Los Penúltimos - El apasionante mundo de Los Penúltimos (Autoproducido, 2016)


Por fin recibí el nuevo disco de Los Penúltimos, cuarto para ser exactos, y lo recibo con alegría y ganas, aunque me dirán ustedes al escucharlo por primera vez que no hay ninguna pretenciosa producción de renacimiento musical para el cacareo de turno, no. Son ellos sin más, su tocado de blues y r'n'blues, sus versos de ida y vuelta y sus rimas de lenguaje simple pero efectivo, y que queréis que os diga, me alegra verles al pie del cañón con una colección de nuevas canciones.

Como ya comentaba en la reseña de su anterior disco Pequeñas Victorias (2014), además de los grandes nombres británicos adscritos al sonido de pub, a uno se le va la mano al escribir referencias próximas del rock estatal como Los Deltonos y Josele Santiago, quizás por el timbre de voz de Ernesto, sin embargo en este disco aparece un deje sureño y un toque muy del shuffle tranquilo y okie que JJ Cale adhería a cada palo que tocaba, digamos que se acercan sutilmente al roots americano un poco más que en su anterior disco.

Hasta que salga el sol les sitúa de entrada en su arquetípico pub-rock de rasgado de guitarras y armónica, y con Otros tiempos se abren paso con sus pareados de cajón que llevan sus reflexiones cotidianas por bandera. Mucho groove en la divertida Bomboncito y un toque sureño delicioso en Parada y fonda. Se fue es un buen swamp rock con coros barriobajeros, de mis preferidas, excelente revisión de la mítica canción de R.L. Burnside en Vámonos al sur y en Dos conectan el blues-rock con la canción popular española de una manera acertada y muy sutil, con recitado poético incluido.  No pidas más lleva la estructura arquetípica del blues a su rock de bar de barrio y cerveza para olvidar. Excelente también la balada de garage pop No pasa nada y demuestran sus capacidades en la instrumental  Que Dios nos asista que pasa como un suspiro y los acerca de nuevo al buen southern.  Perro fiel cierra el disco, de fraséo tranquilo, guitarra deliciosa y su armónica de blues años cincuenta.

El título El apasionante mundo de Los Penúltimos desprende cierta ironía, quizás ellos sean los primeros que tienen claro que la sencillez de su propuesta puede ser tomada como "sólo otro disco de rock" y que menos da una piedra, pero nunca es sólo rock, en su música directa, sencilla y sin efectismos veo mucha más verdad que en muchos de los cacareados artistas del rock del momento. Y es que para mi Los Penúltimos a parte de ser el gran valor del pub-rock patrio cantado en castellano, tienen su encanto personal, aquí está la voz característica y única de su líder Ernesto Ulibarri, sus blues y r'n'blues, acercándose al sur con una armónica tan del Mississippi que se agradece cada vez que aparece, swamp y también country encubierto, con sus boogies, muy buenas guitarras, slides y doces cuerdas si se tercia.

Canciones que se erigen como excusa pertinente para nunca dejar de mirar hacia adelante, con la actitud ante la vida de quien tiene su salvavidas en el rock, y eso es mucho, al menos para mi, al ver reflejada en sus historias cercanas y cantadas con esta especial determinación teñida de desencanto, la resistencia necesaria para nunca dejarse atrapar definitivamente por la acritud de lo cotidiano. A parte el diseño es muy bueno, todo hay que decirlo, según cuenta Ernesto los lápices corrieron a cargo del inspiradísimo Luis Pérez Ortiz y el diseño a cargo de Agustín Pilarte, que por cuarto disco consecutivo vuelve a dar en el clavo. Sin duda es su mejor disco hasta la fecha. Bienvenidos sean ustedes al apasionante mundo de Los Penúltimos.


Tengo muchas ganas de verles en directo, aunque su presentación me pilla algo lejos, para más señas el próximo 20 de mayo en el Gruta 77 de Madrid. 

Podéis escucharlo en Spotify:

Publicar un comentario

6 Comentarios

  1. No conozco de nada la verdad, pero me los escucho por el spotify aunque no sea muy amigo de este invento, parece que molan.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor entra en soundcloud. A mi es un grupo que me gusta mucho. Sin decir nada nuevo tiene su propia personalidad. Y en castellano. Ya me contarás. Un abrazo.

      Eliminar
  2. estoy con ellos y por lo poco escuchado tienen un sonido propio algo dificil hoy rn dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un disco que me está gustando mucho, ese deje al blues de JJ Cale en la rítmica y su toque un pelín más sureño les favorece. Pero lo mejor lo que tu comentas, tienen una personalidad propia, creo que los textos en castellano y la voz de Ernesto tienen parte de culpa. Un abrazo

      Eliminar
  3. Llevo unos días con él y corroboro lo que dices, aunque es el primer disco del grupo que escucho y no puedo compararlo con su obra anterior. Me alegra mucho, además, ver que eres uno de los citados en el libreto del CD. En mayo estaré en el Gruta viéndoles, yo lo tengo al lado de casa.

    Un abrazo, Chals.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, fue toda una sorpresa verme en el libreto, su anterior disco lo escuche bastante y hasta donde pude les hice promo, no obtuvo mucha atención y ellos me lo agradecieron. Con este disco deberían al menos poder rodar en directo mucho más. Por favor Gonzalo, salúdales de mi parte cuando los veas. A ver si se pasan por Valencia. Saludos.

      Eliminar