Route in Black: Felicidades Johnny Cash


Ando escribiendo estos días una reseña de una de las American Recordings para el Exile, discos esenciales en mi vida, y me encuentro con que hoy es el cumpleaños del hombre de negro, 83 años ni más ni menos, no soy muy dado a las necrológicas y aniversarios, aunque tengo mis excepciones, y Cash es una de ellas, así que no puedo evitar felicitarle y dedicarle unas líneas. Adoro a Cash por todo lo que significa, por el mito, por su carisma, como dice su gran amigo Merle Haggard, ¿que hubiera pasado si Elvis hubiera vivido hasta nuestros días? pues lo mismo que con Johnny Cash que sí llegó y nos demostró que estaba hecho de otra pasta, un maestro en destilar autenticidad en todo aquello que pasaba por su garganta.

También le admiro por su gran actitud ante la vida, y más en una época en la que a la primera de cambio se tilda de panfletario al primer artista que venga con sus versos cargados de la crónica nefasta de los días que corren, en ese sentido algunas de sus canciones han adquirido un valor añadido para todos aquellos que somos vistos de reojo por decir lo que pensamos y por no ir con la corriente. Como ya hizo Woody Guthrie, y Aretha Franklin, lo hizo Sam Cooke, Marvin Gaye, lo hizo Bob Dylan, John Lennon, lo hizo Joe Strummer, y Johnny Cash, lo hicieron muchos armados con la música, la lucidez y la capacidad de observación suficiente para saber ver lo que estaba ocurriendo a su alrededor, y no sólo eso, sino que además bajaron de sus montañas e iluminaron nuestras cavernas con sus canciones cargadas de verdades, unas veces con una visión más política, otras desde el corazón, en Johnny Cash parece que esa línea nunca estuvo tan clara, cosa que hace que sus canciones adquieran un tono épico y universal. Genio y figura. Hoy la Route se viste de negro.









v












Publicar un comentario

0 Comentarios