The Cult - Ceremony (1991)


Hace poco Choice of weapon nos devolvió a los mejores Cult de los últimos años (reseña aquí), un muy buen disco de hard-rock donde parecía que por fin la lucha de egos de Billy Duffy y Ian Astbury se quedaba fuera para dedicarse ambos a tiempo completo a ser los Cult, y eso fue muy buena noticia en su momento, para mí que tengo especial fijación por ellos, y para todos los amantes del buen hard-rock. Pero además del disco, me alegró bastante ver a la banda en forma y con ganas de retomar su carrera. Así pues recuperé otros discos que ya hacía tiempo que no escuchaba. 

Ni que decir queda que Love es uno de los mejores discos de los 80, único en su especie y condición, su siguiente paso con los rock'n'rolles de Electric lograron alcanzar la grandeza de los AC/DC, y con Sonic Temple incluso les etiquetaron de nuevos Led Zeppelin, aunque si he de seros sincero, en términos hard-rock el primero en la lista es Ceremony, primer disco del que viví la expectación en los días de su edición ya sabiendo de la grandeza de su discografía y con el grupo ya consolidado llenando grandes recintos. Y ojo, que me dejo para otro día el disco de la cabra, uno de los más ninguneados y que meto sin que me tiemble el pulso y del tirón entre mis preferidos del rock alternativo de los 90.

Pero vamos con Ceremony. El disco salió en un momento un tanto extraño, con los Guns n'Roses a punto de asesinar la poca credibilidad que le quedaba al hard-rock, y con el nuevo rock alternativo procedente de Seattle entrando en escena. Junto a la demanda que perdieron por utilizar sin autorización la imagen del niño indio en la portada, claro, no cayeron en la cuenta que le habían robado el alma, cosa que la correspondiente indemnización solucionó, milagros del siglo XX. También suscitó cierta polémica el video clip de Heart Of Soul con Astbury personificado en un Cristo empuñando una pistola frente la cámara, actitud que les costó cierta impopularidad en los círculos más retrógrados del rock, pero que visto con perspectiva es cuando menos admirable por su significado poético y transgresor.

Para mí los Cult tienen un ingrediente que ya poco se ve en el rock, se trata de su manera de construir las canciones en un crescendo a partir de una intro que carga el ambiente de capas y arpegiados sugerentes para un posterior estallido sónico, eso lo tenía Love, Electric bastante menos por su carácter más directo, Sonic Temple tiene algunas de las mejores intros de canciones del rock, y Ceremony también lo consigue de manera excelente, una acústica, unos indios cantando, instrumentación cuidada y estallido hacia el hard-rock, aunque siempre desde una perspectiva melódica única, lo hacían / ​​hacen tan fácil que a veces no se valora como merece. Es más, he leído muchas críticas desfavorables hacia este disco y la verdad es que no lo entiendo, está muy trabajado y tiene muy buenas canciones, supongo que los tiempos, o el business musical como se prefiera, en aquellos tiempos pedían otro tipo de propuestas, y los Cult no entraban en ciertos estereotipos alternativos. Pero para mí Ceremony ha ido ganando peso con los años y ha aportado al repertorio del grupo canciones que ya pueden considerarse clásicas de la banda.

Abre el disco Ceremony con una intro de película y recitado indio incluido dando paso a unas guitarras que van cogiendo altura. El medio tiempo Heart Of Soul y el himno de chulería indígena Wild Hearted Son son dos temazos grandes de verdad, pero este disco además de estos títulos ya míticos, no tiene fisuras, Indian es una joya acústica única en su discografía, una de las que me llevaría a la isla desierta. Sweet Salvation es un hard-rock melódico inmenso, y If es otro hard rock intenso de esos que sólo los Cult son capaces de hacer, una de sus joyas escondidas. Recuerdan a Electric las guitarrazos de Full Tilt y Bangkok Rain, aquí en versión más potente, también White contiene algunos de los riffs de Duffy para hacer escuela. Cierran este gran disco con una Wonderland con Astbury exultante de carisma recitando unos versos con total putoamismo y el riff-intro arquetípico de Duffy alzanzando uno de sus mejores momentos.

Este disco equilibra muy bien los potenciales del tándem, el torrente vocal de Ian Astbury en plena forma llevando con convicción su mística indígena americana con temática cercana a la ecología, pueden escucharse danzas aborígenes, también hay fragmentos literarios de Lawrence Lipton del libro The Holy Barbarians, nombre del grupo paralelo que formaría más adelante Astbury, y de Geroge Orwell, el título de su libro Down and Out in Paris and London de 1933 que abre en formato verso la canción Heart Of Soul. Por otra parte unas guitarras poderosas y riffs portentosos de Billy Duffy que pueden hacer pensar que esta hacha de las seis cuerdas es un hijo bastardo de Jimmy Page.

Y vale que Sonic Temple es grande y con canciones imbatibles, pero a la hora de elegir un disco favorito, en su conjunto y en términos de hard-rock, me quedaría antes con este Ceremony, ya sin los tics de los 80 y una producción cuidada que ha envejecido la mar de bien. Ya no se hace Hard Rock melódico de esta calidad.


Escrito originalmente en NO SÉ VIURE SENSE ROCK

Publicar un comentario

12 Comentarios

  1. Creo que electric y sonic temple son superiores pero después de mama y papa tito ceremony es el siguiente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa amigo berbardo que Electric con los años me parece un disco que tres o cuatro canciones muy buenas pero muy plano, me aburre, no digo que sea malo, pocos son capaces de grabar un trallazo como ese, y respecto a Sonic Temple, pues mi afirmación ha intentado deshacerse de la nostalgia y ser lo más objetivo posible, es un gran dísimo disco, un momento irrepetible, pero su producción, a mi modo de ver, sin ser mala, la veo con muchos brillos, suena muy cirdtalino, si que te doy la razón en cuento que puede que sea mejor que este y me he dejado llevar por el momento de la escucha. Saludos

      Eliminar
  2. Chals, debes ser el primero al que le escucho, o leo en este caso, destacar la producción y el sonido del Ceremony, no las canciones, que son muy buenas. Sea como fuere, disco a reivindicar de los Cult (como el de la cabra, ese oscuro y explosivo Beyond good & Evil o Born Into This que a mí personalmente me gusta un montón).
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi es un disco que me encanta, el de la cabra para mi es inmenso, un muy buen ejercico de actualización de los parámetros hard-rockeros, mejor que muchos de los nuevos grupos del momento. Y mira Agente, me has picado con Born Into This que lo tenía un poco apartado y voy a escucharlo en profundidad, si recuerdo una canción, una balada, con un registro vocal de Astbury diferente, quizás no atendí bien, el Beyond es un cañonazo si. Saludos

      Eliminar
  3. Recuerdo cuando salió este disco, lo esperaba como agua de mayo, ni que decir que era fanático de "Electric" (mi primer disco del culto) y "Sonic Temple" (no tanto del "Love" en aquel momento pese a contener verdaderas joyas)... quizá por eso cuando salió "Ceremony" debo decir que, pese a que me gustó, también me decepcionó un poquito... la verdad esperaba algo que me volara los sesos, como habían hecho los discos anteriores... y eso no ocurrió... Pero es que visto ahora era muy difícil, entonces ya había escuchado mucha más música que cuando los descubrí con "Electric", por ejemplo, y era más difícil que me sorprendieran... Creo que eso jugó en general contra este disco, las expectativas eran muy altas... Pero es innegable que contiene temazos y también es cierto que es un disco que escuchado ahora gana enteros... ya no se hacen discos como este. También debo decir que "Choice Of Weapon" no me llegó a convencer. Gran entada Chals. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es cierto que Choice Of Weapon no ha engatusado demasiado, cosa comprensible desde la perspectiva de su propia carrera, aunque desde la actualidad pasa como con Ceremony, siempre parecen ir a destiempo, yo creo que mayormente me gusta Astbury como canta y la canción estereoptipo de la banda, lo que me lleva a ser un poquito incondicional. gracias por pasar, saludos

      Eliminar
    2. Nunca entendí el poco interés que supuso este disco de The Cult en aquellos años. Es más, mucho de sus seguidores no quieren saber de nada de "Ceremony" y lo tienen olvidadísimo dentro de su enorme discografía. Por Dios!, el nivelazo es de escándalo con temas grandiosos. La prueba son "White, "Wild hearted son", "Wonderland", "Sweet salvation", "Heart of soul"....y no sigo. No llega a cotas clásicas como el "Electric" o "Sonic Temple, pero es de lo mejorcito de su carrera.
      ¿Cuántos discos de hard suenan así hoy en día? Me temo que ninguno. Con eso ya está todo dicho.
      Gran post, Chals!

      Saludos.

      Eliminar
    3. Pues muchas gracias por pasar Rockland, yo tampoco lo entiendo, sobre todo por eso que dices de sus fans de base, este disco es un trallazo hard-rockero como pocos, no hay desperdicio alguno. Que bien sabemos cuales son sus discos clásicos, pero si pudieramos dilucidar con auténtica objetividad, cosa difícil, este Ceremony nada tiene que envidiar a sus predecesores. Saludos cordiales

      Eliminar
  4. Quizás los fervientes seguidores esperaban algun emulo de esas tres obras maestras que nombras al principio y el comienzo de la movida grunge le haya jugado en contra a Ceremony . Este disco gano en calidad gracias al tiempo y If me parece una belleza de canción . Un abrazo Chals

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencido de ello, las tendencias del momento jugaron en su contra. Gracias por pasar Luther, saludos cordiales y un abrazo

      Eliminar
  5. Es otro discazo inmenso de un grupo que, por su tremendo legado, ya está en la historia del rock con mayúsculas. Me he hartado de escuchar, no sin dejar de asombrarme, que era un disco un tanto flojo al lado de los encumbrados Love, Electric y Sonic Temple (que también son increíbles) y es algo que se cae por su propio peso. Es otro magnífico disco de The Cult, con la mezcla justa de melodía y crudeza (Sweet Salvation es un tema edulcorado, pero Wild Hearted Son o Earth Mofo son un par de trallazos por poner ejemplos. También hay temas que forman unos crescendos antológicos). En cuanto a la producción, yo creo que Richie Zito no hizo demasiado. Yo creo que dejo hacer bastante y la prueba es la gran duración de alguna canción, pero eso para mí también hace ganar puntos. Lo prefiero a lo que pueda hacer Bob Rock, que creo que hace más "corta y pega" dejando menos lugar a la espontaneidad.
    Recomiendo escuchar también Red Jesus (cara b del single Wild Hearted Son) y sobre todo, Join Hands (está en el Rare Cult), ambas pertenecen a las sesiones de grabación de Ceremony.
    Por su parte, el The Cult representa un giro de tuerca más en su carrera del que salen más que airosos (estoy de acuerdo, es un gran disco de los noventa) y el Beyond Good And Evil es también impresionante. Me hizo algo menos de gracia Born Into This, pero mira, le voy a dar otra oportunidad.
    Volviendo al Ceremony, discazo total al que sólo le falta la presencia de Jamie Stewart.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias Fernando por tu gran aporte, respecto a los de Zito no había caido en ello, pero creo que estás en lo cierto y yo también lo prefiero a Bob Rock. Por mi parte también le voy a dar otra escucha a Born Into This nada más tenga un hueco. gracias por pasar.

      Eliminar