C.W. Stoneking - Gon' Boogaloo (2014)


Una temporada tan buena como esta no podía terminar en fade out y en tranquilidad al fuego del hogar, al contrario, la cantidad de nuevos discos de muy buen nivel se sucede sin parar y uno ya no sabe si vale la pena que le implanten un hilo musical directamente al cerebelo para no perderse nada.

El caso es que no pretendo forzar la maquinaria y elucubrar sobre la injusticia que supondía el olvido sistemático que de C.W. Stonekin se ha tenido en casi la totalidad de las listas anuales en este 2014, se comprende por lo desconocido y por lo especial del asunto, y además este disco sólo lleva un par de meses rodando. Pero es que no podía dejar escapar la oportunidad de desatar mi entusiasmo a 6 años de su anterior y fantástico Jungle Blues, pues me resulta una suerte volver a tener noticias de este aussie fuera de onda y al que nada le gusta el bussiness, a poco que leáis alguna bio encontraréis a un tipo singular y aventurero, dejo como un único dato que Stonekin se crió con los aborígenes desplazados de la región de Papunya en Australia, de algún sitio tendría que venirle su twang exótico y único. Pero lo más importante es que vuelve cada tantos años con el puñado de canciones que le apetece sacar sin más. 


Mi amigo Don Guzz soltó a la primera escucha de su canción Zombie un "Suena brutal. A paseo por bazar vudú con Armstrong de fondo", y podría dejar la reseña aquí y quedarme más ancho que largo porque seguro que sabéis de que va el tema. Pero más allá del posturéo o el simple revival de músicas antiguas, pensarán muchos, se saca de la manga canciones que aunque parecen haberse rescatado del arcón de la abuela suenan estimulantes y atractivas.
 
Y mirad que el sr.Waits cada vez que respira se disparan mil flashes, y que cosas, que para mí este disco (y el anterior) de Stonekin evidencian que en su "a piño fijo" el sr.Stonekin le gana en lo suyo, aquí se condensa la música de principios del s.XX, años 20 y 30, los primeros pasos del jazz, New Orleans, la Dixieland, el ragtime, el calypso y el doo woop, también la cultura del Voodoo y el Tiki Bar todo en uno, incluso la música de cuando el son cubano y el r&b se diluían en el mismo whiskey.

Desde su inicial How long, con su intro de guitarra eléctrica cubana hacia el blues, las cosas parecen no haber cambiado demasiado desde el anterior disco, cosa que ya es mucho, pero al paso a The Zombie se confirma su mayor sobriedad en las canciones, con un coro medio-infantil de por medias, freak total y el Tom Waits histriónico del Swordfish de por medias. Este hombre tiene que vivir en otro mundo para sacarse canciones como Get on the floor, un pre-rock'n'roll si preferís, instrumentación más que simple, percusión minimalista, bajo y guitarra y ese vozarrón, The thing I done, de mis preferidas con una fantástica melodía y el twang de sus orígenes corriendo en cada verso. No podía faltar su fascinación por la jungla en dos temas, The Jungle Swing y I'm the jungle man. Mama got the blues y Going' Back South son otros de los momentos del disco a tener en cuenta. 

Un muy buen disco, un disco especial, único, y es que cada vez que C.W. Stonekin saca disco es especial, fuera de onda, exótico. No os perdáis este Gon' Boogaloo. Muy bueno.

Publicar un comentario

0 Comentarios