Por Amor A La Música: The BellRays - Hard Sweet And Sticky (2008)

Nueva ronda del juego semanal PAALM con la consigna de parejas en el escenario y en la cama, esta semana a cargo de Pupilo que ejerce de maestro de ceremonias con la pareja Lisa Kekaula y Bob Vennum, más conocidos como The BellRays. Nuestro compañero nos pone en la onda del grupo y reseña de manera excelente su disco debut Let It Blast. Y como Pupilo, opino que esta banda no ha obtenido todo el reconocimiento que merece, con una discografía como la suya y una propuesta donde el adjetivo "auténtico" deja suponerse desde el minuto cero de cualquiera de sus discos. 

Lisa es el auténtico corazón del grupo, una fuerza arroyadora que se come con patatas a cualquiera de las nuevas divas del soul que se le ponga por delante, junto con Bob Vennum forman el núcleo fuerte de la banda, aunque puede decirse que Tony Fate ha sido durante la mayor parte de sus discos quien les ha dado la potencia guitarrera. Esta combinación les ha dado su carácter garage-soul, influencias evidentes, pero pocas veces empastadas con tanto atino, es lo que me atrae realmente de su música desde su Let It Blast hasta su último Black Lightning, sea más sucio o más estilizado, la clave está en su manera de absorver las influencias de su Detroit natal, desde los MC5, pasando por los Stooges y la Gladys Knight de los 70. Más que un grupo de punk-rock con voz soulera, me refiero a la fluidez con la que ambas influencias convivien de la mano, debería considerarse como un grupo de Detroit-Total, no sé si me explico.

Y como muchos otros grupos de trayectoria más o menos extensa, en su caso con unos catorce discos si contamos rarezas y demás, y más de veinte años rodando, su discografía podría partirse en dos a partir del abandono de su guitarra Tony Fate, cosa que debería haber supuesto un duro golpe más porque sus composiciones forman el grueso del repertorio de la banda. Y no ha sido tanto en cuanto a calidad, si en el sonido, dando más espacio al componente soul y estilizando las guitarras. Matiz que ya se intuía con su laureado Have A Little Faith, y con Fate aún entre sus filas. Disco que en cierta manera les ha hecho adquirir cierto reconocimiento en el viejo continente, al menos como banda de culto entre los degustadores del mejor rock, pués en EEUU no son aclamados como gran grupo que son ni mucho menos. Y además se considerará para los restos como su obra maestra, y la verdad es que me parece perfecto, grandes canciones e intensidad a raudales, es su disco más equilibrado, perfecto para ampliar su audiencia sin perder demasiados fans de base (si es que aún existe tal denominación de origen en estos tiempos modernos) que añoran la urgencia punk.


Aunque para mí, a falta de escuchar a Rosethorns publicado bajo el nombre Bob and Lisa (fantástica recomendación de Mi Tocadiscos Dual, desconocía su existencia y tiene toda la pinta de joya escondida), aquel éxito del 2006 va de la mano con este Hard Sweet And Sticky de 2008. 

Con Tony Fate fuera de la banda Bob Vennum se colgó la guitarra y entró en nómina como bajista Billy Mohler. Un cambio considerable en la formación y la constatación de que esta pareja hará bien cualquiera cosa que se proponga, con guitarras a todo volumen, con su espítiru en la Motown ó en acústico, lo tienen y este disco para mí es la prueba definitiva. En cierta manera este es como un disco debut, el que a la pareja le hubiera gustado grabar desde el principio, como decía antes, muchas divas del soul matarían por alguna de las canciones que hay en este disco, y perfectamente, aunque no es el caso, deberían haber copado las ondas herzianas en un mundo justo y normal.


La portada da por hecho el dulzor, y The Same Way nos mete de lleno en el nuevo espítiru del disco, un country-soul para quitarse el sombrero, esta mujer hará cosas grandes, la guitarra está, una línea sencilla y efectiva, nada que ver con sus discos pasados, aunque no del todo cierto ya que apareció en su Raw Collection (2003), y para cuando los fans de toda la vida tienen las manos en la cabeza llega la segunda One Big Party que recuerda que no han olvidado las guitarras, puede que ahora más estilizadas y producidas, pero en esa perfecta comunión que les caracteriza, como Infection, al sr. Vennum no puede echársele en cara que no domine la guitarra, una gran demostración de su poderío, potente. En Coming Down continúa su empaste de rock y soul a la perfección.

Pero es cuando llega Footprints On Water cuando no me cabe la menor duda de su grandeza, con un cambio de registro tan grande y sin peder un ápice de esa esencia de autenticidad que siempre transpira todo lo que canta Lisa, un soul-pop que de haber cantado Macy Gray hubiera estado semanas en las listas, excelente con el permiso de todos los mecánicos en sus garages de Detroit, y por cierto compuesta por Tony Fate y ya publicada en In the Light of the Sun (1993), grabación seminal casi desconocida que mostraba la mayor querencia soul de la banda antes de su debtu oficial. Como el terciopelo funky de Blue Against the Sky, rendido me tiene a sus pies, pero ojo, el bajo tensa de nuevo la música hacia sus inicios con Psychotic Hate Man, del cielo soul a la tierra rock, vuelve la potencia.

Otra de mis favoritas es la suave The Fire Next Time, muy buena canción que me recuerda la mixtura racial y pop de Nina Simone y la emotividad de Bettye Lavette, joya de mucho kilates, como lo son los séis minutos de Wedding Bells. That’s Not the Way It Should Be como Psychotic son trayazos de potente rock. Aunque entre todos sus guitarrazos en el presente disco me quedo con Pinball City, la que cierra el disco, con un bajo que parece rugir como un motor en las calles de Detroit, demostración de que si quieren pueden volver a su garage a los mismos niveles si se lo proponen.

Siendo sincero, me encantaría un disco puramente soul, o racial si preferís, necesito un clásico que actualice la Motown, y estoy convencido que un artefacto de esas características y a tenor de lo que en este disco se muestra, sólo podría salir de la garganta de Lisa Kekaula. Hard Sweet And Sticky duerme a la sombra de su anterior disco, para mí es una confirmación de grandeza más que un paso atrás. Bien por los BellRays y por ese nuevo proyecto bajo el nombre de Lisa & The Lips y que ando descubriendo estos días, un gran disco que no se ha tenido muy en cuenta.

Comentarios

  1. lo dificil de los Bellrays es decidirse como señalas por algún lp.sin embargo pese a todo la segunda etapa de la banda es la que más me atrapa por ese giro menos detroit y más soul funk. que remata de forma magnifica en el disco de Lisa and the lips uno de los mejores del año pasado a mi criterio. El de bob and Lisa es como si te elos encontrses ene l metro o en la calle interpretando sus temas más puro imposible.

    ResponderEliminar
  2. Tengo que ir poco a poco con esta banda y después de leer tu entrada este será mi siguiente paso con The Bellrays. A mi me gusta mas su vertiente punkarra, pero sin dejar de lado su faceta mas soul. Me tienen pillado, la verdad. Para mi uno de los grandes momentos de este juego. Un saludo, Chals.

    ResponderEliminar
  3. Lisa y sus Bellrays es una banda que sabor añejo y regusto actual! Sex psitols con Tina Turner al frente me solto un colega!
    A+

    ResponderEliminar
  4. Compruebo que el colega chals le está dando muy buenas sensaciones esta ronda y esta banda. En cuanto a "hard....", que te voy a contar? Amo también este álbum, De esta segunda etapa, quizá no tanto como "have a little faith" o su acojonante también "black lightning" pero el nivelazo y el feelin' son increíbles.

    Postazo mestre, hacen falta textos como el tuyo para reivindicar el impresionante legado de esta banda, por cierto, sabes con seguridad si es una separación definitiva?

    ResponderEliminar
  5. Gran elección. Lo único que nunca me ha gustado de este disco es su portada, me da repelús. Manias. Por cierto, yo soy de su sonido mas high energy, aunque me emocione ese aspecto soulero de Lisa.

    ResponderEliminar
  6. Si que es cierto que a partir de la salida de Fate se nota que las cosas son mucho más... "smooth". Y fíjate que hace menos de una semana que los conozco pero casi me he escuchado su discografía completa. Hay que reivindicar a The BellRays, crowdfounding ya!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Courtney Marie Andrews - May Your Kindness Remain (2018)

Phil Cook - People Are My Drug (2018)

Charles Lloyd & The Marvels + Lucinda Williams - Vanished Gardens (2018)