecto a su manera de vivir y entender la música. Pero Aretha es atrevida y sale de la música negra marcándose la versión de Oh No Not My Baby de Carole King dándole un punto funky y unos arreglos de sección de cuerda celestiales, otra versión espectacular es When The Battle Is Over recolectada de New Orleans de la mano de Dr. John. De las canciones de su cosecha, You And Me es la más alegre del disco, lleva unos coros de auténtico júbilo, sección de cuerda y guitarra para correrse a gusto. Spirit in the dark, la que da título al disco también es suya, es una de las mejores canciones que ha compuesto, también tuvo su éxito como single, el gospel y el pop se dan la mano de manera brillante como sólo ella es capaz de hacer. Y por favor amigas/amigos, escucha One Way Ticket con órgano espectral y la guitarra de Dupree destilando blues en cada riff, rematado con una Aretha espectacular y unos coros gospel de estremecerse.

Escribiendo y escuchando esta maravilla se me erizan los pelos a cada compás y en cada acorde, nada le sobra, la interpretación de Aretha Franklin es de auténtico gozo, con unos arreglos perfectos y los mejores músicos del momento. Una de las producciones más finas de Atlantic, mi disco favorito de Lady Soul, una delicia que mezcla gospel, soul, pop, r&b y blues, una colección de canciones que me hace tocar el cielo, imprescindible. Aretha Franklin es una de las artistas más grandes que nos ha dado la música.

Os dejo este video clip interpretando Spirit in the dark en el 71 tocando con nada menos que Ray Charles. 



Escrito originalmente en valenciano para NO SÉ VIURE SENSE ROCK

Publicar un comentario

6 Comentarios

  1. Este disco de mi querida Aretha no lo controlo. Me parece que me estoy perdiendo algo grande después de leerte. Voy por él. Abraçada.

    ResponderEliminar
  2. Adoro a Aretha, como a ti "I Never Loved A Man The Way I Love You" me parece una obra maestra absoluta, pero me pasa igual que a Johnny, este disco no lo he escuchado, cosa imperdonable solo por contener una versión del "Honest I Do" de Jimmy Reed, una de mis canciones favoritas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. A los dos os tengo que decir que aun admitiendo que su "I Never Loved A Man The Way I Love You" es su obra más representativa y descomunal, no habría que perderse este disco, quizás no causa el impacto y el atractivo de aquel, es un disco que escora un poco más al blues en algunos pasajes, pero Aretha está igual de descomunal. Te gana poco a poco. Es una debilidad. Mucha grandeza.

    ResponderEliminar
  4. Será la portada, el repertorio, los mil y un matices de las interpretaciones de Aretha pero Spirit In The Dark siempre ha sido mi favorito de la Reina (uno de los primeros discos que reseñe en mi blog). Me alegra coincidir. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra coincidir contigo, voy directo a leer ese post. Gracias por pasar. Saludos

      Eliminar
  5. Coño me lo busco, no lo tengo ni me suena haberlo catado, pero tras tu crónica me veo obligado a buscarlo, esto promete.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar