Por Amor A la Música: Herb Alpert y Lani Hall / Herb Alpert & the Tijuana Brass - "The Lonely Bull" (1962)

Esta semana Bernardo de Mi Tocadiscos Dual nos propone la pareja Herb Alpert y Lani Hall, para ello se sirve del disco Sun Down Lady de Lani Hall. Interesante propuesta en cuanto a decubrir la importancia de este hombre en el devenir de la música digamos easy listening situada de manera equidistante entre las producciones soberbias y el toque latino/mexicano.

De la vida amorosa de la pareja poco sé que no hayáis indicado ya, pareja bien avenida que al menos delante de los focos y hasta el día de hoy parecen mirarse con los mismos ojos de tórtolos.

La propuesta anda lejos de mis querencias musicales, aunque es innegable su importancia en la música ya sólo por el sello A&M, la gran cantidad de producciones en las que ha participado de manera activa y su clara influencia sobre el mundo de la música empezando por darle a la música comercial americana un punto exótico con sus riff de tropeta mariachi y las composiciones de clara ascendente latina.


Así que siendo un auténtico neófito en el tema, me decanto por una obviedad como es The Lonely Bull (1962), un disco que no hubiera escuchado nunca si no fuera por el juego en cuestión, y al que en última instancia hay que reconocerle muy buen gusto en la instrumentación y en la elección de temas.

Este disco además de uno de sus mayores éxitos fue inspiración para una ingente cantidad de agrupaciones con el mismo denominador común pero con resultados no todos de tal calidad. Herb Alpert elige muy bien las composiciones, bailando entre las querencias mariachis en Mexico y The Lonely Bull, la loable aproximación a la bossa con la impepinable Desafinado, composición agradecida a la que le sienta bien cualquier estilo (todo sea dicho), la música de baile pop del momento en Limbo Rock, todo con una instrumentación muy jazzy donde se permite el lujo de darle protagonismo a la mandolina si se tercia, gusto que dignifica este easy listening, música de cóctel/ascensor si prefiere, por encima de otras propuestas de similar intención comercial.

Si por algo fueron grandes los 60 y los 70, entre otras muchas cosas, supongo que fue por la gran cantidad de propuestas que aunque dirigidas a una gran masa de consumo disponían de una calidad incustionable. Herb Alpert es uno de los mejores ejemplos.


Publicar un comentario

6 Comentarios

  1. Pues para serte sincero no tengo ni idea de esta pareja, pero sienda recomendación tuya y de Bernardo ya tengo bastante información para creer en ellos a pies juntillas.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Reconozco que en la elección de la pareja ha venido motivada por la semana de San Valentin y por lo exotico de las ideas musicales de la msima alejadas lo normal para rockeros He de reconocer que The lonely Bull es un excelente tema y disco, lógicamnet no para escuchar día a día y al completo pero si para terminar o encabezar esas cintas casette de recopilación de temas favoiritos para el coche. Recomiendo muy y mucho los discos de Herb y Sergio Mendex. Obligatorio Equinox realmente magnifico este al completo.

    ResponderEliminar
  3. Easy listening, ese es el problema para mi jajaj, no en serio, cada entrada que os leo sobre la parejita, bien juntos, bien por separado, voy aprendiendo, porque ni idea de ambos,y mira que hay nombres que si que controlo relacionados con él, sin que yo lo supiese, claro está

    ResponderEliminar
  4. Lo dicho en todos mis comentarios, un gran musica al servicio de musica insipida.Perfecta para poner en un acensor o en el carrefour!
    Son grandes temas y bien interpretados, pero el Easy Listening me gusta con mas Martini!
    A+

    ResponderEliminar
  5. Una de mis primeras opciones. Luego le eché un vistazo a los trabajos posteriores y me gustaron bastante más. Pero he de reconocer que Herb y yo hemos conectado... ¡Que viva Tijuana Brass!

    ResponderEliminar
  6. Llego tarde, lo sé!, espero que acepte mis disculpas porque ultimamente los fines de semana no ando mucho por casa.

    Escuchado lo escuchado, creo que me quedo con su etapa crepuscular, no sé, los metales mariachis siempre me parecieron demasiado horteras, me quedo con el hilo musical 'cool' y 'high class', con ese 'smooth jazz' de chorro a presión y masaje aceitoso...

    ResponderEliminar