Ray Davies - Americana (Legacy, 2017)


Casi todos los años se edita un disco-controversia que desata las pasiones más bajas a favor y en contra, y tengo la sensación que este año será Americana de Ray Davies, despierta tantos tópicos entre quienes lo han reseñado, defendido o atacado, que se me hace difícil ajustar una reseña al valor objetivo que se supone que pudiera tener. No es mi intención pués adoro a Ray Davies y quizás utilice algunos de tantos (tópicos) pués la balanza ya se decanta desde el principio.  Este disco me gusta de principio a fin. Tampoco creo que pueda contraponerse a ningún otro disco por aquello de situarlo en la actualidad, al menos a mi me pasa que de situarlo en algún lugar primero es en su propia discografía como su mejor disco en solitario. Para mi eso tiene su peso ya que ningún artista vivo puede presumir de ser Ray Davies y llevarlo de la manera tan deliciosa como lo ha llevado en Americana.

Ray Davies y los Kinks siempre arrastraron la kontroversia con sus discos, en los 60 como hit-makers con la eterna e injusta comparación con los de Liverpool, injusta porque no son lo mismo, y con The Village Green que ahora ya disfruta de su estatus de obra maestra pero que en su día también se le dió cera por considerarse fuera de lugar, también en los 70 exceptuando Lola y Arthur que nunca se discutieron, sin embargo no fue el caso de sus obras conceptuales, pongamos Preservation y/o Soap Opera como ejemplos y ahora de un valor incalculable. Pero un día Ray Davies no estará y nadie será capaz de hacer discos como éste que más allá de detalles como el acompañamiento impoluto de los Jayhawks o la pretendida adscripción al género americana (más en espíritu que en cuerpo), me ofrece algo que muchos de sus discos antiguos y no tanto me ofrecen, también por encima de muchos artistas contemporáneos con supuestos discos superiores, buenos discos pero a los que les faltan canciones memorables.

Los discos redondos no existen o son demasiado regulares y aburridos, siempre lo digo, en la irregularidad del tracklist, en sus rincones y en sus recobecos es donde se encuentran las pequeñas maravillas que sólo artistas de su calibre son capaces de cantar y componer, y de entrada me da por referirme a Message From The Road con la dulce voz de Karen, incluso veo grandeza en la referencia hacia Alex Chilton en la parte hablada de Silent Movies.

Ray Davies opta por la vía conceptual, como decía, más que un disco de estilo americana, algo que ha despistado a más de uno por el título y la portada, trata de pintar una maravillosa postal sobre su embelesamiento manifiesto por la cultura americana y lo hace sirviéndose por lo general del mismo tono melancólico y nostálgico de protagonistas como los de Waterloo Sunset, la propia Americana, Rock'n'Roll Cowboys, A Long Drive Home To Tarzana... opino que ahí la maestría no se ha perdido ni un ápice. Al mismo tiempo consigue que nos preguntemos si no será Chuck Prophet quien está detrás de algunas canciones como Poetry y The Great Highway, cosa que más que un inconveniente me parece sensacional y lo sitúa tomando el pulso a la actualidad con un rock atemporal de calidad. Por supuesto están los acercamientos al propio género como puedan ser The Mistery Room, Change For Change, The Invaders, aunque ya sabéis que nada tenía que demostrar el sr.Davies en cuanto al estilo se refiere, allí quedo en Muswell el blues paranóico del hombre del s.XX. Y hasta el final me relamo como un gatillo con el toque más ochentero y Fleetwood de Wings Of Fantasy.

El caso es que Ray Davies suena familiar en Americana, su fraseo y sus composiciones son reconocibles a la legua, haga americana, una canción más tradicional, se acerque al swing o haga un rock'n'roll, siempre nos traerá épocas pretéritas, buscarle el significado profundo, querer calificarlo de obra maestra, darle una nota, pretender trascender este disco sobre todas las cosas me parece tan erróneo como no darle el valor que tiene, que es ni más ni menos que ser un gran disco del mítico Ray Davies con unas cuantas canciones memorables que se te quedan grabadas para los restos. ¿Discos del año? ¿listas? déjense de chorradas y disfruten la música. Disco maravilloso de principio a fin, no quito ninguna.

Publicar un comentario

0 Comentarios