Loquillo y Trogloditas - La Mafia del Baile (Hispavox, 1985)

Que si, que me queda claro. Pero señores, no voy ahora a perder el tiempo con el Loquillo personaje, ni en sus declaraciones y tal... No se trata de eso. Si no lo hago con otros artistas, digamos, menos cercanos ¿Por que lo voy a hacer con Loquillo?

Aún me resulta realmente increible lo que hizo Loquillo y Trogloditas en los 80 en sólo cuatro discos: Ritmo de Garage, La Mafia del Baile, Mis Problemas con las Mujeres y Morir en Primavera. Tiene su mérito que un grupo de jóvenes supiera enfocar tan bien y tuviera tan claro que es lo que quería y hacia donde quería dirigirse desmarcándose musicalmente de "la movida" a base de un gran fondo de armario en cuanto a influencias se refiere. Su punto de partida fue la estética rocker, que ya con el Ritmo de Garage consiguieron revitalizar entre muchos jóvenes del momento, pero no se quedaron presos de su imagen. Supieron hacer algo muy similar a sus admirados The Clash, así pués desconcertaron a bastantes fans ya con el tupé en alto siendo realmente eclécticos, rockabilly, country, garage, ska, swing, punk... fueron algunos de los estilos que destilaron con un denominador común: mucha actitud, elemento fundamental que hizo que sus discos a pesar de esa diversidad estilística fueran sólidos y únicos.

Tengo esos discos en un pedestal, y según épocas me da por cogerme la discografía de los Trogloditas y escucharla de nuevo, y señores: que repertorio!. Hoy me quedo con La Mafia del Baile. Fue su gran salto de una discográfica independiente a otra con mayores recursos, no obstante no dejaron que les tocaran ni un pelo su determinación artística, es más, acentuaron su socarronería y su subversividad con un puñado de canciones que enfrentaban su lado más salvaje y guitarrero a su lado más pop. Tal pretensión viene desde una portada en la que la banda posa en lo que parece ser una armería, tenían muchas ganas de provocar. Algunas de estas canciones son aún hoy por hoy muy conocidas, inmortalizadas de nuevo en el directo A Por Ellos, digamos que Carne para Linda, Chanel, Cocaina y Don Perignon y Rock Suave son tres temazos sin discusión alguna cuyas letras seguramente podríais recitar de memoria. Sin embargo desde siempre son esas otras canciones desterradas de las directos las que para mi les hicieron especiales, muchas de ellas incluso hoy en día serían prohibidas seguramente por saber poner el dedo en la yaga, y en eso también fueron muy buenos.

Bajo Banderas contiene los versos más subversivos de toda su carrera, Loquillo te enfrenta quieras o no quieras a algunos de los grandes males de la humanidad haciendo algo totalmente trangresor, que es ni más ni menos que representar la bajeza humana en su estado más puro. Aún hoy este country-western me resulta magistral y único. Un disco donde pueden convivir sin extrañeza canciones tan diferentes a la comentada como La Calle Donde Ella Vive, tonada con mucho swing y una trompeta jazzy que dibuja sin esfuerzo una noche cualquiera en una bucólica calle de una ciudad cualquiera. Con Himno De Prostitutas no hay que ser demasiado avispados para entender que Loquillo y compañía era conscientes de la situación de los artistas en aquel momento, un himno que da para ser coreado y que por desgracia aún podría estar de moda. Fin De Semana equilibra a la perfección dos de sus grandes capacidades en una letra sencilla pero adictiva, la balada frente a la potencia rockera. Y curioso como en una generación tan cercana a la dictadura se dieran tan pocas canciones como El País Te Necesita. Igual hacen referencia a Buddy Holly, en Las Sombras del Autocine, a los Who, los Jam y incluso a Ray Davies en Leyenda, su homenaje a Flowers, el mítico fotógrafo del rock. Trepidante el ska-rock Faraón y Supersonica encantadora y romántica, romanticismo rock'n'roll con Loquillo rompiendo el estereotipo de rockstar haciendo sus primeros pinitos en el arte crooner, y la verdad es que sale indemne del intento.

Pueden buscarse las justificaciones que prefieran para dejar a Loquillo a la altura del betún, pero es y ha sido un grande del rock, siempre con una gran banda detrás y con un repertorio a la altura de muy pocos. La Mafia del Baile es favorito, uno de los grandes discos del rock cantado en castellano.

Con la mayoría de grupos de aquel entonces realizando sus presentaciones en playback, Loquillo y Trogloditas lo tenían muy claro, el rock debía ser en directo.


Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Coincido plenamente con tu primer párrafo, incluso incluiría el EP "Donde estabas tu en el 77?". Tal vez el mío sea "El ritmo del garaje", pero este conjuga como muy bien dices el lado rockero y sucio, con el sensible y popero.
    Un gran disco en el que sólo me sobra "Faraon" porque tenía (y tengo) un amigo que nos dió una txapa importante con ella y la terminé odiando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el EP a incluir en esa época dorada. El Ritmo de Garage gracias a la reedición me gusta ahora bastante más, la producción original dejaba bastante que desear, mezclas, master y demás, grandes canciones eso si. Curioso, me pasa parecido con la canción Ritmo de Garage, por Alaska y tal. Gracias por pasar. Un abrazo

      Eliminar