Tom Petty & The Heartbreakers - Hypnotic Eye (2014)


"... una bandera que hipnotiza, confusión, gente gris y cabreo, Hypnotic Eye nos trae a un Petty crítico y guitarrero."

Siempre ha planeado sobre la carrera de Tom Petty la idea de que no tiene ninguna obra maestra a considerar en la historia del rock, junto a los Blonde On Blonde/Revolver/Sticky Fingers, para que nos entendamos. No es algo que diga yo, es una idea muy recurrente que he leído en muchas ocasiones a sibaritas de lo musical, se suele nombrar Damn The Torpedoes y no de una manera unánime, quedando Wildflowers y Echo como su obra a tener en cuenta de los últimos años. (por mi parte invito al personal a que revisen The Last Dj y Mojo). Y es que en cierta manera Tom Petty no ha revolucionado ninguna escena, ni ha sido pionero de ningún estilo, y si hablamos de ventas (cuando aún eran significativas en el rock) obtuvo muchos dividendos pero tampoco despuntó respecto a sus contemporáneos.

En cambio a cada disco que escucho de Tom Petty siempre llego a la conclusión de que realmente es "Él" la obra maestra en sí, Tom Petty y los Heartbreakers y su misma existencia son de por si un milagro, su música se extiende hasta nuestros días como la prolongación de la edad clásica del rock, son los 60/70 hechos dosmiles, el principio básico it's only rock'n'roll but I like it, solo que ahora le quitamos ese "only", es rock'n'roll y nos gusta a rabiar, son canciones de guitarras gloriosas, la dicción dylanosa y la luminosidad byrdiana. Además en su música pueden escucharse perfectamente ensambladas las ramificaciones básicas del rock, como si Orbison, Harrison y Dylan hubiesen otorgado al rubio la potestad formal para desarrollarlo a su antojo en aquel lejano encuentro a finales de los 80. Tom Petty bebió/bebe de la fuente y no del inmenso mar y puede que sea eso lo desconcertante entre una oferta tan diversa y plagada de revivals, o para quienes esperan una nueva biblia. Na na na, Tom Petty es el milagro.

Todo esto viene porque el adelanto de Hypnotic Eye, American Dream Plan B, no me engatusó de primeras, la impresión que tuve fue la de una canción asequible que sonaba a demasiadas cosas ya escuchadas, tracé de inmediato un paralelismo, Le Noise es a Psychedellic Pill, lo que Mojo a Hypnotic Eye, el primero se arriesga y recibe menos honores, el segundo juega sobre seguro y gana. Sí, había muchas ganas de Tom Petty y él ha querido ponernos en bandeja de plata que le queramos y que lamentemos cada día que pasa sin que venga a un país que antes prefirió volcarse en Human Touch que en Into The Wide Great Open.

Así que siendo yo consciente desde hace mucho tiempo de su magnitud como artista de gran recorrido, tenía claro desde el principio que le iba a dar las oportunidades que hicieran falta, dejando que repose como la masa, pués en el fondo sé que la idea de un nuevo disco de Petty no debe fermentar en la cabeza y de manera cabal y medida, tiene que producir un shock, debe hacerlo en el corazón como en su día me sucedió con Hard Promises, incluso con The Last DJ que pese a su baja puntuación en todos los rankins habidos y por haber siempre lo tuve en gran estima.


Y la verdad es que relajando ya la neurona de la novedad veo este ojo hipnótico como una celebración del rock en toda su grandeza, desde el principio con el riff de hard setentero de American Dream Plan B, el mismo feeling tienen otras como All You Can Carry y U Get me High, riffs concisos, simples y de un poderío inmenso al servicio del estribillo, el R&B trepidante de Fault Lines sabe a gloria en sus manos, grandísima canción, otras colarían a la perfección en discos nunca reivindicados, hablando del Dj de nuevo, y Red River que es la arquetípica cadencia de Tom Petty, el rock americano por antonomasia. Sorprende gratamente con el toque jazz-manoush a la Dyango Reinhart en Full Grown Boy aparentemente sencilla en su desarrollo pero llena de detalles muy cuidados, trenzado de guitarras sutiles, teclados en su punto, escobillas, letra evocadora, canciones como estas no son tan fáciles de hacer a no ser que tengas de tu lado a músicos de la talla de los Heartbreakers, encomiable la labor de Benmont Tench en todo el disco, ya sea con piano eléctrico, mellotron o cualquier cosa que tenga teclas. Una de mis preferidas es Power Drunk por ese riff arenoso y por su letra explícita contra el atontamiento que provoca la religión, afirmación valiente para ser yanqui (esperemos que no quemen sus discos), canción que puede enlazarse con Mojo, se prodiga el disco con riffs poderosos y Mike Campbell que se sale como siempre es habitual en él. 

Continúa la fiesta con Forgotten Man que nos lleva directamente al Mona de Bo Didley, es este un disco que no esconde sus influencias y tampoco las mancilla, para nada, al contrario, las enaltece. Pero reconozco que cuando se aleja del esquema riff-solo-riff consigue las canciones que más calan, y ahí con Sins Of My Mouth y su descarnada declaración me gana y me produce congoja, es de las pocas que he repetido hasta más de tres veces en ristre, que bien, es una balada, pero también los Heartbreakers son geniales cuando bajan las revoluciones, me muero por ver un disco con una visión más como esta canción. Se referencia a John Lee Hooker con Burnt Out Town, pedazo de blues para enmarcar, e invito a escuchar Saving Grace, la que abre Highway Companion, y plantear si sería necesaria la revisión de aquel disco considerado flojo. Cierra el disco otra de mis preferidas, Shadow People me pone, es incisiva en su letra, su riff ya escuchado anteriormente no empaña para nada, como en todo el disco, el territorio que pisa con firmeza. Aquí Tom Petty lo hace como nadie, maestro de maestros.

Hypnotic Eye tiene el vigor sonoro y el músculo guitarrero, razones que llevan a las comparaciones con sus obras pretéritas, a mi me da más bien por ver al mismo grupo que ya estaba en Mojo, un disco para que los Heartbreakers se explayen a su gusto disfrutando de su estatus, aquí más directo cambiando su mostrario de canción-jam a canción directa y más clásica. Además estamos hablando de unas letras abrasivas y con crítica fina, Petty crece haciendo letras, y en ese aspecto veo la lucidez de Dylan cuando mira por la ventana, como el Political World hecho disco y mostrando los matices propios de una sociedad que te fuerza constantemente a que te posiciones en algún bando, y todo ello situándose a sí mismo en primer persona en medio de todo el berengenal con cierto tono de desencanto por los constantes mensajes negativos que recibimos por doquier pero nunca perdiendo el norte ni dejándose avasallar.

Tom Petty y los Heartbreakers han logrado un buen disco, el sonido es perfecto y equilibrado, y las estructuras, riffs y melodías evocan el rock en toda su grandeza, pero si hay algo que me ha enganchado realmente a este disco es que no vive de la nostalgia y se empapa de todo lo que nos rodea, se moja sin aleccionar con una visión muy de andar por casa con la que me siento muy identificado, nos enseña una bandera que hipnotiza, la confusión reinante, gente gris y cabreo, Hypnotic Eye nos trae a un Petty crítico y guitarrero. Un gran disco, ¿el mejor de los últimos años? quien sabe, es simplemente Tom Petty, un milagro de nuestros días.


Comentarios

  1. Se va aconvertir en el disco de conversacion del año hay loas y hay criticas Bueno eso es maravilloso. yo soy mas critico por la unica y simple razón de que es tom y tal vez espero un runnin down a dream en cad disco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo que pasa con casi todos los artistas, todos tienen su runnin down a dream intocable, a mi si que me está gustando bastante, podría admitir cualquier premisa desfavorable respeto a Hypnotic Eye, es algo normal en el Petty de los últimos años, a mi me gustó Highway Companion, con eso que te diga... Saludos bernardo

      Eliminar
  2. Perfecta reseña que comparto basicamente en todo, disco que mola escuchar porque insufla buen rollo y sensaciones rockeras.
    Fantástico como siempre.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Insufla buen rollo por ver a Petty en una forma excelente, pero ojo con el transfondo querido Addi, hay aquí un tono a desencanto muy actual que a su vez hace que me guste más de lo que concienzudamente debería. Un gran disco de rock de guitarras. Saludos Addi

      Eliminar
  3. La obra maestra es él y sus Rompecorazones nunca mejor dicho pero para mi este Hypnotic es de sus mejores discos, me pone mucho y no sé muy bien por qué. ¿Será eso que dices de ser actual respetando su legado? Yo qué sé, el caso es que roquea y punto.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. para mi tiene un gran handicap, que es precisamente que sea novedad y que no haya salido en los 90, hay buenas canciones, a mi particularmente me gustan las diferentes, el jazz, el R&B, ese Sin Of My Mouth descarnado, y ese Shadow People final, ese punto de riff-solo-riff a piño fijo en unas cuantas canciones es lo que ha despistado a más de uno, solo que si se sigue el mismo deserrollo de esas mismas canciones son puro Petty. Saludos Joserra

      Eliminar
  4. Chals, has escrito el mejor análisis posible no solo de Hypnotic Eye sino sobre Tom Petty. El segundo párrafo es para enmarcar. Cuanta razón!

    Soy un gran fan de Petty (tengo todos sus discos) y siempre pienso en el como el futbolista total. No es un 9 en nada pero no baja del 8 en ningún aspecto. Y para mi Wildflowers es una obra maestra absoluta. Ademas ya sabes que tengo predilección por Hard Promises, entre otros.

    Con Hypnotic Eye no he conectado mucho. Le veo un pelin aburguesado desde hace unos años. Hecho en falta su sensibilidad particular (que Jeff Lyne sacó a relucir en los tres discos producidos por el). El grupo esta mejor que nunca, eso si. Suenan increíbles y compactos. Pero el disco me ha dejado un extraño sabor a pequeña decepción.

    Eso si, Jamas le abandonaré. Es insobornable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mansion, viniendo de ti que sé que eres un gran lector de literatura rockera es un alago, como dice Joserra no es un disco para forzarse porque el ser novedad no le sienta bien, déjalo reposar, y en uno de esos largos trayectos diarios prueba a dejarlo sonar sin más, tiene cierto desencanto en todo el disco que casa muy bien con algunas situaciones diarias que nos tocan vivr, el tono de Petty en este disco es muy importante. Saludos mansion y gracias por pasar

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Courtney Marie Andrews - May Your Kindness Remain (2018)

Phil Cook - People Are My Drug (2018)

Charles Lloyd & The Marvels + Lucinda Williams - Vanished Gardens (2018)