The Fakeband en Loco Club, Valencia 25 de Octubre


Por fin el sábado pasaba por la piedra de los de Getxo en una noche para el recuerdo cargada de emoción tanto en el plano musical, como en el personal, encuentro excepcional con algunos de los más ilustres señores del rock de cuantos conozco. Siempre gracias a Johnny JJ que desde hace unos años viene siendo mi enlace con el mundo exterior, sé a ciencia cierta que sin my mestre friend, un fin de semana como el pasado no hubiera sido posible, y por otra parte el emocionante encuentro con Joserra, imposible no quererle desde el minuto cero, me dejó una agridulce sensación de lejanía geográfica, ahora más amplia, que lástima no poder plegar este mapa de norte a sur más de vez en cuando, su pasión por el rock impregnó cada momento de aquella noche/fin de semana ya mítico en mi historia particular. También nos dimos cita en el Loco Club toda una troupe levantina de gourmets del rock, que estuvieron donde tenían que estar la noche del sábado, el master-mod Alex Revolver, el maestro de la guitarra Evander, mr.Bass Perrín Muchacho, el gran Cisco Fran, y los irreductibles del III Batallón Concertero, Bronco Farelli, Teresa y Víctor, esenciales.

Vamos a los Fakeband. Ya son dos discos en su haber, Too Late, Too Bad, o su cara más setentera, The Band, CSN&Y, y Shining On Everyone, más moderno, Wilco, The Jayhawks... ambos repertorios se conjugaron a la perfección en este concierto, como si la t-shirt de los Teeange Fanclub de my mestre friend baticinaran un barniz de guitarra power-popera que no hizo, ni por asomo, que echáramos de menos los arreglos detallistas de sus producciones discográficas, bonita combinación, sonaron con músculo y sin esconder su gracia con la harmonías vocales, única en este país, evocando la grandeza de los setenta en desarrollos a la Allman Brothers y todo sin dejar de lado su punto de inmediatez y el gancho de unos sesenta Beatles.

Fool Me se metió a todo el aforo en el bolsillo, todo un hit single como podría serlo en un mundo normal el Top Of The World que en directo es una auténtica gozada power-popera, y Don't Save My Life que es todo un clásico tenga el arreglo que tenga y harmonías mediante, en directo logró que todas las neuronas me recorrieran la espina dorsal desde los odios hasta las piernas, un portento, el hecho de que todos los componentes de Fakeband canten bien les hace ser muy especiales. Y no voy a negar que ese punto al Bruce Springsteen romántico de los setenta me lleva siempre por delante cuando hace acto de presencia, I Was Wrong tiene ese puntito luminoso de la costa de Asbury Park, como también lo tiene Kate, posiblemente dos de mis canciones preferidas de la banda, el que vayan juntas supongo que no es casualidad. Pero ojo, Evander me toco el hombro y arqueó las cejas, solo me dijo, "Chals, atento al solo", y mirad que Someone ya de por sí sola es un temazo a recalcar del Shining, pero es que Pit se sale de la norma con su solo, parece poseido por Duane Allman en esos minutos de ascensión guitarrera, sentimiento y blues, hasta los Rolling Stones via sticky hicieron acto de presencia en Something About You, y un detalle que veo importante recalcar y que esta canción lleva a la excelencia es el hecho de doblar las guitarras a ese nivel de maestría, algo que muchos hacen en estudio pero que en directo marca la diferencia, y el sábado lo hicieron también con Kate y Fool Me a un nivel muy alto.


El bis fue la guinda a un gran pastel de rock clásico, Joserra me avisó que tenía una sorpresa para mí y llegó The Weight que cantada por fakeband hiela la sangre, pocos privilegiados existen que puedan lograr semejante catársis campestre de harmonías y soul, y para cuando creía que esa era la sorpresa arrancaron con el rasgar mítico de American Girl y ya el mundo se paró, imaginad, con los colegas saltando alrededor, con Fakeband y con una canción tocada y cantada de manera tan perfeta que os juro que pensé en aquel momento que Petty ya podía quedarse en su casa si es que no piensa venir.

La noche la remataron con rock'n'roll de la vieja escuela, Alfredo se marcó un Suspicious Mind de Elvis Presley antológico, una canción difícil y que si no dominas a la perfección te puede hacer quedar como la orquesta de una boda, pero no señores, una de las revelaciones de la noche fue Alfredo, el más Lennon de los Fakeband haciendo de Elvis, alucinante, pero es que además Txomín tiene a Little Richard metido en la garganta, y se marcó I'm Down y Twist And Shout de los Beatles ya con todo el respetable subiendose por las paredes, go-go bailando a la sixty en el bafle de los graves y The Fakeband al completo disfrutando de la noche, momento mod total, y mi amigo Alex Revolver con una cara de felicidad absoluta, que momento y que final de concierto.

Txomin tiene el feeling del Bruce jovencito, pero dulce como Gary Louris, y Alfredo remata los arreglos en un segundo plano con la acústica, algo que no pasa desapercibido, es tan bueno como Pit con la fender, y no digamos Iñigo y Juan, una sección rítmica con el R&B corriendo por las venas, contundentes y con mucha clase. Además de la fraternidad que siempre otorga el rock a quienes presenciamos espectáculos de este nivel, con la noche finiquitada se confirmó lo que desde hace mucho va de boca en boca y ya no es un secreto, al menos entre los mejores sibaritas del buen rock, la certeza de que The Fakeband es posiblemente una de las mejores bandas de cuantas hay encima de los escenarios en este país.

La prueba este concierto apoteósico donde sonaron como profesionales de técnica exquisita pero disfrutando a la vez cada momento con soltura y en perfecta comunión con el público que allí nos dimos cita, por momentos transfiguraron el Loco Club en algunos de los míticos palacios dorados del rock, desde Big Pink al Fillmore East, pasando por la Cavern, incluso con momento de auténtica lujuria nostálgica vía época dorada en los casinos de Las Vegas. Hubo magia en la noche.


Fotos cedidas desde el Espacio Woodyjaggeriano.

Comentarios

  1. Me alegro mucho de que te gustase el concierto. Yo, poco a poco estoy entrando en su mundo. Abrazos, Chals. En mi blog tienes mi versión sobre Berlín y Lou Reed.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un grupo que creo que debería gustarte mucho, hazte un favor, conociéndote fvete directamente a la canción Someone de su segundo disco y déjala sonar, luego ya me cuentas. Ahora voy a ver esa versión de Berlín, seguro que de bandera. Saludos Alex

      Eliminar
  2. Querido Chals. Fue un auténtico placer conocerte. Espero que sea la primera de muchas veces que coincidamos.

    Lo pasamos de miedo el sábado. Esta banda tiene mucha calidad, y los que amamos la música en vivo lo agradecemos enormemente.

    Gracias por tu mención. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo pasé de lujo, me alegra haberte conocido, estoy seguro que con los Long Ryders volveremos a vernos practicamente casi todos. Saludos y abrazos

      Eliminar
  3. Me alegra mucho que fuese tan mítico. Además se lo Curran, no cabe duda. Abrazos Chals!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad es que estuvo genial, unos auténticos figuras, saludos Ned y gracias por pasar

      Eliminar
  4. Mi enlace al mundo exterior, jajaja, qué grande eres. Me emocionas hermano. Qué gran finde hemos pasado y qué bien acompañados. Abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad my mestre, waterboys mediante, larga vida al cardhú y al exilio.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Courtney Marie Andrews - May Your Kindness Remain (2018)

Phil Cook - People Are My Drug (2018)

Charles Lloyd & The Marvels + Lucinda Williams - Vanished Gardens (2018)