Próximas fechas Carolina Otero & The Someone Elses, y nuevo videoclip.

octubre 25, 2015 Comentar

"Diastema Girls" es uno de mis discos preferidos de la temporada, de primeras despistará a más de uno con la idea del rock-alternativo de los 90 y como máxima, pero este disco contiene razones suficientes si se sobrepasa de unas cuantas escuchas, canciones que son más cercanas a Pj Harvey que al Grunge. Para que nos entendamos, seguro que muchos de vosotros habéis suscumbido la presente temporada a los encantos de Coutney Barnett, en cierta manera Carolina Otero & The Someone Elses podría ser su análogo equidistante en nuestro país, melodías que te ponen la miel en los labios para acabar explotando, se tensan y destensan con guitarras por doquier y unas letras trabajadas que se balancean entra la crítica fina y punzante, y un constante y dulce sentimiento melancólico.

En noviembre están tocando en Madrid y Alcoy y volverán a finales de Noviembre a Valencia, en el She's The Fest. En diciembre, más.

Reseña en ON THE ROUTE en el siguiente enlace http://goo.gl/S69jQ7

El nuevo videoclip de "Bob Dollar", entre fajo y fajo de billetes seguro que reconocéis algunas caras:

Próximos conciertos de La Gran Esperanza Blanca

octubre 23, 2015 2 Comentarios

El tren continúa su recorrido. Ya tenemos disponibles nuevas fechas y lugares donde se podrá disfrutar de uno de los grandes discos de la temporada, el "Tren Fantasma" de La Gran Esperanza Blanca. Si estás por Valencia eres afortunado...


Jueves 12 de Noviembre 2015: 
Black Rose, L’Eliana - Valencia

Sábado 14 de Noviembre 2015: 
Deluxe Pop Club, Valencia

Sábado 05 de Diciembre 2015: 
Cerati Café, Valencia

Sábado 23 de Enero 2016: 
Hops Cervecería, Valencia

---------

Crónica del concierto de presentación
del "Tren Fantasma":
 
Para comprar entradas visitad SongKick:

 Comprar cd:

Bandcamp:

Jesus Loves the Wah-Wah, tributo a Los Contentos

octubre 23, 2015 3 Comentarios

Además del sentido, por lo ruidoso y guitarrero, homenaje a Los Contentos, este recopilatorio ha quedado como un trozo congelado de la historia del rock nada conocido que como unas nuggets lucenses se habían quedado en un limbo...


Los Contentos fue una banda que a finales de los 80 no obtuvo ninguna repercusión más allá de su condición de culto e influencia sobre quienes vivieron sus conciertos. Sólo unos pocos continúan hoy en día venerando aquellos dos discos que lograron editar en la discográfica Sons Galicia. 

Uno de aquellos que tuvieron la suerte de conocerles fue Oscar Avendaño (Siniestro Total, Los Profesionales), músico y apasionado por la música a quien se le metió entre ceja y ceja poner su granito de arena y honrar su legado, diez años intentando dar salida a este homenaje a Los Contentos podría llamarse hacer un poco de justicia en esto de la historia del rock. Aunque este disco, por sus participantes y por su espíritu independiente, además de tratarse de un triubto al uso, podría tomarse como una reivindicación del verdadero espíritu underground y de los grupos que aun no han perdido el "roll".

Las bandas participantes son dispares y diversas, llaman la atención los nombres más conocidos, geniales Siniestro Total con Luís Tosar y Josele Santiago con Los Profesionales. Pero ojo con algunas de las versiones, algunos de los nombres practicamente desconocidos y la actitud que desprenden y el sonido que destilan. Megapurple Sex Toy Kit suenan de escándalo y Los Casanovas a quienes desconocía por completo me han sorprendido con su versión, hay mucho roll... Nicolás, Guru Deva, Los Eternos, Ultracuerpos, Los Wrayajos, Megapurple Sex Toy Kit, Samesugas, Individuos,The Murrays, Piti Sanz, Jo5elito, además hay colaboraciones especiales, a modo de extras, de Rock-a-Hulas, Foggy Mental Breakdown y Franky Baltimore and The Rhythm Section.

Lo curioso es que este tributo a una banda practicamente desconocida, aunque popular en la escena nórdica española, se convirtió a su vez en el último testimonio de algunas bandas que en esos diez años se disolvieron, incluso algunas de ellas sólo grabaron su participación aquí, y a otras les dió tiempo a separarse y volverse a juntar. Además del sentido, por lo ruidoso y guitarrero, homenaje a Los Contentos, este recopilatorio ha quedado como un trozo congelado de la historia del rock nada conocido que como unas nuggets lucenses se habían quedado en un limbo y que gracias a el sr.Avendaño han salido a la luz, exactamente a finales del año pasado. Nunca es tarde, dicen, si la dicha viene cargada de fuzz, y ya sabéis que a nuestro Señor le iba el Wah-Wah cargadito cargadito.

Eilen Jewell - Queen Of The Minor Key (2011)

octubre 23, 2015 1 Comentario

Lo que me gusta de Eilen Jewell es su actitud que no trata de convencer a nadie a cada disco, en cada paso se denota su amor por los estilos que recorren sus canciones, si sigues sus newsletters te das cuenta de su pasión, porque a simple vista parece que aparezca cada par de años con una novedad, y en realidad no para de rodar, de cantar donde le dejen y colaborar donde se le pida, siempre por delante con este aprecio por los sonidos tradicionales que le vienen desde sus años de adolescencia, con 14 años cogió su primera guitarra y directamente se puso a escribir canciones y a tocar en los mercados de agricultores, locales y bares.

Y lo que comenzó como una carrera prometedora se ha ido confirmando poco a poco con sus siguientes largos: "Letters From Sinners & Strangers" apuntaba maneras, pero "Sea of ​​Tears" ya es fantástico, junto al disco homenaje "Butcher Holler: A Tribute To Loretta Lynn" que es una joya no muy valorada pero que sabe a gloria, es Eilen en estado puro aprendiendo de una de las grandes, cogiendo canciones pretéritas y haciéndolas hablar en su lenguaje, para mí ese disco marcó una línea divisoria, de cantautora prometedora a artista completa y total.

Para mí su mejor disco, o mejor dicho, mi favorito es Queen of the Minor Key, un disco que en mi opinión condensa todo lo que ha dicho Jewell hasta ese momento, pero que sobre todo, e influencias bien aprendidas aparte, la confirma como una excelente song-writter que sabe hacer buenas canciones y contar historias. Para introducir este disco correctamente me quedaría con el primer track, "Radio City", un instrumental que sirve de puerta de entrada al universo de la reina del acorde menor, novelas pulp, los bajos fondos, amores malditos en madrugadas perniciosas, ese halo noir es confirmado por el elegante "I Remember You", y su imagen de buena chica se desmonta detrás de una mujer fatal en "Queen Of The Minor Key" con la lección bien aprendida de Loretta Lynn, título que además le acompaña desde entonces en el carnet.

Con puñales de amores acabados y clavados en su espalda continúa su recorrido por los bajos fondos del alma con una banda sonora perfecta "That 's Where I'ma Going", y la pedal te atravesará el corazón en las baladas "Santa Fe" y "Over Again", la torch song sentida de "Only One" le acerca en intención a Billie Holiday, y es que en este disco más que interpretar la Jewell emociona con la verdad de sus lamentos. No puede pasar desapercibido su acercamiento al country con la maravilla acústica entre violines de "Reckless" y una canción como "Long Road" por la que mataría Emmylou Harris. Pero no todo son baladas ni se limita Eilen a llorar sus desgracias, sus desengaños pasan a venganza cuando sube el ritmo y se saca de la manga auténticas maravillas, la ya comentada que da título al disco por ejemplo y como "Bang Bang Bang" y "Warning Signs", con una banda muy versátil que le permite planear sin esfuerzo abarcando todos los estilos imaginables con pedigrí americano en una especie de cápsula del tiempo de la música popular, y así la clase y la elegancia siguen hasta el final con "Home To Me" que te deja la miel en los labios, y tal como comenzó acaba con la desenfadada "Kalimotxo", un simpático instrumental surf que nos saca del sueño oscuro del disco al tiempo que nos invita a sumergirnos de nuevo.

La nieta que le hubiera gustado tener a Patsy Cline y la hija no reconocida de Johnny Cash y Loretta Lynn, o quizás fue Dusty Springfield? con la habilidad de pasar de las cadencias más íntimas en formato folk noir, a rockabillies trepidantes y surf, con su especial toque de Chicago blues, con sonoridades jazz que huelen a humo y a club de madrugada, y a garaje rock sixties sin adulterar, tampoco se deja de lado el country de corte más clásico, ni el primitivo rythm'n'blues, con el southern-soul por el sentimiento de desengaño amoroso que recorre todo el disco. Arreglos que surgen del espíritu de cada canción, riffs sucios de saxo, hammonds y guitarras afiladas conviven con violines, steel guitars y excelentes armonías vocales. Un disco que te pasea por el lado más oscuro del amor. Imprescindible.

La European Tour 2015 de Eilen Jewell está a punto de llegar a nuestro país, no te pierdas a una de las grandes damas americanas del momento, consulta las fechas en este link: http://goo.gl/AQWWCy

Presentación apocalíptica del nuevo disco de Mad Robot - Loco Club 7 Nov

octubre 23, 2015 Comentar

Los americanos de la NASA lo acaban de anunciar, el día 15 de Noviembre la tierra caerá en la oscuridad (pincha AQUÍ) y no se sabe cuando volveremos a ver la luz del sol. Es por ello que Mad Robot en un claro acto de manipulación mediática que ya está calando en los canales principales de la Mtv, ha disfrazado  este adiós a la humanidad de presentación de su magnífico disco "I Declare War", favorito este año en la Route, guitarras cortantes, melodías imposibles y letras que vas a agradecer haberte quedado en tu inglés de BUP.

Para tal apocalíptico acto se harán acompañar de Césped de Verdad, (https://cespeddeverdad.bandcamp.com/releases) una banda de depravados que fotografía monjas chupando helados de nata, pero que musicalmente son de lo más punkarra que hay por aquí, para las mentes sensibles se repartirán unos cascos insonorizados con el hilo musical de una serie de la HBO que se desvelará ese mismo día.

Os dejo aquí el enlace a la reseña de I Declare War: 

Y por si aún no lo habéis hecho os dejo aquí la consigna del año: Kill The Mainstream

Jad Fair & Norman Blake - Yes (2015)

octubre 21, 2015 1 Comentario

...se agradece que un par de artistas como Jad Fair y Norman Blake tegan a bien alegrarnos un poco más la existencia, y más si lo hacen estimulando las neuronas más allá de las soniquetas reguleras tan abundantes y repetitivas...

Así a bote pronto cada cuál por separado ya llaman la atención, son dos leyendas del rock alternativo de las últimas décadas, las cosas como son. Ya si los dos van de la mano sólo cabe escuchar con atención y disfrutar. Jad Fair conocido (o no muy conocido) por los míticos lo-fis punkarras de Half Japanese, aunque siempre me llamó la atención su inquietud constante en mil y una colaboraciones y siempre entre artistas de la creme independiente, es difícil seguirle la pista.  Que decir de Norman Blake a parte de los Teeange Fanclub? pues que sacó el año pasado un disco junto a Joe Pernice bajo el nombre The New Mendicants que dejó un muy buen sabor de boca y que de su mano cabe poco margen para el error.

Ya existía un precedente en el disco "Words of Wisdom and Hope", pero ojo con el disco que nos ocupa  porque contiene un tracklist plagado de melodías dulzonas y canciones redondas, power-pop de cámara, arreglos acústicos de fantasía y guitarras llevadas con mucho gusto, que maravilla!. Aunque a priori no esperéis un disco tan ortodoxo como el de los New Mendicants del año pasado (que no por ello falto de calidad, off course), más que nada porque en el perfecto equilibrio de ambos tiene su peso la interpretación siempre excéntrica de Jad Fair que más que cantar podría decirse que recita, y donde los arreglos detallistas de Norman Blake se encargan de hacer de esta berborrea una buena rodaja que llevarse a la boca, además ha dejado líneas de guitarra para más gozo de las fans más acérrimas de nuestras quinceañeras favoritas del rock.

Si logras adentrarte en estas canciones, esta conjunción artística te pondrá la sonrisa en la cara con su reirse de todo, una actitud que muestran más con un sentimiento de compartir nuestras neuras diarias, que como una burla cínica y distante, pues todas y cada una de estas canciones tienen ese halo positivo y luminoso perfecto para alegrarte el día.

A pesar de la especial manera de interpretar de Jad Fair no creo que cueste conectar con la inicial "Undeletable", entonces puede que sepas ya que vas disfrutar con tonadas como la jazzy "Yes" o la deliciosa "Now Is The Time" donde el coro femenino aporta un plus al recitado, y una "Thank You" que con su guitarra recordará a más de uno a los 90's y a Yo La Tengo, con un desarrollo instrumental que desearás que no termine. "Add Your Name" te hará reirte de ti mismo como hacía tiempo que no hacías, arreglos acústicos propias de un maestro como Blake, rozando el lo-fi "This Is It" aportará el bajo en primer plano a los más nostálgicos de los 80, combinado con un órgano y una rítmica que hacen de algo sencillo, algo especial. Del adiós se encarga "You Are The One" con el sonido de una mandolina medio destarlada, un bajo de colchón y ritmo de escobillas, acordeón apostillando y por su puesto con una sonrisilla en la boca.

Desde luego no pretendo argumentar de manera entusiasta que estamos ante 'el disco del año', no es la intención, y soy consciente que un disco como "Yes" no está hecho para todos los paladares, incluso puede pasar como artefacto freak de la temporada, pero oigan, se agradece que un par de artistas como Jad Fair y Norman Blake tegan a bien alegrarnos un poco más la existencia, y más si lo hacen estimulando las neuronas más allá de las soniquetas reguleras tan abundantes y repetitivas que copan la enorme oferta en la actualidad. Denle una cata. 


Gira de Mark Olson Octubre/Noviembre

octubre 21, 2015 Comentar

Mark Olson no sólo fue pieza fundacional y fundamental en dos de los mejores discos de los 90 con The Jayhawks. Además lleva a sus espaldas una discografía que aunque en ocasiones ha ido por el camino menos fácil con sus royectos dispersos, le ha ganado un repertorio de hondo calado, remarcando discos de una calidad tremenda como "Salvation Blues", aunque ojo con este último "Good-Bye Lizelle" disco que ha pasado totalmente desapercibido y que tiene momentos realmente buenos. Si todo va bien, allí estaré en la Sala Wah Wah, para vuestra información aquí tenéis todas las fechas:

Gira española de Mark Olson:
-Viernes 30 Octubre – Vigo, La Iguana
-Sábado 31 Octubre – Orense, Café Torgal
-Lunes 2 Noviembre – Santiago de Compostela
-Miércoles 4 Noviembre – Sala Clamores, Madrid
-Jueves 5 Noviembre – Sala Matarile, Burgos
-Viernes 6 Noviembre – Sala Satélite, Bilbao
-Sábado 7 Noviembre – Sala Dabadaba, San Sebastián
-Martes 10 Noviembre – Sala X, Sevilla
-Viernes 13 Noviembre – Sala Espacio Vías, León
-Sábado 14 Noviembre – Sala Lata De Zinc, Oviedo
-Miércoles 18 Noviembre- Sala Prince, Granada
-Jueves 19 Noviembre – Sala Wah Wah, Valencia
-Sábado 21 Noviembre – Sala Musik, Murcia
-Domingo 22 de Noviembre – Teatre Ateneu Els Hostalets de Balenyà, Barcelona

Mark Olson está feliz... si

Cracker en 5 discos. 25 años en la carretera.

octubre 19, 2015 Comentar

Su fórmula es sencilla aunque nadie la llevó con tal concreción y maestría como ellos, consagraron como pocos todos sus precedentes [...] en definitiva dieron fundamento y carácter personal a un rock genuinamente americano.

Veinticinco años se dice pronto. Coincidiendo con la estandarización del formato cd y la muerte del vinilo, los 90 fueron los últimos años en que los mandamases mass-media consideraron que el rock y unas guitarras atronando por los altavoces podrían ser un buen reclamo para la juventud y para cumplir sus objetivos comerciales, cosa que no siempre estuvo reñido con la calidad. Así pues nunca me cansaré de afirmar que aquellos años tuvieron más de bueno que de malo y más si uno empieza a mirar tras la estela de las grandes corrientes y modas donde crecieron y se desarrollaron propuestas que escuchadas hoy en retrospectiva agrandan la susodicha década, no verlo así supondría tener una visión muy de brocha gorda.

Así pués y pese a quien pese fue una de las épocas más auténticas y diversas que nos ha dado la música con artistas de distinto pelaje con más o menos repercusión como The Black Crowes, Palace Brothers, Sparklehorse, Elliott Smith, Dinosaur Jr., Yo La Tengo, Pj Harvey, Radiohead, Jeff Buckley... pon el tuyo. Un sin fin de artistas que actualizaron el rock aportando una fuerza renovada e imaginativa. De aquellas bandas surgidas en el fragor del rock alternativo noventero y dejando de lado que el karma no siempre hace acto de presencia a los niveles que la calidad requiere, hacía tiempo que quería dedicar un especial a una de las bandas de rock más importantes de los últimos tiempos: CRACKER.

David Lowery llevaba a sus espaldas una discografía forjada en los años 80 con Camper Van Bethoven, rock alternativo que no hacía ascos a la experimentación, sólo tenéis que dar una cata a su debut Telephone Free Landslide Victory para entender que el grupo tenía grandes ideas y sabía cómo llevarlas a cabo, y si ya nos vamos a la genialidad de Our Beloved Revolutionary Sweetheart me parece que también debería hacerles un especial. Ya su último disco (de los 80) titulado Key Lime Pie, además de redondear un gran recorrido podría considerarse el precedente perfecto que mostraba ya alguna de las virtudes que Lowery desplegaría la década siguiente. Con la desbandada de CVB, que duraría 15 años, David Lowery se juntó con su amigo y socio Johnny Hickman y entonces nació Cracker. Disfrutó de cierto renombre en los años 90 al otro lado del charco, y a este lado al menos por los que sufrimos de ciertas inquietudes musicales más allá de los titulares, estar bajo el ala de una major también ayudó todo sea dicho.

Su fórmula es sencilla aunque nadie la llevó con tal concreción y maestría como ellos, consagraron como pocos todos sus precedentes underground de los 80 alternando la inmediatez del punk-rock, y filtrando el country en formato RockBand, en definitiva dieron fundamento y con un carácter muy personal a un rock genuinamente americano. Mi percepción en su día no fue ni mucho menos tan ajustada como ahora, para mí representaban más bien la imagen de un gran grupo de rock del que nunca entendí que no llenara estadios como hacían y aún hacen hoy en día las mismos globos mediáticos de turno, ínfulas de adolescente aquellas agrandadas por la magnífica interpretación vocal de David Lowery que además de muy buen compositor de canciones era y es todavía un gran cantante, añadiría que uno de los mejores timbres del rock americano sin distinguir escenas, ni estatus. Su socio Johnny Hickman que además co-escribió la mayor parte de este grandioso cancionero, además es un gran guitarra que aportó a su bagaje underground un lustre con sabor a rock clásico y sin tener que renunciar al volumen de la guitarra cuando la canción lo requirió, sus fraseos a las seis cuerdas son de auténtico júbilo.

El hecho, y subjetividades aparte, es que tuvieron un muy buen comienzo a la sombra de una mayor con su debut Cracker Brand que concentró suficiente atención por ser "el nuevo grupo de Lowery tras Camper Van Bethoven", las cosas como son. Aunque señoras y señores, pepinazos como "Teen Agsnt" o medios tiempos sentidos como "Can I take my gun up to heaven?" no pueden dejar indiferente a nadie. Tonadas que por lo general los dejaron ya de salida en aquel lejano 1992 en un muy buen lugar, suficiente para que bastantes jóvenes inquietos nos fijáramos en ellos, ayudado por una actitud que fue siempre más cercana a los Clash, salvando todas las distancias, que a la juventud desencantada que copaba las radios a golpe de amargura.

Un año después canciones como "Low" o "Euro-Trash Girl" llevaron a Cracker a la primera división del rock alternativo. Y es que con un disco como Kerosene Hat no hay para menos, la que para mí es su obra maestra y sin desmerecer una discografía que se extiende ya 25 años. Todavía no entiendo que canciones como "Get Off This" no petara las radios, en cualquier caso, favorita de la vida será siempre "Sick of Goodbyes" co-escrita con su amigo del alma Mark Linkous y que este metería en su disco "Good Morning Spider". En mis cábalas internas siempre imaginé que "Take me down to the infirmary" o "I Want Everything" podrían haber sido baladas descartadas del Exile On Main St. Quien haya crecido musicalmente en los 90 si no venera abiertamente este disco, cosa que dudo, al menos se habrá topado con él en algún momento, de todos modos nunca es tarde para recuperar una de las piedras angulares del rock americano, exagerado pero cierto. Un discarral.

El nuevo milenio no pareció empezar con muy buen pie para Cracker, Forever pasó sin pena ni gloria, y les perdí la pista o puede que su salida de Virgin les dejara, ahora sí, en una posición más underground que en sus inicios, apuntado queda. Ésto unido a un disco como "O' Cracker Where Art Thou?" de 2003 a dúo entre el combo Lowery/Hickman y el grupo de bluegrass Leftover Salmon, que en su momento me resultó una mala decisión e incluso me cabreó por la falta de nuevas composiciones, ya que se trata de versiones de su propio repertorio. A posteriori y con la sabiduría que dan los años supe apreciar esta maravilla y hoy es el día que lo recomiendo y afirmo que es una de sus joyas ocultas sin dudas al respecto. Esta versión de "Euro-Trash Girl" o su conocida "Teen Angst" en clave acústica y con esta amalgama de instrumentación rural es simplemente buenísima. Ese mismo año editaron otro disco de versiones, esta vez de clásicos del country y que sin problemas y dependiendo del día hubiera metido entre los elegidos a cambio de éste. Siguieron tres años sin noticias y otro recopilatorio que fueron suficientes para perder la esperanza de una vuelta a sus inicios o de un volver a sentir el rigor de antaño.

Hasta que llegó el fantástico Greenland del año 2006 que me devolvió la fe y a los Cracker que me deslumbraron en la juventud, otro disco a considerar y una colección de canciones impecable, producción con unos arreglos cuidados al máximo, puede que ya sin la baza que supuso al principio el factor de la novedad en los alternativos noventa, pero que sitúo sin pudor como una de sus grandes obras. Con alicientes como "I Need Better Friends", una de mis tonadas favoritas de la banda, meter un teclado como éste en una canción como ésta es de putosamos, eso es así y ríete de Wilco. Eso por no hablar de "Night Falls" una canción que te mecerá y te acompañará, también hay rock marca de la casa "Where Have Those Days Gone" por ejemplo. Y la arriesgada "Better Times are Coming Our Way", contrapunto en clave reggae de tintes oscuros que podrá descolocar a más de uno, pero que ratificaba a Cracker como un grupo inquieto capaz de materializar todo lo que les pasara por la cabeza y sin perder su carácter.

La guinda a su recorrido es el disco doble Berkeley to Bakersfield de finales de 2014, que fuera del ruido de la novedad, se advierte como un referente del rock americano de los últimos años. Una obra premeditadamente conceptual planteada como un viaje sonoro entre el rock alternativo y el country rock, las dos caras de una misma moneda que describe y nos habla de lo que han sido y de lo que son capaces de hacer. Y confieso que en su momento no estuvieron en la parte alta de la cesta 2014, primero por mi rotunda negativa al acto de fe, y segundo por mi deseo de experimentar el espíritu de esta obra en su condición de largo recorrido fuera de onda y en tranquilidad. ¿Quién puede resistirse a la energía y las guitarras de "I Hate My Generation" o a un "Waiting My Whole Life" que ni Tom Petty? Incluso un country de taberna como "I'm Sorry Baby" o la gran canción de carretera polvorienta que es "Almond Grove" pedal steel y banjo mediante, añadamos la actitud que destilan estas letras y ya no me cabe más explicación.

Soy consciente que me dejo algunos grandes discos a considerar, no lo niego, pero éstos son mis cinco discos de Cracker, una de las grandes bandas de rock de nuestro tiempo ratificado por una discografía que aunque no se vea claramente favorecida por los medios musicales en algunos momentos determinados, quien sabe si por las corrientes magnéticas o subterráneos, tienen la profundidad suficiente como para tenerlos mucho más en cuenta al menos para los que guste el buen rock hecho con clase.


Primera de una serie de especiales dedicados  a bandas que cumplen el cuarto de siglo.

* Escrito originalmente para:
NO SÉ VIURE SENSE ROCK entrar AQUÍ

* Gira española de Cracker entrar AQUÍ

Llega el European Tour 2015 de Eilen Jewell

octubre 19, 2015 Comentar

La gira europea de Eilen Jewell finaliza en nuestro país, presentará su último disco Sundown Over Ghost Town en tres fechas que dejamos a continuación con sus enlaces para comprar la entrada.


Jueves 29 de octubre. Valencia. Loco Club
Apertura puertas: 21:30h .
Entrada anticipada: 12 euros + Gastos de gestión. Entrada taquilla: 15 euros.
Venta de entradas anticipadas en http://www.lococlub.org/events/event/eilen-jewell

Viernes 30 de octubre. Madrid. Sala El Sol
Apertura puertas: 22:00h .
Entrada anticipada: 14 euros + Gastos de gestión. Entrada taquilla: 18 euros.
Venta de entradas en https://www.ticketea.com/entradas-concierto-eilen-jewell-madrid/

Sábado 31 de octubre. Andoain. Auditorio Bastero
Apertura puertas: 22:00h.
Entrada: 12 euros.
Venta de entradas en https://ticket.kutxabank.es/janto/main.php?idProvincia=20#

Reseña último disco:
http://www.exileshmagazine.com/2015/09/eilen-jewell-sundown-over-ghost-town.html

Video-clip: Una buena noche, de Chencho Fernández

octubre 16, 2015 1 Comentario

Alberto me incitó a bailar una canción a priori casi onírica y esencialmente narrativa y la historia cobró un sentido insospechado. Él, su estupendo equipo de producción y mi nuevo personaje creamos así algo nuevo a partir de algo insólitamente nuevo y la historia creció en espiral suspensiva. Fue como bailar mi propia redención. Chencho Fernández

No hay cosa que me alegre más que ver como una cadena de televisión de alcance generalista se hace eco de uno de los mejores discos publicados en los últimos años en lengua castellana, y más si viene presentado con una canción como "Una buena noche", la canción que cierra "Dadá estuvo aquí" editado el año pasado. Casi nueve minutos en los que una lírica esencialmente costumbrista despliega todos sus encantos melancólicos envolviéndonos y meciéndonos en una especie de duermevela que parece escrita para dormirse al borde del abismo existencial.

Por lo visto se agotó la primera tirada, pero Warner lo ha reeditado, si aún no lo tienes estás de enhorabuena porque es un disco imprescindible que hay que tener. Hoy toca volver a escuchar "Dadá estuvo" aquí de Chenco Fernández.

De todo lo que ha acontecido alrededor del video y de la reedición del disco lo cuentan en la web de la cadena: entrar AQUÍ

Reseña hecha en la Route:
Dadá estuvo aquí (2014)

Las Víctimas Civiles - Devenir Empresa EP (2015)

octubre 16, 2015 1 Comentario

Las Víctimas Civiles hemos perdido todas las guerras y nos han expulsado tantas veces de nuestra tierra que ya no sabemos adónde volver, a Hiroshima, a Stalingrado, a la plaza de toros de Badajoz o a Jerusalén...

Así se presentan en su Bandcamp. Este EP de tres canciones de Las Víctimas Civiles tomadlo como el adelanto de un artefacto más devastador aún si cabe que saldrá bajo el título de "40 Años de Éxitos del PostFranquismo Español" aún pendiente de ser parido.

Discurso que ha nacido de la conjunción del humanista y filósofo, Héctor Arnau, y Pau Miquel Soler, músico y poeta underground del grupo valenciano Arthur Caravan, el grupo lo completan Toni Blanes (también en Arthur Caravan) y Rubén Marín, con unos cuantos colaboradores más (Cato Ernest, Aparici y Lluis Forner) que ayudan a dar un lustre a este invento con sus buenos detalles.

Os recordarán de primeras a los días de mayor éxito de Siniestro Total, pero sobre todo tienen el espíritu combat rock de los Clash corriendo por sus venas, con unas letras con las que no sabrás si llorar por las certezas que afirman o tal vez bailar inducidos por su ingeniosa lírica abrasiva, lo que queda más que claro es que el apocalipsis se nos va a hacer menos aburrido con su rock que consigue hacer temblar todo este realismo escatológico que nos rodea disfrazado de corrección y alta moral tradicional. Pero ojo, antes de que nadie diga nada el propio grupo ya lo ha acuñado como Carnival Punk, pues que así sea.

Abre "Debajo de tu vestido" en clave de balada parsimoniosa que puede despistar a quien no sepa de que va la cosa, para pasar en su in-crescendo post-industrial y decadente a subir la temperatura ambiental con "Petróleo", ajustando la lírica ya menos críptica y poniendo el dedo en la llaga, o sea, el oro negro padre de todos los males. Pero señoras y señores, el super mega-hit sideral viene con "Heteronorma y relaciones de poder en la época de las representaciones del capitalismo posfordista (Canción total)" donde Las Víctimas Civiles desarrollan, ahora sí, todas sus armas musicales de destrucción masiva, ese teclado totalmente the who, el ritmo marcial, su gran muro sónico y una lírica fluida de cabilaciones filosóficas contractuales con espectacular gran eclosión final "... en una cárcel olvidarte si yo pudiera, verte extinguirte en esta tan cómoda celda de una casa de un trabajo de una pareja, destinada a la socialdemocracia ya la tibieza de esta Civis, de esta civil, miedo ensordecedor y aburrimiento y la dominación de las capas más cultas y del conocimiento".

Las Víctimas Civiles ofrecen un discurso, carnival punk, único y muy personal. Al loro con el directo, cuando los vi con el proyecto aún en ciernes lo pasé muy bien y me reí con su brutal puesta en escena, pero además fue una de las experiencias más extrañas y abrumadoras que he sufrido en tiempo, palabra. 

De momento mientras "40 Años de Éxitos del PostFranquismo Español" se cuece, hagan una cata en su Bandcamp a este Devenir Empresa EP, no te dejará indiferente:

Flipping Colors - Selfish Shellfish Selfie (2015)

octubre 15, 2015 2 Comentarios

...del power pop luminoso con sabor clásico, pasando por el punk-rock neoyorquino de los 70 y el rock (guitarrero) independiente de los 90...

La escena underground valenciana quizás no sea siempre visible para los amantes del buen rock, pero lo cierto es que está en constante ebullición, veteranos y jóvenes, nuevas bandas y algunas más conocidas. Nadie puede decir que no hay propuestas tan diversas como gustos existen. Me gusta remangarme los pantalones y salir de la zona de confort que justamente suele ser la que está más lejos, y escuchar propuestas que poco tienen que envidiar a algunos foráneos que transitan coordenadas similares, por aquí ya han pasado algunos de mis preferidos, como Ambros Chapel, Los Radiadores, Badlands, Mad Robot, Carolina Otero, Senior i El Cor Brutal... no, no puede decirse que el rock está en horas bajas cerca de casa, al contrario, está de enhorabuena y está alcanzando unas cotas de calidad considerables.

Hoy añado a la lista a los Flipping Colors, que si es a efectos oficiales es una banda nueva, en la práctica está formada por viejos conocidos de los antros de la capital levantina, Nick Trampolino Perry (Zener, Ape & Perry & Bonette, Jackson Milícia, Cuello, Tucán) con Pablo Ortuño (Jackson Milicia, Amatria, Mr. Perfumme), Popo López (Sangre de Mono, Fresno) y Miguel Scarabaggio (Sangre de Mono, The Mad). Todos han estado en otras propuestas más que interesantes, aunque de todas ellas quizás con esta formación y con este disco me han conseguido atrapar de buena manera.


Su primer EP "Dead" ya me dejó alerta, sobre todo por esa canción titulada "Only in my dreams" que me parece un temazo como la copa de un pino. Ahora con este selfie de mariscos egoistas alias Selfish Shellfish Selfie además de la confirmación de su especial gracia grupal, nos vamos a encontrar principalmente dos elementos primordiales, guitarras y melodías, todo con un envoltorio que va del power pop luminoso con sabor clásico, pasando por el punk-rock neoyorquino de los 70 y el rock (guitarrero) independiente de los 90. Una combinación que parece rebuscada así escrita, pero que escuchada fluye natural y asegura buenos ratos de enjundia macarra y guitarrera.

Este repertorio es adictivo como pocos desde su primer pildorazo de tintes new wave que es "Katana", single con video-clip, bajo machacón y muy presente con muy buenas líneas de guitarra que incluso os recordarán a The Only Ones, también power pop de la vieja escuela en "Queen" y "Yourself" que esbozarán seguro una sonrisa en tu rostro con esas guitarras que cabalgan por el soleado horizonte entre los Byrds y los Long Ryders, "Pink and Gay" acompañados por aromas a psicodelia, rascado que huele a playa y guitarras que cogen fuerza y densidad, hasta que "Whore" y "Highdrive" los muestran totalmente en su salsa punk-rock, entonces bajan el volumen de las guitarras con la fantástica "A Great Job" una joya digna del rock destartalado de Johnny Thunders, y así continúan adentrándose en el punk-rock esta vez de corte londinense via los primeros Clash en "Sunny Sun", también se permiten la licencia de hacer una versión de los lo-fi valencianos Obleans (otro grupo a escuchar) en "Wheelchair", y rematan este estimulante disco invocando a todos los dioses caídos del underground neoyorquino con más de diez minutos de ruidosa intensidad en la grandiosa "We Fall Down", y afirmaría que en estas coordenadas de rock guitarrero sin prejuicios créanme que es una de las canciones del año, así de claro.

Estamos de enhorabuena con Flipping Colors, una aleación compuesta de elementos de diversas formaciones pero que suenan como un tiro juntos, espero que superen su condición local y underground, al menos en cuanto a la repercusión, pues este "Selfish Shellfish Selfie" es un muy buen disco que asegura momentos de disfrute sonoro.

Os dejo con "Only in my dreams" de su primer EP "Dead" y que me parece un temazo.

Crónica concierto The Parson Red Heads + Doug Paisley - Loco Club (Valencia 08/10/15)

octubre 09, 2015

Fui a ver a Doug Paisley, recomendado por buenos amigos desde el exilio (reseña Constant Companion desde el Cierzo por Jesús entrar AQUÍ, reseña Strong Feelings por Joserra entrar AQUÍ por Nikochan entrar AQUÍ), tres discos notables que lo hacen digno heredero del country-folk canadiense de la vieja escuela, además de haberle ganado la etiqueta de nuevo Gene Clark. La verdad es que lo hacía cabeza de cartel por su condición de cantautor de culto, o si preferís, por la enorme proyección que se le atribuye. Y a The Parson Red Heads de los que me picaron la curiosidad con el cd que me regalaron los de Music From The Trees con la entrada de The Delines, y por recomendación expresa de my mestre-friend Johnny JJ que huele el buen power-pop a la legua, que hubo.

Y la verdad que venía un poco desencantado de antemano al saber que Doug Paisley venía sólo con la acústica pués la música en sus discos cuando viene con arreglos es de una exquisitez considerable, pero bueno, ahí está esa voz profunda y melodiosa, cálida, que surge directamente del estómago y unas canciones de una gran calidad, pero además de su gracil interpretación, sobretodo para mi  lo que mantuvo bastante la atención de un concierto de primeras difícil por su sencillez y su tono más o menos lineal, fue su maestría con la guitarra, los dedos le volaban por el mástil, es un verdadero maestro con los arreglos acústicos y presenciarlo fue toda una suerte, en mi vida he visto muy pocos cantautores con esta destreza tan natural.

Aún con todo, sus canciones que ,brillaron, como "It's Not Too Late" que es una maravilla la toque como la toque y una de sus obras maestras,  no podía dejarse su adictiva "Radio Girl" y por supuesto "Song my love can sing", y lo que decía al principio y que confirmó la subida de los Red Heads para acompañarle con "No one but you" y "End of the day", y es que me hubiera gustado un Doug Paisley con banda, con harmonías vocales y con pedal steel ya puestos a pedir, cosa que no le quita ni pizca de la grandeza que demostró, muy buen concierto.


Entraron The Parsons Red Heads sin a penas descansos por medias y con mucha entrega. Su propuesta de primeras no dice nada nuevo pero tiene mucho encanto, destilan cierta ingenuidad musical en su manera de no esconder las influencias que a todos los amantes de la buena música nos gusta adivinar, las doce cuerdas de la Burns de Sam Fowles trajeron a los Byrds con por ejemplo "Seven Years Ago" y "Peace In The Valley", de la misma manera que los arranques de la telecaster de Evan Way por momentos trajo a los Teenage Fanclub en canciones como "Kids hanging out" o "Punctual As Usual", una combinación deliciosa entre  Laurel Canyon sound y garage psych sixtie que les sale tan sencillo y claro, "Every Mile" así lo consiguió, magníficas golosinas melódicas y harmonías vocales junto a Brette Marie, que por momentos sonaban a CSN&Y en "To The Sky" como a Beach Boys, su broche con "Surfer Girl" fue muy gráfico y placentero, nos dejó KO. Muy agradecidos por la respuesta del público se volcaron y ofrecieron un par de bises. Un repertorio que tiene verdaderas joyas.

Doug Paisley no me defraudó, pero la sensación fue la de haber descubierto al gran grupo que son The Parson Red Heads. Una gran velada la de anoche en la Sala Loco Club.

(Fotos: Sergio Perrín Muchacho)


Mad Robot - I Declare War (2015)

octubre 08, 2015 2 Comentarios

... Con actitud a raudales, este condimento tan escaso y denostado que aquí se advierte como el verdadero elemento catalizador ...


Llega un momento en la vida de todo indie-cool en que hay que coger una maquinilla de tres hojas extra-Megadrive, y con resignación aplicarse un afeitado apurado, ya de paso (y primordial) vender el ukele que yace lleno de polvo en el rincón de tu casa en el primer cash-converters que encuentres, y si llega el presupuesto entonces agenciarse una guitarra eléctrica que principalmente suene alto, pues existe el peligro de ser quemado en esta gran pira funeraria en formato redondo con agujero si no sigues las recomendaciones. ¿Es éste un nuevo orden mundial? ¿Llega realmente el final del Indie-Mainstream? ¿Son Mad Robot la tercera ola extraterrestre destinada a extinguir esta combinación de greñas engominadas con barbas perfiladas al láser?

Realmente todas estas preguntas me asaltan de madrugada mientras escucho aturdido "I Declare War" un pack de canciones destinadas a crear tensión. En el aspecto musical las cosas claras, guitarras distorsionadas, bajo grueso y pesado, estribillos coreables y rock independiente que te recordará al de hace un par de décadas, si prefieres el puente perfecto entre unos Pixies de haber sobrevivido a su propia leyenda con dignidad y unos Nirvana de no haber sufrido úlceras su líder, con más peso de los primeros y si acaso adornado con el fuzz hasta las cejas estilo Dinosaur Jr, encontrarás seguro las coordenadas, o simplemente llámalo punk-rock moderno si prefieres, que en esencia es lo que es.

Este disco ha sido grabado desde la más absoluta independencia, lo que su mérito tiene visto y oído el gran resultado de la producción, importante remarcar que su anterior Blacklisted (2013) también sigue vigente, y que este no es sólo el nuevo disco de una de las bandas más prometedoras de la actualidad, este disco además es la confirmación como músico y librepensador de Mike Grau, alma matter de los nunca suficientemente valorados Furious Planet (https://furiousplanet.bandcamp.com/) cesados ​​hace unos años, aparte de que en un mundo utópico deberían haber conocido las mieles del éxito más allá de las buenas críticas de los enterados de turno o al menos haber tenido la posibilidad de subsistir a base de rodar y hacer conciertos. Ahora con Mad Robot, que es la perfecta encarnación para llevar todas sus ideas insensatas y hirientes al plano físico. (Su: Voz, Mike Grau: Voz, Guitarras, Carolina Otero: Guitarras, Voz, Borja Boscá: Bajo, Roberto Timó: Batería).


Dicho esto, empezamos a entrar en materia. Aviso, esto cocerá como el alcohol en una herida, la intención es declarar la guerra y tanto que lo consiguen. "Kill The Mainstream" ha sido el gran hit de avance y declaración de intenciones a las claras, estribillo de puño en alto y riff pesado, pero no es el único hit, hay más. El deseo escapista transformado en intención nihilista de "Human Error" alude al primigenio sentimiento insurgente del punk, destruir para crear. Con el desencanto por bandera se va desarrollando el disco con melodías como "Go Extinct!" perfectos para caminar hacia el ocaso o la agria "Unfuck The World" con la pérdida de la esperanza como verdadero lobo que enseña las orejas y un protagonista al límite de sus posibilidades, perfil bastante extendido en la actualidad y con el que es fácil empatizar viendo el estado actual de este mundo sin cura alguna. Fantásticas las armonías vocales en "Big Cosmic Joe" sentimientos de quien tiene claro que quiere pero no sabe cómo conseguirlo, también aparece el amor como elemento redentor en "Screw You All" que nos descubre la verdadera naturaleza destructiva de este robot descontrolado que carga contra todo.


Por supuesto que lo hace, pues lamiga o para mí la grandeza de este disco radica en gran parte en sus letras cargadas con dardos envenenados contra una escena musical superflua, empezando por los grupos y sin dejarse todo lo que lo rodea. Una de las grandes letras y de las más valientes de este disco viene con "Death Of Criticism", un rusco bien tirado dirigido a todo aquel que se sienta delante de un teclado a escribir de música (no se salva nadie) y que deberá admitir y simplemente poner la otra mejilla, Mike Grau dice lo que nadie se atreve a decir y deja claro en canciones como "Witch Spell" que está dispuesto a asumir las consecuencias, "Hit Song" hace lo mismo con los que se suben a un escenario y se rebajan en sus relaciones con prensa y festivales diversos. Tan fantástica como hiriente es "Ready For Death", sin pelos en la lengua, totalmente desinhibido de "lo que dirán" y con una guitarra que corta el aire. Este robot descontrolado se despide sin bajar la guardia con el medio tiempo que da título al disco donde descubre todas las cartas en la mesa, si se trataba de ganar la mano a la apatía y a la novedad sin fundamento pues lo consiguen sin ases en la manga.

Resumiendo. "I Declare War" contiene una gran cantidad de verdaderos hits, pero no es sólo una buena manera de combatir el aburrimiento de la gran oferta musical que casi siempre cae por los mismos barrancos, además da lugar a entonar un mea culpa a todo aquel que tenga metida la cabeza en las "escenas" pertinentes y reflexionar sobre ciertos temas que afectan a esta globalización descompensada que siempre favorece a los de fuera aunque a estos les falte calidad, además de producir un montón de opinadores en red haciendo gala de su verborrea y que al final nunca se transforma en contratos y actuaciones como debería, ni siquiera en asistencia y venta de entradas, como si de esta nube se pudiera vivir, rematado todo por un mundo que más que irse por el inodoro pide a gritos que se tire ya de la cadena. Ingredientes bien conocidos y fáciles de reconocer, anti-armonías vocales de las buenas, guitarras cortantes cargadas de fuzz, bajo en primer plano y estribillos para tirar con ganas, pero sobre todo con actitud a raudales, este condimento tan escaso y denostado que aquí se advierte como el verdadero elemento catalizador a través de una lírica que ataca sin rodeos el sin sentido oficioso del día a día. Muy recomendable, no te pierdas el directo.

Bandcamp: http://madrobot.bandcamp.com

Sin dejar de sonreír, nuevo videoclip de Los Radiadores

octubre 04, 2015 1 Comentario


De uno de mis discos favoritos ya reseñado aquí, el "Gasolina, saltos y calaveras" de Los Radiadores, llega el nuevo video-clip dirigido por Sergio Gimeno. Hacen falta rocanroles de ahora como este "Sin dejar de sonreír"

Reseña del disco entra AQUÍ
web LOS RADIADORES: http://www.losradiadores.com


Carolina Otero & TSE presenta "Diastema Girls" en el Loco Club 02/Octubre. Y nuevo video.

octubre 01, 2015 Comentar

Mañana Carolina Otero & The Someone Elses presentarán en el Loco Club su nuevo y flamante "Diastema Girls", ya reseñado aquí y que considero uno de los grandes discos del presente año. 

Si queréis buen rock y estáis por Valencia no os perdáis esta velada de guitarras potentes y melodías powerpoperas.

Será a las 22:30
Comprar entradas: http://www.lococlub.org/entradas
Reseña del disco Diastema Girls en la Route:
http://www.ontheroutemag.com/2015/09/carolina-otero-diastema-girls.html

Nuevo video. Diastema Girls
 


"Odio las canciones que te hacen pensar que no sirves para nada. Odio las canciones que te dicen que has nacido para perder. Que no le sirves a nadie. Que no sirves para nada, porque eres muy joven o muy viejo, muy gordo o muy delgado, muy feo o muy ésto o aquello. Canciones que te deprimen o canciones que se ríen de ti por tu mala suerte o tus desgracias. Quiero luchar contra esas canciones hasta el último aliento y la última gota de mi sangre. Quiero cantar y demostrar que éste es tu mundo, aunque te haya golpeado y te haya tumbado docenas de veces. aunque te haya golpeado y arrastrado. Sin importar el color, tamaño ni constitución, quiero cantar canciones que te hagan sentir orgulloso."
Woody Guthrie