Por Amor A La Música: Beck - The Information (2006)

Esta semana le toca turno a Pupilo, que por cierto últimamente está que se sale con sus posts, y aunque Ginger Baker no haya salido del mundo del jazz 'aceptamos barco', ahora podemos considerarlo como tal por sus diversos proyectos, algunos con el jazz como protagonista. Un músico que ha dignificado la batería, como bien apuntaba, junto a Keith Moon, dándole una personalidad propia y un protagonismo inusual en el rock, algo que sin realizar en un ámbito jazz en sus años gloriosos, digamos que le une al género, además el descubrimiento de Hawkwind bien merece un post como el que se ha marcado, un grupazo no muy reconocido con un disco como Levitation para quitarse el sombrero.

La batería. Ya sin entrar en el jazz, la batería es un mundo en sí, con ese encanto primario y primitivo que de pequeños nos empujaba a golpear un tambor como si la vida nos fuese en ello, digamos que en casi todos los casos el primer vehículo expresivo en nuestra infancia. y puede que haya sido en el jazz donde la batería ha encontrado su mejor campo de expresión, pienso que la mayor apertura y libertad en las estructuras dan pie a ello, cosa a la que no estamos acostumbrados en el rock donde la base rítmica, bajo y batería, juegan un papel primordial en el empaque y el cuerpo del sonido, pero pocas veces como protagonista, cosa que en el jazz no ocurre, la cantidad de bateristas buenos es increible, sin ir más lejos uno de mis jazzman favoritos es Art Blakey, quien firmó con sus Jazz Messengers una parte importante de la historia del jazz como líder, y como side-man dejó su huella en discos para enmarcar. Max Roach, Buddy Rich... la lista es inmensa.

Lo que más me fascina de la batería en el jazz es el factor racial, como dice la frase tan popular "los blancos no la saben meter", en cuanto a rítmo se refiere podríamos decir que eso es una verdad como un templo, casi toda la música de origen occidental/europeo carece de ese elemento, puede que la música clásica de origen germano y/o vienés, europeo vamos (ahora sí, divangando) ayudase a ello, grandes orquestaciones, armonías perfectas y cadencias de fantasía, pero el ritmo y la percusión desde siempre suelen ser una comparsa que marca un tiempo determinado (generalizando a tope). Atajando rápido hasta plantarnos en los campos de algodón, hay que reconocer que cuando los africanos llegaron al Delta (esclavizados, todo sea dicho) entonces dieron a la música contemporánea ese plus que le faltaba, el origen del blues y el jazz mucho tiene que ver con la rítmica tradicional africana, esa manera natural de sincompar los ritmos es su seña de identidad, algo vital y fresco que no tenemos en el rock, algo fascinante, ahí queda la disertación. 


Así que tendría su lógica que el mundo del rock necesitase del jazz para dar matices con más profundidad a la rítmica. Pero es más difícil de lo que parece encontrar un músico de jazz en un disco rock, parece como si al mundo del rock nunca le hubiese interesado profundizar en ese aspecto, vale, tenemos el jazz-rock y a Soft Machine (entre muchos otros) en una vena más progresiva pero compleja para mis gustos, y luego tenemos el soft-rock de los 70, donde más que la esencia y estructura, se trataba de la sonoridad, de la parte más blanca del jazz. Y la verdad es que me ha costado decidirme sin caer en la trampa, tenía a Tom Waits a la punta de la lengua, pero Waits tiene más de jazz, aunque trasnochado, que de rock, así que al final he optado por un disco que no ha hecho historia, ni puede considerarse un clásico, pero que en su día me gustó, y además cumple con todos los requisitos.

El baterista elegido es el sr.Harvey Mason, ilustre jazzman que ha acompañado a la flor y nata, Miles Davis, Chet Baker, Freddie Hubbard, The Brecker Brothers, Ahmad Jamal, Eddie Henderson, Herbie Hancock...(entre otros), y a su nombre otros tantos, creo que séis discos entre el 75 y el 96, bueno bueno, en el jazz lleva lo suyo, y hablando del soft-rock, ha estado precisamente con Carole King a principios de los 70. En el 91 formaría Fourplay, una banda de jazz contemporáneo con una discografía una tanto irregular, sengún los entendidos, de la que cabría destacar el disco Elixir, en definitiva la excusa perfecta para salir a la carretera y disfrutar tocando. Mason también tuvo su momento super ventas con el hit disco del 79 Groovin' you. La verdad es que no conocía la carrera de Harvey Mason, no podría contaros mucho más de lo que podéis encontrar en los proveedores de info de turno, sólo que a él, he llegado gracias a The Information del sr.Beck Hansen, quien me ha tendido un puente de plata para salvar la semana en PAALM. 


De Beck se ha dicho de todo, tuvo su momento como rara avis en el rock alternativo de los 90, he llegado a leer que en esencia Beck hizo algo parecido con el rock a lo que hizo Dylan salvando (muchísimas) distancias, en cuanto a la modernización del mismo, sampleo, ritmos hip hop, anarquía en las melodías y estructuras... bueno, bueno, muchas veces el fragor de la novedad hace sobredimensionar demasiado ciertos discos a los que sólo el tiempo puede dar la razón. Beck Hansen despierta sensaciones encontradas entre la crítica, para mí es un artista con personalidad propia y mucho ingenio, y unos cuantos discos que me gustan, además del siempre nombrado Odelay, Sea Change es muy bueno, Midnite Vultures sería otro momento inspirado, su más reciente Modern Guilt me encantó, debo recuperar a este artista del olvido. 

Y en mis gustos, justo detrás de éstos referenciados está The Information. Un disco que puede que no esté muy bien considerado entre sus fans de base por su aparente suavidad sonora, pués transcurre como un leve chill out urbano. Aunque a mí siempre me pareció muy trabajado, sólo tenéis que informaros de la cantidad de colaboraciones e instrumentación del disco, es una gran producción. Noveno disco de Beck, el chaval ya tiene un recorrido (cosa no muy valorada en la actualidad), para la ocasión trabajó con el productor Nigel Godrich (Radiohead), y construyó el estudio de grabación en el jardín de su casa donde ambos escribieron algunas de las canciones, una peculiar manera de captar el ambiente urbano, él mismo lo llamó 'hip hop introspectivo', una grabación dolorosa en su proceso, que le costó de parir, lo llegó a grabar hasta tres veces. A cada canción hizo su video que fue colgando en su web, y con la edición del disco regaló un dvd con todos ellos, además llevaba unas calcomanías para hacerte tu propio diseño en la portada casi en blanco cuadriculada, lo que no se invente este chaval... marketing a parte, la temática del disco es ciertamente muy oscura, para mi sorpresa en el wikipedia se hace una gran reseña del disco que aconsejo para quien interese, (vale, estoy vaguete). 

Sólo apuntar por la cuenta que me trae el juego, que The Information es un disco donde la batería y la percusión es importante, además de Harvey Mason, el disco cuenta con otros tres percusionistas. Un ritmo que marca de manera sobresaliente el ritmo vital, muy urbano. Disco impregnado del desencanto de aquel 2006, a un año de la reelección de uno de los presidentes más nefastos de la historia de Norteamérica (y el mundo), y poquito antes de que esta debacle social se personara tan claramente, aunque un disco actuál, que en cierta manera se adelantó a su tiempo en su trasfondo, describiendo una vida diaria que transcurre a un ritmo que ni nos planteamos, sin cuestionar ciertas sandeces que aceptamos como parte del contrato. No sé si Beck ya se imaginaba que los móviles pocos años después serían el centro de nuestra existencia, Cellphone' Dead un muy buen recitado, y Náusea otra gran canción, un disco que hace buena compañía si gustas de auriculares en los trayectos callejeros. 


Publicar un comentario

6 Comentarios

  1. No soy muy amante de Beck , respeto muhisimo su enorme inspiración pero siempre lhe estimado un grado de inconsistencia en sus discos llenos de grandes temas pero también de perdidas de cabeza. Respecto a The information pues es de los que más me interesado de él tal vez porque me recordaba un monton con esos toques electrónicos y rap a los primeros tiempos del rap Grandmaster flah, RDC,... y sobre todo a mis adorados TOM TOM CLUB .este post me ha vuleto a recordar esos tiempos por lo mira por donde los voy a rescatar del olvido junto a este disco mira por dónde asi que thanks for you

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo Chals, te agradezco ese primer párrafo, ¡me sacas los colores! pero no exageres, sin ir más lejos la disertación sobre la batería y el 'factor racial' y rítmico que te has marcado es insuperable...a pesar de que estés 'perezoso', ja,ja,ja. Es broma.

    Bufff, Beck!!! Lo tengo más que abandonado, hace muchísimo tiempo que no pasa por mis pabellones auditivos y, quizás, mucha parte de culpa la tuvo la crítica que lo endiosó al igual que unos Strokes o unos The Killers por citar tan sólo dos ejemplos. Siempre me gustaron sus atmósferas 'vintage' pero también siempre heché en falta más melodías infecciosas y menos experimentos sonoros en sus álbumes. Eso sí "Odelay" y "Midnite Vultures" son buenísimos.

    Inmejorable elección compañero, a la altura de tu leyenda.

    ResponderEliminar
  3. Tampoco soy gran seguidor de Beck...respeto lo que hace pero no suele gustarme sus discos...Tengo el Odelay y rara vez llego al final!Lo que es indudable es que es un gran musico y visionario...Ignoraba que Harvey Mason prestara sus parches a un trabjo suyo!Tu post esta genial como de costumbre...esta semana estais todos a un nivel muy alto!Yo tengo que ponerme las pilas para la proxima ronda...
    A+

    ResponderEliminar
  4. Bck, Beck, Beck, lo siento nunca he podido ni con el ni con los estilos que toca, muy complicado para mi, no me entra, se le ve que tiene calidad, originalidad, pero no es para mi. Sin embargo que te conste que he disfrutado como un chaval leyendo tu post, interesantes reflexiones las tuyas, un saludo, Chals.

    ResponderEliminar
  5. Joder que pedazo de post!! Los párrafos reflexivos siempre te quedan de diez querido Chals, hoy no iba a ser una excepción.
    A mí Beck si que me gusta, aunque también es cierto que no soy un entendido ni mucho menos. Agradezco por eso no haber escogido este disco para el juego, se ve que tú controlas muchísimo más.

    ResponderEliminar
  6. Coño leyendote me dan ganas de escuchar a Beck de nuevo y darle una oportunidad otra vez, ya que en los 90 me dejé caer por su propuesta, pero sin convencerme. Lo que si pienso es prestar muchísima más atención a los bateras de jazz

    ResponderEliminar