La Hora del Té - Outstanding Places (Autoeditado, 2016)


Ya hace un mes de su estreno oficial en los medios autorizados, tiempo suficiente para la escucha a conciencia de Outstanding Places, el nuevo trabajo de unos renovados La Hora del Té que confirma lo que ya sabíamos unos pocos, y es ni más ni menos que en ésto que viene llamándose folk-rock alternativo son uno de los grandes valores a tener en cuenta a orillas del Turia y más allá. Pero no podría hablar en términos de avance o evolución porque su primer largo datado de 2013 no me deja espacio a la duda, un gran disco que ciertamente pasó desapercibido y que ya dejaba a las claras que la apuesta empezaba firme con un repertorio de nivel que sin salirse de la americana se mueve por diferentes registros con facilidad, desde las canciones de base más acústica, a las más eléctricas, siempre llevadas con mucho gusto y que además del arquetípico guitarras, bajo y batería, adornado por el violín, sobretodo son los teclados los que confieren un grado más de sofisticación al invento.

En todo caso, estos años de paréntesis discográfico, a excepción del single Listen Darling, no lo han sido tanto en su actividad en directo, cualquiera que se haya movido un mínimo por Valencia les habrá visto alguna vez, y eso es algo que se nota a priori en el resultado final, se les nota seguros en sus intenciones, para nada dispersos y enfocando con técnica suficiente (y sobrada) los estilos a abordar. En Outstanding Places encontramos una producción basada en el perfecto control del directo para más señas en los Estudios Elefante con la excelente labor de Paco Morillas, una práctica que últimamente me estoy encontrando bastante a menudo y que como tendencia en las nuevas producciones hay que alabar si o si, puesto que, bajo mi punto de vista, no hay mayor error que eliminar de la ecuación de una canción el nervio del momento y la comunicación entre los miembros de la banda, y más si hablamos en estas coordenadas de rock orgánico ¿cuantas veces hemos oido eso de que en directo el disco suena mejor? Precisamente estas canciones transmiten el rigor, la soltura y la frescura del momento, para mi es el punto diferencial principal respecto a su primer disco.


Abre con Sweet Holland, un rock de cepa americana, muy en la línea de los Wilco pre-modernistas situados en Being There para ser exactos, fenomenal manera de empezar con el ánimo arriba y dándolo todo. Pero lo que me gusta en este disco como en el anterior es su versatilidad no quedándose en un discurso plano, para ejemplo un botón, escuchar Tea Time y que te recuerde, salvadas las distancias off course, al jazz de cancionero americano de Randy Newman cuando se hacía acompañar de Ry Cooder es motivo de congoja y suficiente para constatar que entre nuestra juventud hay vida inteligente más allá de lo que suele etiquetarse alt-country desde los 90 en adelante, de sonido wilquero y hipsteria colectiva incluidos. Pasamos a Old Hippie que parece beber de las mismas aguas country que Shakey tomó, esos coros, pero también con unos arreglos de soul sureño muy del Muscle Shoals de Rick Hall, excelentes las guitarras y el hammond en este relato de la caída de la contracultura y aquellos años de sueños de cambio que acabaron en una mala resaca.

I'll be back és una excelente balada y la voz de Adrián que me sorprende porque tiene un componente esta vez más soul que folkie sin ser evidente ni forzado y me gusta, se destapa Juan Salvador (The Kojaks), nueva incorporación, con una línea de guitarra con mucho feeling blues, acompañado de una perfecta combinación de órgano y piano. Turning Wild es evocadora, sabe a campo abierto y madera, acompañados de algunos Badlands en coros y banjo, con algunos matices más, armónica, violín y el toque del saxo de Pablo Pérez (The Kojaks) sin complejos y encastado a las mil maravillas, una preciosidad  que tiene la virtud de no definir a que parte del Atlántico pertenece, por momentos de Nashville, por momentos en la costa de Galway, lo que tan bien le salía a Mike Scott cuando tocaba el country con su mirada celtic soul. Como empieza acaba este disco con un folk-rock eléctrico, vibrante Close To You (I wanna shine), ni los Whiskeytown en su mejores momentos, con toda la banda a pleno rendimiento, teclados portentosos y una guitarra crujiente muy Allman Brothers de enjundia rockera para quitarse el sombrero.

En el apartado créditos, importante y necesario apuntar que la portada es obra y diseño de Alejandro Sales y Jaime Sebastián, este último además ha realizado los dos videoclips disponibles de la banda. Actualmente La Hora del Té son Adrián Barberá: Voz (guitarra acústica, armónica y coros), Alejandro Sales (bajo y coros), Juan Salvador (guitarras y coros), Vicent Orón (teclados, violines, percusión y coros) y Pau García-Serra: (bateria, percusión y coro).

Outstanding Places es una excelente puesta a punto, La Hora del Té comienzan de nuevo sin perder todo el camino aprendido pero con sus mejores galas y demostrando de lo que son capaces, arreglos cuidados que hacen dudar de su condición de principiantes, un primer EP extenso que tendrá su continuación en otro EP y que culminará en su segundo larga duración. Un disfrute para quien guste moverse por estas coordenadas que no pierden de vista los estilos de cuna americana pero que a su vez se mueven sin complejos ni cotas estilísticas. Muy recomendable.


Podéis escuchar y descargar de manera gratuita sus canciones en su bandcamp: https://lahoradelte.bandcamp.com/, pero no perdáis la oportunidad de verles en directo o adquirir su disco, las canciones lo merecen.

Publicar un comentario

0 Comentarios