Eddie Vedder - Into The Wild (2007)


Hace tiempo que tenía ganas de hablar de esta banda sonora firmada por el frontman de los Pearl Jam. Podría caer en todos los clichés al respecto y alguno tocaré, cosa que poco me importa, es lo que hay, y es que me parece un gran disco a considerar, película a parte.

No voy a dármelas de entendido de la banda, ni de fan fan, pero sí soy un seguidor a quien interesa no perderlos de vista de manera definitiva. De entrada genuflexiono ante Eddie Vedder, tipo comprometido y sin pelos en la lengua, sensato y con mucha lógica, nada de desplantes sin sentido, con cabeza, que si se tercia dar esquinazo al aburrido establishment musical, igual que pasar olímpicamente de reportajes y portadas, o dedicar serie de giras exclusivas para denunciar alguna injusticia (que hay donde elegir...) sí, muy grande me parece este señor, ejemplo a seguir en cuanto a compromiso y rock se refiere. Todo esto no tendría mucho sentido desde un punto de vista artístico si, bajo mi humilde opinión, no fuera una de las mejores voces del rock así en general y sin delimitar por épocas y estilos, no ya por su timbre y técnica, más porque da personalidad a todo lo que hace, y eso hoy por hoy hay que valorarlo, para mí un clásico en ese aspecto.

¿A caso no tiene obras maestras en su haber? pues al menos un par con su banda que puedan considerarse imprescindibles, más allá del seguidor acérrimo y para todo amante del buen rock que se precie, Versus y Vitalogy me parecen de diez, y No Code un gran album poco valorado en su discografía, el día que escuché Who You Are y Off He Goes, temazos absolutos, dejé de entender a todos los que recriminaron... ¿el que?, en Versus ya estaban estos Pearl Jam más acústicos y, como imaginaréis, siempre me atrajo muchísimo más su sonido menos musculoso y arquetípico de un tiempo a esta parte, puede que a medida que mis querencias musicales se han ido escorando al lado folkie de la vida. Que yo sé y tengo claro que Riot Act y el Aguacate son discos guitarreros para reivindicar cuando sea y a la hora que sea, con Yield que es de los que más he escuchado, Backspacer engatusa con ese lado pop que podría ser una buena mecha que prender, y el último del rayo prefiero no mencionarlo por que no llevo un nivel de escuchas considerables para tener una opinión clara... no, no voy a negar que pese a no haber redondeado un disco para sobresaliente en los últimos años si han ido dejando canciones para enmarcar. 

Pero del nuevo milenio a esta parte y hablando de colección de canciones y entre todo lo cantado por Vedder, me quedo con Into The Wild, de manera clara y sin margen para la duda. Nunca hubiera imaginado unos mejores Pearl Jam que lo que aquí acontece. 


La temática va ligada a la película, pues se alimenta de su argumento, pero a su vez no necesita de ella para subsistir como artefacto individual y dentro de la carrera del propio artista, es más, yo diría que perfectamente podría superponerse la personalidad del protagonista con el ideario propio de Eddie Vedder, siempre franqueando los límites de la sociedad y derrumbando sus taras a golpe de sensatez y humanidad, siempre sin concesiones, lo que ahora calificand como anti-sistema los sinvergüenzas de los despachos. Un término que va muy ligado a Vedder y a esta película.

Pero mirad, independientemente de la calidad fílmica de la obra audiovisual a la que se le podría sacar mil y un "peros", tiene algo muy poco habitual en las películas en cartelera, y no es dar respuestas, quien os diga que tiene la respuesta os miente, o es pretencioso, o quiere ganar mucha pasta, se trata más de poner encima del tapete y al descubierto las preguntas adecuadas que nos replantéen como sociedad junto con todos los valores que ella conlleva. Nos necesitamos como comunidad bien avenida, necesitamos nuestra naturaleza sana y estar en contacto con ella, necesitamos dejar de basar nuestras vidas en la competencia a todos los niveles, comercial y emocional, algo que por desgracia desde muy pequeños nos inculcan en la escuela de manera sutil y sin miramientos, y posiblemente también necesitamos sentarnos alrededor de un fuego y mirarnos las caras para volver a conectar con nuestra esencia, y no hablo de perfiles y muros, hablo de que o empezamos un cambio en cada uno de nosotros... o... todo peta. Y ahí las canciones cumplen con esa pretensión básica comunicativa.

Que vale, las típicas reseñas hablan de que si sólo roza el rock, que si el ukelele, que si es banda sonora, que si sonido predominado por la acusticidad, pero aquí sobretodo hay grandes canciones. Desde su primera, Settin Fourth ya de por sí podría considerarse una de las grandes de Pearl Jam, como No Ceiling que cumple con nota alta, al menos en cuanto a su sonido y fraséo y dejando de lado firmas oficiales, a mi me lo parece, que bien sin ser mala Far Behind suena a ya escuchada y podría decirse de ella que es un muy buen relleno. Y con Rise ... "llegó el ukelele" pero de que manera, sin abusar de él (ejem... Ukelele Songs) Vedder sabe sacarle todo el partido que se le puede sacar a un instumento como el ukelele, pero es la canción, grandísima, como Guaranteed que es gloria bendita folkie, por estas dos el disco ya merece ser escuchado. Long Nights tiene ese punto de fuga REM, distintos origenes mismo destino sónico. Y por supuesto las dos grandes versiones en el disco, por una parte Hard Sun de Indio (Gordon Peterson), que le va como anillo al dedo a la voz de Vedder y al contexto propio de disco y película, y Society, fantástica versión de Jerry Hannan, poco conocido artista que descubrí aquí, y que por contraste me hizo ver el porqué es tan grande el sr.Vedder, la hizo suya por completo, la letra es al menos inspiradora. Oigan, que hasta la instrumental The Wolf, y el lamento/oración End Of The Road, las tengo en un altar.

Un sonido acústico que le sienta muy bien a la voz de Vedder y que digan lo que digan, fans, entendidos y detractores, me la sopla en lo más profundo del alma, me hace ver que Eddie Vedder crecerá aún mucho más como artista a medida que los años vayan cayendo a sus espaldas, y si puede ser con la libertad de no tener que arrastrar una banda y sonido determinado. La película sólo la he visto un par de veces y no creo que lo vuelva a hacer, con su recuerdo me basta, en cambio acudo a esta banda sonora de manera habitual y desde que la descubrí. Gran disco.


Publicar un comentario

3 Comentarios

  1. El film no está mal pero... sí, la banda sonora es la leche. Yo no soy fan de Pearl Jam, no como Don Guzz, pero bueno, son una gran banda. Me hice de Vedder curiosamente al escucharle cantar una de las canciones de The Who con la que me siento muy identificado, I´m One, se titula del Quadrophenia. Escúchala por ambos y sabrás porqué. Le va como anillo al dedo. Tiene vozarrón el tío.... Abrazo Chals!!! Por cierto, me siento viejo, he visto que Vedder tiene ya 50!!!! ostias!!!!

    ResponderEliminar
  2. Soy fan fan y admirador rendido del Vedder cantante, politico, reivindicador o lo que se le ocurra al buen señor. Siendo sinceros aqui, bso y pelicula van de la mano y creo que casan muy bien. La sensibilidad de Sean Penn y la de Vedder se abrazan. Solo el disco hubiese resultado algo autocomplaciente creo. Respecto a tu comentario de No Code, lo hubiera escrito yo mismo. Nunca entendi el bajon que algunos vieron. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Pues me gusto más este disco que el 99% de la discografia de Pearl Jam. realmente me sorprendió

    ResponderEliminar