Adiós Cifu y eternas gracias.


Era mi deber escribir unas palabras de despedida a Juan Claudio Cifuentes "Cifu", uno de los periodistas musicales más importantes de este país. En mi aprendizaje musical ha jugado un papel decisivo para que hoy por hoy ame el jazz y sea un estilo indispensable para mi, algo que viniendo del rock nunca hubiera imaginado a estos niveles.

Cifu ya ha estado presente en la Route en pequeñas referencias en alguna que otra reseña, curiosamente le daba las gracias hace un año por enseñarme a utilizar las contraportadas de los discos. Además le tengo que agradecer por siempre que me hiciera entender la grandeza de Miles Davis, me ayudara a llegar hasta el amor supremo de Coltrane, me descubriera a Art Blakey con la retransmisión de los dos seminales conciertos A Night At Birdland, también me enseñó a amar la delicadeza lírica de Chet Baker, a ver colorido en vez de virtuosismo en la música de Oscar Peterson, y con Monk a no dar excesivo valor al virtuosismo cuando la expresividad llega a lo más alto, también que a mi querida Billie Holiday le sentaban mejor las pequeñas formaciones que las big bands, y el amor que los músicos de jazz sentían por sus orígenes y la costumbre de finalizar los conciertos con la versión de un viejo blues en señal de respeto, tantas y tantas cosas, tantas historias del jazz.

Y no, no soy un entendido del jazz ni mucho menos, es otra de las lecciones importantes que aprendí con Cifu, el jazz no hay que entenderlo, simplemente hay que escucharlo y dejarse llevar por él, eternas gracias Cifu, siempre estarás presente en mis escuchas de los discos de jazz.

El otro día después de la fatídica noticia, por la noche en silencio me sobrevino Round Midnight e imaginé a Cifu con sus cascos puestos delante de un micro, y aún tengo la impresión de que en el fondo todos los domingos allí estará con algún disco para todos nosotros.

Comentarios

  1. Siempre me gusto eso de "jazz porque sí". Eterna deuda con Cifu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad es que parece un slogan simple, más de 40 años en antena, y dice mucho de la manera tan diáfana y plana que tenía Juan Claudio Cifuentes para hacernos llegar el jazz. Un grande. Saludos Agente

      Eliminar
  2. Figura esencial y entrañable la de Cifu en la divulgación del jazz aquí.

    Saludos, Chals.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esencial, una gran pérdida. Saludos Gonzalo

      Eliminar
  3. Muy emotiva y merecida entrada para el gran maestro del jazz en España. Estuve muchas noches por los escenarios del Whisky Jazz y del Balboa Jazz Club que pisara el gran Cifu, ya todos desaparecidos. Sus palabras en sus programas aun conservaban los ecos antiguos de la bohemia, cuando la ciudad empezaba a brillar justo después del último parte del régimen.
    Hoy estamos un poco más huérfanos.
    ¡Adios Cifu!
    Saludos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que afortunado eres Javier por haber vivido un trozo de esa historia, aunque ya no están supongo que no los olvidaremos nunca. Saludos

      Eliminar
  4. Los grandes maestros del jazz tambien contaron con grandes docentes que ilustraban sus obras como nadie .
    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario