Jesse Marchant's video trilogy

diciembre 30, 2014 3 Comentarios
En el tocadiscos dual de Bernardo encontré este disco de Jesse Marchant en una de sus magníficas listas anuales, su simple alusión a Nebraska me llamó la atención. Y aunque, la verdad, es difícil meterlo en el top de la Route, pues veo difícil desplazar a estas alturas a cualquiera de mis elegidos, no obstante veo claro que este disco sobrepasará el número del calendario porque es uno de esos artistas chalsianos perfectos para la 'isolation' del invierno.

La portada dice bastante de su interior, la misma carretera gris y gélida, pero esta vez parado en la cuneta. Desconocido, pero este disco homónimo no es el primero del canadiense, recibió discreta popularidad con su anterior Stray Ashes (2012), y aunque comparado en su interpretación con Jim James, puede que de la primera época pastoral de My Morning Jacket, discurre por derroteros diferentes, menos experimental, más asequibles para las primeras escuchas.

Y si, doy fe, este muchacho vive dentro de Nebraska, sus baladas oscuras transcurren en un plano más interiorista, más personal y menos social, la desafección y el desencanto de la vida moderna, relaciones efímeras y desamor, la misma canción de siempre pero llevada con su voz de barítono pausada, introspectivo, de atmósferas y arreglos cuidados más propios del Tunnel Of Love con las cadencias de Nebraska.

Aquí os dejo una bonita trilogía que el artista ha lanzado a modo de historia en You Tube con tres de sus canciones siguiendo un hilo argumental, capta muy bien el espíritu del disco. Este disco es un pequeño tesoro.

Jesse Marchant - "Words Underlined' Official Video (Trilogy Part 1)


Jesse Marchant - "Every Eye Open" Official Video (Trilogy Part 2)


Jesse Marchant - "Adrift" Official Video (Trilogy Part 3)

Debris, la mirada luminosa de un padre.

diciembre 29, 2014 8 Comentarios

Hace mucho mucho tiempo, siendo niño, mi padré me cogió de la mano y me llevó a la feria que habían montado a las afueras con motivo de la festividad del patrón del pueblo, lo que a simple vista puede resultar algo muy normal, para mi tuvo en su momento una connotación extraordinaria y única, aún la tiene, pués él no solía pasar mucho tiempo en casa y tampoco teníamos una relación en aquel entonces todo lo grata que un niño pudiera esperar de su padre. Aquel día fue diferente porque había luz en sus ojos, fue su manera de mirarme mientras yo andaba dando vueltas subido a un cochecito o pescaba un patito de plástico, yo era un niño, pero me di cuenta. Ese día no hubo límites, no eran dos más y a casa, ese día el límite lo marcaba yo, ese día éramos mi padre y yo.

Hace poco una fan de Simply Red me pidió que hablara de Debris, una canción que había descubierto gracias a una muy buena versión. No se como llegó hasta aquí pero supongo que el reseñar Anymore For Anymore le hiciera ver algun tipo de autoridad en mi firma. Aunque mi autoridad no es tal, no sería sincero si hablara desde cierta autoridad porque no la tengo, podría contarte muchas cosas que leerás por la red, que Ronnie Lane la escribió pensando en los domingos por la mañana cuando su padre se lo llevaba de la mano al rastro, te hablaría de esos pequeños detalles que deján entrever entre sus versos la procedencia de clase obrera de su familia. También podría contarte que Lane en aquel momento en la cresta de la ola con los Faces, se acordó entre concierto y concierto de aquellos momentos con su padre y se sentiría mejor, un sentimiento bucólico y acogedor que le inspiró una gran canción. Yo por mi parte quiero pensar que todos los padres lo hacen lo mejor que pueden en las circunstancias que les ha tocado vivir, al menos a mi me quedó la prueba grabada en la memoria como a Lane le quedaron las mañanas de los domingos. Aún hoy por hoy vuelvo a ser un niño pequeño cuando recuerdo aquel día y doy gracias por ello.

Quería aprovechar la petición que Marie dejó en un comentario, para ya de paso rendir mi más sentido homenaje a esta canción que significa tanto para mí y que reaviva aquel día de hace tantos y tantos años, y que ahora, además, me señala con claridad que es lo que mi hijo tiene que llevarse de mí cuando un día esté lejos de casa, el sentimiento que le sirva de motor y energía, el saber que siempre va a tener un sitio donde poder volver si hiciera falta. Amiga Marie, Debris creo que es eso, es un estado de completa felicidad, de arropo y calidez, Debris es el reflejo de la mirada luminosa de un padre a su hijo, Debris tiene todo eso en cada verso y en cada acorde, es una de las canciones más importantes de mi vida.


The Soul Jacket - Black Cotton Limited (2014)

diciembre 27, 2014 10 Comentarios
Black Cotton Limited es el nombre de su nuevo álbum de estudio, el tercero en su carrera. 15 canciones cargadas de honestidad, sudor y ritmo desde el corazón de las Rías Baixas gallegas

El tema de las listas anuales tienen su aquel, pero por otra parte marginan los discos editados los últimos meses del año, algo lógico si se trata de escuchar un disco con detenimiento, primordial. En el caso de The Soul Jacket, grupo al que admiro desde su debut Wood Mama, además es una grandísima injusticia, pués su nuevo disco Black Cotton Limited es de una calidad fuera de toda duda y suficiente como para replantear todas las listas habidas y por haber de este 2014 que finaliza. Aunque no pasa nada, si todo va bien, empezarán a rodar el próximo año y oiremos hablar bastante de ellos, porque no sólo han facturado un disco chapeau, además sus directos son apoteósicos.

Segundo larga duración, editado el 21 de noviembre de nuevo a las órdenes de Hendrik Röver en sus Guitartown Recordings, sello ya con solera y con una cartera de clientes a tener en cuenta, el Muscle Shoals del norte. Las coordenadas trazadas en Black Cotton Limited son conocidas por los amantes del buen rock, southern cargado de fuerza soul, mucho blues y actitud de rock'n'roll, donde es invitable hacer referencia al poderío interpretativo de Toño López, e imposible no acordarse de nuestro querido Joe Cocker que en paz descansa, una voz que aporta el carácter, vale, pero ojo con la capacidad instrumental del grupo, riffs antológicos, sección rítmica potente, canciones cargadas de intensidad y también medios tiempos y baladas de derretir, el sonido conseguido en este disco es grandioso, directo y sin efectismos. Si a todo esto añadimos que la edición vendrá en breve con un doble vinilo 12", pues los dientes ya se hacen largos. 


La canción People es abrumadora, el rock setentas hecho carne y cargado de funky, negro oscuro, escuchamos y comprobamos que son posibles los vientos en un tema de rock en pleno sXXI y en este país, sorprendente, os rendiréis a sus pies desde el principio. Con Moonshine Whisky Rye demuestran que poseen el poderío southern de los Allman Brothers. Pero más allá de decantarse a piño fijo por unos derroteros que ya dominaban a la perfección en su debut, en la fabulosa The Fisherman & The Silver Key se permiten el lujo de desarrollar una primera parte instrumental que tirar hacia el folk de trazas psicodélicas circa la soleada california, para a continuación cambiar el ritmo pasada la mitad hacia un Chris Robinson con su hermandad, incluso los más entendidos en el género verán a los Band con más groove. Tiene unas cuantas que te ponen las pilas, pongamos Where's My Money con un solo de guitarra de mojarte los pantalones, aunque es difícil hablar de preferidas, pues incluso con  Sleeping Bag Boogie suben el tempo y dejan claro como hacer "un rock'n'roll de libro" a la Creedence Clearwater Revival, impresionante.

La trilogía Brothers, como la canción del pescador y la llave de plata, marcan la diferencia con su debut no por la calidad, más por unos desarrollos que marcan la diferencia y su avance, y donde por supuesto no se dejan el country en el tintero en la tercera parte de la trilogía, ¿con que no podrán The Soul Jacket? llegados aquí ya solo puedo soltar que son putoámicos y únicos. Hacen fácil lo difícil en The Boxer, decidme cuantos grupos conocéis capaces de recordar a Curtis Mayfield sin que parezca un chiste, pues aquí lo hacen con una interpretación y unos arreglos portentosos, ni un pero. Pictures On the Wall y Do It Right es soul de reiros del revival británico, como una catedral. Smokin' House es vaporoso, casi os diría al estilo chill-trip de los Doors, que líneas de guitarra! y cuanta clase, hay mucha grandeza en este tracklist que cierran con Natalie bajando las revoluciones  en una balada-country-soul con oficio y sentimiento a porrillo por el que mataría más de un crooner que conozco.

Estoy empezando a ver la capital del norte como una especie de Swinging London, donde puede que no lleguen los conciertos importantes desde el exterior, pero ni falta que les hace, y en esas que The Soul Jacket se consolidan no sólo en el hervidero artístico vigués, hablemos ya de uno de los grupos a tener en cuenta en el panorama actual a todos los niveles, que si en su anterior Wood Mama mostraban sus armas, voz con carácter y sonido de bandera setentera, ahora demuestran una versatilidad muy fina, manejan las cadencias y compases a otro nivel, pasan en un chasquido del soul al funky, del blues al country, con mucha energía negra, y actitud rock, todo con unas composiciones que van más allá del ejercicio de estilo, inspiradas sin más e impregnadas de los sin sabores de su tiempo. Incontestable el poderío y la calidad de Black Cotton Limited. 100% algodón calidad suprema. Un disco que nadie puede perderse. De lo mejor del año pasado. Actualizado mi top anual.


Puedes adquirir Black Cotton Limited en su Bandcamp

TOP 50 EXILE 2014

diciembre 26, 2014 Comentar

A partir de los 20 discos elegidos por cada redactor del Exile SH Magazine, hemos confeccionado una lista de 50 discos, aquellos que han marcado el camino de esta temporada en el Exile. Un honor participar en esta selección y en el Exile. Os dejo con el video del ganador, Never Coming Home de Reigning Sound, y el enlace a la lista.

>>>>> LISTA DE LOS 50 DISCOS DEL EXILE




Exile is the answer!!!

Discos On The Route 2014

diciembre 24, 2014 7 Comentarios
 

Un año realmente bueno en cuanto a música se refiere y con un nivel artístico que está por las nubes, con temporadas como este 2014 todos los amantes de la buena música no tenemos excusa, siempre tendremos nuestro corazoncito en los 60/70, pero nuestra cabeza y nuestro sentir no debería estar muy lejos de lo que acontece a nuestro alrededor.

Añada de la que me llevo muy buen recuerdo, y no sólo por los discos, también por los conciertos de Chuck Prophet y Fakeband, grandiosos. Pero sobretodo por reunirme con algunos de los bloggeros, ya amigos, que más aprecio, Johnny JJ, Evander, Alex Revolver  y Joserra, aún me quedan por conocer unos tantos más y quiero abarcar de norte a sur, estoy seguro que del próximo 2015 no pasará.

Un año en el que contra todo pronóstico, he encontrado trabajo, algo que suena a ciencia ficción y una suerte si tenemos en cuenta la maraña socio-política en la que estamos metidos. En medio de la tormenta y con esta nueva situación, he podido continuar por mi senda analógica en busca de preciados vinilos con la ayuda de Tsi/Forrest, uno de los mayores coleccionistas que conozco, con un gusto muy amplio y variado, quien además de buen amigo ejerce de dealer, también he podido participar activamente con la compra, siempre necesaria, de las obras físicas de estos autores, siempre en la medida de mis posibilidades claro.

No puedo dejar escapar la oportunidad que ofrece esta editorial, si es que puede llamarse así, para enviar un abrazo a los desprotegidos, a los dependientes y a quienes se han quedado sin casa, a toda la gente que de alguna manera la vida no les ha sonreido tanto como a nosotros, seguro que tenéis a alguien cerca a quien poder ayudar, consolar y/o apoyar, porque es muy importante no perder el contacto humano a pesar de que las redes sociales centralicen nuestras relaciones. Tampoco quiero olvidar que tenemos una educación y una seguridad social tocadas de muerte, unos convenios colectivos sesgados por el capital, y con una guinda macabra en forma de ley mordaza que nos ha devuelto a una época que creía olvidada. 

Si, ha sido un gran año en lo musical, pero no olvidemos la actitud frente a todo ésto, no nos dejemos llevar por este sin sentido utilizando la música como mero opiáceo que adormezca nuestra dignidad, al contrario, me gustaría pensar que todos estos artistas son capaces de transmitir otras visiones de este mundo y que su música alcanza el verdadero fin que siempre debió tener, ni más ni menos que este sea un mundo mucho mejor y que ampliemos el zoom más allá de nuestros ombligos.

Me gustaría hablaros de algunos discos que me han llevado al huerto pero que se me han quedado en el tintero por falta de tiempo, Hiss Golden Messenger, Bandastic Fand, Sharon Van Etten, John Hiatt y King Creosote, sorpresa de última hora, a ver si me da tiempo antes de cambiar de año. No creo en el orden, el orden es el de hoy, eso si, de momento mi lista cerrada es ésta. Gracias a todos los que me habéis descubierto alguna de las maravillas que lucen en esta lista, si se trata de compartir música también ha sido un gran año. Ladies and gentlemen, con todos ustedes las 30 razones musicales que me han hecho un poco más feliz este 2014, felices fiestas:
  1. Lucinda Williams – Down where the spirit meets the bone
  2. Chuck Prophet – Night Surfer
  3. Hiss Golden Messenger – Lateness Of Dancers
  4. Simon Felice – Stranger
  5. Ben Watt – Hendra
  6. Steve Gunn – Way Out Weather
  7. Reigning Sound – Shattered
  8. Wilko Johnson/Roger Daltrey – Going Back Home
  9. Tom Petty and The Heartbreakers – Hypnotic Eye
  10. The Delines – Colfax
  11. Rosanne Cash – The River and The Thread
  12. Jimbo Mathus – Dark Night Of The Soul
  13. Dropkick – Homeward
  14. Oscar Avendaño y Los Profesionales – Demasiado oro
  15. Fakeband – Shining On Everyone
  16. Bandastic Fand – Strong Enough To Refuse
  17. The New Mendicants – Into The Lime
  18. J.Mascis – Tied To A Star
  19. Sharon Van Etten – Are We There
  20. King Creosote – From Scotland With Love
  21. Band Of Horses - Acoustic At The Ryman
  22. C.W. Stonekin – Gon' Boogaloo
  23. John Hiatt – The Terms Of My Surrender
  24. Micah P. Hinson- ...And The Nothing
  25. Hard Working Americans - Hard Working Americans
  26.  Mad About Mountains - Harlaz
  27. Broken Twin - May
  28. Senior i El Cor Brutal – El poder del voler
  29. Cracker - Berkeley to Bakersfield
  30. Beck – Morning Phase

    Steve Gunn - Way out weather (2014)

    diciembre 23, 2014 3 Comentarios

    Podría hacer una lista sólo con discos que el Exile me descubrió este año, en este caso Joserra con postarro ("...un amanecer que bien pudiera ser de San Francisco o de Canterbury" mucha grandeza) se trajo esta maravilla de Steve Gunn, que entre todos los discos que se supondría debiera alabar, como me suele pasar, ha destacado considerablemente, digo yo, por las manías propias que me llevan inexorablemente hacia mis querencias particulares. Y ahí que este sideman de los Violators de Kurt Vile, con este su noveno disco Way Out Weather, ha subido como la espuma durante las últimas semanas en mi rankin particular.

    Way out weather es de los discos que me gustan porque me cogen y me llevan a su mundo sobre sus cadencias de ritmos lentos y cíclicos, no hay término medio. A mí me ha venido a atrapar en estos días después de toda una jornada trabajando con la noche en ciernes, volviendo a casa en esos momentos de bajón después de las prisas, contento y relajado (tener curro es una bendición). Breves instantes colindantes entre el día y la noche, justo el trayecto hasta casa, cuando aun puede apreciarse esa suerte de cielo color azul intenso en contraste con la luz anaranjada del sol que marcha a la carrera, y refleja una gran cantidad de tonos en unas nubes algodón de blancura mística, una panorámica de tintes pseudo-espirituales al que este disco da la dimensión sonora perfecta día tras día, tarde tras tarde.

    Aunque seguramente son estos mantras sónicos los que me inducen a toda esta percepción harmónica cercana a un suave viaje psicotrópico. Es el feeling que desprende, que aunque su desarrollo suave y etéreo pueda sugerir introspección a quien lea esto y no conozca la música, el viaje te hace sentir todo lo contrario, expansión, cielo abierto, divinidad terrenal, también la conexión total con el mundo y con sus miserias, la esencia de todo lo bueno y lo malo flotando y en contacto bajo un mismo cielo, cuál climatología emocional, el Weather que aquí Steve Gunn acoge como metáfora perfecta entre la belleza y la acritud de un mundo que se nos va entre los dedos.


    Canciones  perfectas en su desarrollo, imperfectas en su manera de no ceñirse al número de compases de la partitura, cosa que imagino y que se nota por el dejarse llevar en plan jam detrás de un arpegio en loop, suspendido en el éter y a la espera del desenlace en forma de riff brillante o línea de guitarra, apabullante su manera de doblegar el tiempo y conseguir convertir el largo minutaje en breves momentos de satisfacción. Y es que me impresiona y me entusiasma viniendo de una artista tan joven, tanto por su refinada técnica, como por su evidente influencia que igual te lleva por los derroteros de los grandes del folk (John Fahey, Roy Harper, Michael Chapman, John Martyn, Bert Jansch...) como montado en el globo country-rock de finales 60/principios70 (Byrds, Grateful Dead, CSN&Y...) también y por supuesto, me encandila su capacidad innata para coger todas esas referencias y crear con cada canción toda clase de ambientes, desde narcóticos, a estados alterados de la conciencia. Por esa delgada línea son pocos los grupos actuales que caminen con la seguridad de Steve Gunn, pongamos Beachwood Sparks.

    Way Out Weather nos pone en situación con arpegio acústico en loop, y la slide surcando el cielo, nos presenta a Fahey con el motivo principal de Wildwood y consigue como Ward, aquí por otros derroteros, utilizarlo a su antojo como un elemento más del puzzle, su voz y melodía acaban canalizando la atención con una linea de guitarra disonante de fondo, muy grande. Milly’s Garden acelera el ritmo sin desentonar, me recuerda al interludio instrumental de Surrealistic Pillow, con desarrollo instrumental hacia el American Beauty de los Dead, de haber un hit sería este. Shadow Bros es una joya, con que poco, guitarra, banjo y arpa en igualdad de condiciones, consigue uno de los mejores momentos, posiblemente de mis preferidas.  Fiction es de naturaleza expansiva, americana cósmica de mantras acústicos, y Drifter es la más rockera de todas, imposible no acordarse de Arthur Lee y Love, Atmosphere nos devuelve al globo con levedad y sin prisas, de nuevo con el motivo principal del arpegio acústico en loop, voz distorsionada y resaca del verano del amor, y cierra este fantástico disco Tommy’s Congo a base de ritmos sincopados, con mayor fiereza lisérgica, y un riff eléctrico en espiral a la Ali Farka Toure que nos acerca a cierto halo oriental, palabras mayores. 

    Un tratado de folk expansivo, americana cósmica y country-rock lisérgico que no se apropia de las ideas, más bien las canaliza en su particular interpretación y sin encasillamiento estilístico que valga. Música expansiva que transforma el paisaje. Climatología emocional. Imprescindible.


    C.W. Stoneking - Gon' Boogaloo (2014)

    diciembre 20, 2014 Comentar

    Una temporada tan buena como esta no podía terminar en fade out y en tranquilidad al fuego del hogar, al contrario, la cantidad de nuevos discos de muy buen nivel se sucede sin parar y uno ya no sabe si vale la pena que le implanten un hilo musical directamente al cerebelo para no perderse nada.

    El caso es que no pretendo forzar la maquinaria y elucubrar sobre la injusticia que supondía el olvido sistemático que de C.W. Stonekin se ha tenido en casi la totalidad de las listas anuales en este 2014, se comprende por lo desconocido y por lo especial del asunto, y además este disco sólo lleva un par de meses rodando. Pero es que no podía dejar escapar la oportunidad de desatar mi entusiasmo a 6 años de su anterior y fantástico Jungle Blues, pues me resulta una suerte volver a tener noticias de este aussie fuera de onda y al que nada le gusta el bussiness, a poco que leáis alguna bio encontraréis a un tipo singular y aventurero, dejo como un único dato que Stonekin se crió con los aborígenes desplazados de la región de Papunya en Australia, de algún sitio tendría que venirle su twang exótico y único. Pero lo más importante es que vuelve cada tantos años con el puñado de canciones que le apetece sacar sin más. 


    Mi amigo Don Guzz soltó a la primera escucha de su canción Zombie un "Suena brutal. A paseo por bazar vudú con Armstrong de fondo", y podría dejar la reseña aquí y quedarme más ancho que largo porque seguro que sabéis de que va el tema. Pero más allá del posturéo o el simple revival de músicas antiguas, pensarán muchos, se saca de la manga canciones que aunque parecen haberse rescatado del arcón de la abuela suenan estimulantes y atractivas.
     
    Y mirad que el sr.Waits cada vez que respira se disparan mil flashes, y que cosas, que para mí este disco (y el anterior) de Stonekin evidencian que en su "a piño fijo" el sr.Stonekin le gana en lo suyo, aquí se condensa la música de principios del s.XX, años 20 y 30, los primeros pasos del jazz, New Orleans, la Dixieland, el ragtime, el calypso y el doo woop, también la cultura del Voodoo y el Tiki Bar todo en uno, incluso la música de cuando el son cubano y el r&b se diluían en el mismo whiskey.

    Desde su inicial How long, con su intro de guitarra eléctrica cubana hacia el blues, las cosas parecen no haber cambiado demasiado desde el anterior disco, cosa que ya es mucho, pero al paso a The Zombie se confirma su mayor sobriedad en las canciones, con un coro medio-infantil de por medias, freak total y el Tom Waits histriónico del Swordfish de por medias. Este hombre tiene que vivir en otro mundo para sacarse canciones como Get on the floor, un pre-rock'n'roll si preferís, instrumentación más que simple, percusión minimalista, bajo y guitarra y ese vozarrón, The thing I done, de mis preferidas con una fantástica melodía y el twang de sus orígenes corriendo en cada verso. No podía faltar su fascinación por la jungla en dos temas, The Jungle Swing y I'm the jungle man. Mama got the blues y Going' Back South son otros de los momentos del disco a tener en cuenta. 

    Un muy buen disco, un disco especial, único, y es que cada vez que C.W. Stonekin saca disco es especial, fuera de onda, exótico. No os perdáis este Gon' Boogaloo. Muy bueno.

    Discos Nacionales 2014

    diciembre 19, 2014 7 Comentarios
    Toca recapitular, echar la vista atrás y vislumbrar entre tanta información a chorro que discos y canciones nos han puesto el corazón del revés y nos han hecho más llevadero una realidad francamente difícil. Una buena añada en lo musical en el que grandes discos de todos los estilos, condiciones e idiomas han rallado la excelencia. En un ámbito más cercano el nivel también ha sido elevado. Veteranos y deconocidos, junto a nuevas promesas, rock, country, pop, folk, soul, incluso la copla ha tenido uno de los momentos más lúcidos de toda su historia.

    Así que sin más y mientras escucháis Todas las canciones (en versión maqueta, cosas del autoplay) de Oscar Avendaño, que por cierto hoy es mi número uno indiscutible (aunque el orden al fin y al cabo es lo de menos), os dejo mis elegidos, los que tienen que estar en la Route:

    1.- Oscar Avendaño y Los Profesionales - Demasiado oro

    2.- Senior i El Cor Brutal - El poder del voler

    3.- Fakeband - Shining for everyone

    4.- Julián Maeso - One way ticket to saturn

     5.- The Soul Jacket - Black Cotton Limited

    6.- The Milkyway Express - PerroRosa


    7.- Bandastic Fand - Strong enough to refuse

     8.- Chencho Fernández - Dadá estuvo allí


     9.- Los Enemigos - Vida inteligente

    10.- Fito & Fitipaldis - Huyendo conmigo de mí

    11.- Lichis - Modo avión

    12.- Nacho Vegas - Resituación

    13.- Silvia Pérez Cruz/Raül Fernández Cruz - Granada

    14.- The Ships - The summer of our lives


    15.- Ukelele Clan Band - No Sugar


    Versión oficial

    Rosanne Cash - The River And The Thread (2014)

    diciembre 17, 2014 4 Comentarios
    Es más fácil que las puertas se abrán de par en par cuando un apellido de tal peso luce en la portada, aunque puede que a la larga y a un nivel artístico suponga en cierta manera un lastre, todo hay que decirlo a este nivel de hijos de la realeza, no creo que importe demasiado en esta época donde las propuestas son tantas y de tan fácil acceso, es más, puede que suponga una desventaja para artistas que nacieron con un pan debajo del brazo y el recelo de miles de buenos artistas intentando hacerse un nombre, para más inri, los sectores más fundamentalistas aclaman The River And The Thread al unísono como uno de los discos del año.

    No sé si lo será realmente a niveles de números unos y tal, que si de buenos discos country se tratara, bajo mi punto de vista este año estaría número uno junto a Rodney Crowell y Kris Kristofferson (con su directo). Si que puedo deciros que al menos a mi me ha acompañado y me gusta bastante, lo considero un muy buen disco a tener en cuenta, e incluso dentro de estas lides de gorros de cowboy y chaquetas con chorreras, escapa sobradamente de banda sonora de restaurante de alto copete en la avenida principal de Nashville. Al césar lo que es del césar, que pese a no ser una nueva artista con gran proyección, ni tener un aura cool y molona, Rosanne Cash sabe cuales son sus grandes bazas y las aprovecha a la perfección sin caer en los estereotipos más casposos del género. Además escribe letras de profundidad y canta más que bien, con gran clase y con la inestimable ayuda de John Leventhal, instrumentista y arreglista de prestigio contrastado (su marido además), con quien forma un tándem muy bien compenetrado, y que a mi entender tiene mucha culpa de que le vayan bien las cosas a nivel artístico, juntos tejen unos arreglos compensados que eluden los clichés más comerciales del country y la música de raíces.


    Con este ya van tres discos notables, Black Cadillac, The List, y ahora con The River And The Thread, apuntala una trilogia que partió del luto, pasó al homenaje con la famosa lista de canciones que su padre le legó, uno de los más preciados tesoros familiares, y se consolida en este disco con la más personal y sincera colección de canciones de toda su carrera, sin versiones, cosa que es de agradecer.

    A Feather's Not A Bird está puesta la primera con mucha idea, una canción que deja claras las cosas, no se trata de vivir de rentas, esto va en serio. Y si se trata del sentir del sur, en esas surgen los relatos de las plantaciones de algodón en The Sunken Lands, gran canción y excelente interpretación, más cercana al rock se muestra Modern blue donde consigue acercarse a la grandeza de la Lucinda Williams actual. La declaración de intenciones en The Long Way Home y la reflexión vital de World of Strange Design confirman su gran momento y el saber hacer del tándem, de mis preferidas es Tell Heaven, de las más sencillas pero una auténtica joya, y en When the Master Calls the Roll, a medias con Rodney Crowell y Leventhal, consigue uno de los highlights de este disco y de toda su carrera, digna de figurar entre los standards de los grandes, cosa que no es poco.

    Anotar la aparición estelar de Derek Trucks en la slide y de unos coros de auténtico lujo a cargo de Rodney Crowell, Kris Kristofferson, John Prine y Tony Joe White, ahí es nada. En cualquier caso, pese a su apariencia de disco arquetípico que busca complacer a la crítica de género, cosa que también ha conseguido, te lleva al huerto y de paso por su querido sur, sin sonar manido y obvio, te mece a través de sonoridades folk, country, blues, y gospel, y entre recuerdos lejanos de infancia, te hace partícipe de su particular búsqueda de su lugar en el mundo y el regreso a las raíces, transmitiendo sosiego y tranquilidad, con instrumentación perfecta y guitarras con mucha clase, un disco que poco a poco te lleva a su terreno sin que te des cuenta, y Rosanne Cash que es una gran artista que le debe mucho a su padre, pero que ya no le debe explicaciones a nadie.

    Bantastic Fand in concert / One

    diciembre 16, 2014 6 Comentarios

    Bantastic Fand han sido una de las sorpresas más agradables de la temporada, tienen todo lo que me gusta de la música que adoro, están Dylan y Neil Young, están The Band, de Laurel Canyon al Mississippi recorren la música americana en toda su grandeza, folk, country-rock, americana siempre desprendiendo una aura positiva ante la vida y son el carpe diem hecho rock.
    Un hueco tendrán entre mis mejores discos del año. Ya tengo ganas que el cartero llame a mi puerta y me deje el preciado papelito amarillo, porque aquí no hay discográfica que valga, sabor artesano directamente del horno a la panera de cada casa, así estas Navidades su fantástico disco Strong enough to refuse sonará por encima de los villancicos, me encanta su portada que por supuesto no acabará el año sin que adorne la reseña del disco en la Route. 

    Pero si os digo la verdad, sobretodo tengo unas ganas incontenibles de verles en directo, y es que sólo viéndo algunos de los videos que hay por el tubo es suficiente para percatarse de como llevan al directo toda su sabiduría musical y vital. De momento me conformaré con Calling, una de las mejores canciones del año, grabado en directo e incluida en el DVD Bantastic Fand. in concert / One, acabado de editar (también de camino). Colaborad con esta banda, hay mucha calidad, mucho amor y mucho saber hacer, abajo tenéis todos los enlaces necesarios. Y este Calling que  ah!... suena a gloria. 

    Jimbo Mathus and The Tri-State Coalition - Dark Night Of The Soul (2014)

    diciembre 16, 2014 6 Comentarios
    A estas alturas creo que no me equivoco si afirmo que Jimbo Mathus ha dejado de ser el secreto mejor guardado del sur americano, músico muy popular a ambas orillas del Mississippi y al menos para quienes nos movemos por unas coordenadas musicales mirando hacia el rock de tintes tradicionales. Creía que no podría superar su excelente anterior disco y con Dark Night Of The Soul lo ha conseguido, al menos no ha bajado el listón, aquí en su versión más eléctrica y desatada. Así que hoy por hoy ya puede decirse bien alto que Jimbo Mathus es uno de los señores del rock americano de nuestros días, y además viene a confirmarse en las posiciones altas de 2014 en esta Route.

    Su evolución en solitario después de once discos y a partir de Confederate Budha (sobretodo), el disco que lo acercó en mayor medida por estas latitudes, ha marcado un camino en ascenso que pasando por el también magnífico White Buffalo, a mi entender culmina de momento en este disco de calidad incontestable e imponente tracklist, como un John Hiatt rejuvenecido, con su cantar a garganta abierta a la Fogerty en sus años mozos, el Springsteen si de una vez se bajase a Muscle Shoals, el Mellencamp cuando llevaba el Cougar delante, e incluso superando en la presente campaña el disco de Tom Petty, referencias todas de las que me sirvo sólo como coordenadas y para medir a Jimbo con los grandes, puesto que para mí juega en esa liga, lo suyo es coger la misma pasta base y rehacerla sin fuegos artificiales de efectismo modernista.

    Y es que este disco me ha traido de calle durante todos los meses que lleva editado, su intensidad y la manera de hacer confluir todas las sonoridades americanas, principalmente sureñas, bien le vale el título de maestro, por sus manos pasa roots-rock, country, southern, soul, blues, gospel... los maneja como quien respira, ayudado todo sea dicho por su magnífica sideband The Tri-State Confederate que aporta solidez y potencia a un discurso de por sí intenso. Aunque todo esto no tendría ningún sentido si no fuera acompañado de unas canciones que simplemente te arrastran, minutaje conciso, no hay ninguna canción de más de cuatro minutos,  enfocadas con acierto, tocadas prácticamente en directo, con la guitarra eléctrica apuntalando el carácter rock del disco, y al mismo tiempo con la veracidad insuperable de los números más acústicos con aura de grabación casera.


    La entrada es fulminante, Dark Night Of The Soul parece salida del Darkness On The Edge Of Town con ese piano tan Roy Bittan en mitad de la tormenta eléctrica. Magia gospel con potencia rock a la Allman Brothers en White Angel con una guitarra soltando licks antológicos de blues, y algo que últimamente sólo los Black Crowes eran capaces de hacer, aquí Jimbo Mathus se lo despacha en a penas dos minutos con Rock'n'Roll Trasher, este hombre dice mucho en poco tiempo, directo al corazón setentero del southern-rock. No podía dejarse un blue-eyed-soul como la copa de un pino, con el nervio del sur y el B3 marcando terreno, esta vez con la mirada puesta en Van The Man en Shine Like a Diamond.

    Y en la misma línea más cercana al country-rock se encuentra Writing Spider, y para cuando piensas que es el disco de rock con banda del año sueltan las eléctricas en Tallahachie y se marcan un country-blues que no cambio por ninguna de las facturadas por Hiatt esta temporada. El óxido nunca duerme y la intensidad casi brutal vuelve con grandeza crazy horse en Burn The Ships, potente y con los Tri-State sacando humo al feed, joya total con el bajo funky Fire In The Canebrake y un solo de guitarra de cagarse, en Hawkeye Jordan la pedal steel flying burrito y en Casey Caught The Cannonball recuerda The Band sin complejos, con Medicine se despachan otra de las perlas acústicas con halo de grabación casera que destila autenticidad a chorro, podría ser una demo perdida del Tonight's the night, y es que poco más se le puede pedir a este disco que cierra con Butcher Bird, oración en ángulo abierto rematando este excelso catálogo sureño de la música.

    Sin lugar a dudas, esta temporada para mi tiene un rey indiscutible en cuanto a rock americano se refiere, se llama Jimbo Mathus y ha editado el disco que hace tanto tiempo esperaba. Dark Night Of The Soul es puro delta swamp rock, la nitty-gritty de los campos de algodón, en estas canciones también habitan los reverendos, ciegos y bluesmen, el alcohol y otros medicamentos, la mística sureña con denominación de origen y el espíritu libre de quienes buscan y buscaron escapar de las profundidades góticas del sur a ritmo gospel y con potencia setentera, con los pies hundidos en el fango pero la mirada al cielo en busca de una última redención en la noche oscura del alma.



    The Ships - The Summer Of Our Lives (2014)

    diciembre 14, 2014 6 Comentarios
    The Ships nacen hace más de 4 años, cuando Dani Llamas y Juan Ewan deciden grabar un disco juntos en el Puerto de Santa María con Paco Loco, y es allí con Paco donde surge una nueva e increíble conexión y afinidad tanto humana como musical. La aportación de Paco a los temas y la química entre los tres es tan grande que Paco pasa a ser miembro de The Ships. The Ships son efervescencia pop, guitarras y melodías soleadas para fans de The Posies, The Byrds, The Jayhaws, Teenage Fanclub, Red Kross o Beach Boys. Miel de Moscas
    Llegando ya al final de la temporada llega a mis manos un disco con mucho encanto, The Summer Of Our Lives es el primer disco del grupo The Ships, sustentado principalmente en la amistad que Dani Llamas (G.A.S. Drummers) y Juan Ewan (El Sueño de Morfeo) han cimentado a lo largo de muchos años alrededor de la gran pasión que sienten por la música que más les gusta, completa la formación Paco Loco del que poco hace falta decir, uno de los hombres importantes de la música en nuestro país a ambos lados de la mesa de mezcla, y que aquí se antoja decisivo para el acabado del disco, no olvidemos que por sus manos pasaron Golden Smog, palabras mayores para quien os escribe estas líneas.

    Es evidente el gran amor que sienten The Ships por los sonidos soleados y playeros cercanos al pop guitarrero de cuna americana y donde sus influencias están más que claras, cabalgando entre clásicos con gran aroma a los Byrds y grupos del power-pop más actuales, ellos mismos desvelan sus influencias y no esconden su condición de fans de los grupos que homenajean, no sin ello significar que la escucha de este disco es gratificante y aporta vitamina C a chorro.


    A bote-pronto el pasado del sr.Ewan puede parar a más de uno, sólo hasta que empieza a rodar el tracklist y entonces los prejuicios se disipán al instante. En Want el trío se trae el brillante sol californiano al Puerto de Santa María con esa rickenbaker tan byrdiana aportando calidez y alegría sin más. Y no quiero ni pensar donde estarían ahora mismo si temazos tan redondos de cadencia agradable como Telephone hubieran sido editados en plena fiebre indie noventera. I Got Lost es una auténtica joya playera con sabor a clásico, pero ojo, no todo es clásico y edulcorado (que no empalagoso), hay mucho poderío rockero en temas como Hero, Station Of Rock y Camera Eye... que guitarra!, este año Chuck Prophet si, pero también The Ships. Y la canción que da título al disco, The Summer Of Our Lives que confirma la grandeza de unas composiciones de acabado exquisito y  más allá del gran oficio que atesoran reproduciendo sonoridades ya conocidas. Cierran el disco con Better World, power-pop de libro para enmarcar.

    The Summer Of Our Lives es un disco delicioso, adictivo y rematado con mucho oficio, última incorporación a la saca de discos 2014, esperemos que la propuesta se consolide en el tiempo y podamos disfrutar de su directo cuando el sol caliente de nuevo, de momento la banda sonora de mi próximo verano ya cuenta con unas cuantas canciones más, un soplo de aire cálido en este frío invierno.


    Simone Felice - Strangers (2014)

    diciembre 11, 2014 8 Comentarios

    Cuando me plantéo que discos no han sido suficientemente reconocidos esta temporada, mi cabeza cortocircuita por completo, la cantidad de referencias de calidad contrastada ha sido tal esta campaña que se me hace difícil procesar los datos. Y la verdad es que sería francamente difícil aseverar cualquier grupo en primer lugar, al menos con diferencia abultada, ¿por estilos?, ¿por repercusión?, ¿por originalidad? das una patada y salen diez discos a tener en cuenta y elijas la categoría que elijas. Así que llegados a ese punto cada cuál tira para su monte, y yo aquí que vengo a recostarme sobre la hierba de esta ladera a rumiar emociones al ritmo de Strangers, uno de mis discos favoritos de 2014, muy buen gusto y canciones emotivas que ponen el alma en vilo.

    Y mirad que el grupo de sus hermanos me ha gustado, y aun me encantan sus primeros discos y hasta el Yonder is The Clock, pero el foco cambió de dirección hacia Simone Felice el día que escuché su Long Live, bajo el ala de The Duke And The King, y particularmente gracias a su canción Shine On You, un folk'n'soul que debería ser de obligada escucha todas las mañanas al salir el sol, el mundo sería un lugar mejor. Lástima la disolución del grupo, la idea era buena. Ahora Simone Felice se lanza con su segundo disco en solitario y con la ayuda de parte de los populares The Lumineers y otros amigos comunes con el grupo de sus hermanos. Y supongo que como hasta ahora, pasará por un discreto segundo plano.


    Pero ay!... suspiro y meto el Strangers en el reproductor y todo se disipa, ¿que no será un disco tenido en cuenta? lo sé, pero es que me da igual, con Simon Felice el tiempo se para, deja de correr, al menos es lo que su música me transmite, no sabría decir si por esa continua afección estilo el Neil Young de guitarra, piano y cadencias suaves que emocionan con lo mínimo, o por ese punto de pop noventero y luminoso que él sabe dar al folk-rock sita en Laurel Canyon. Un artista que percibo con el mismo aura que a Ronnie Lane por su despreocupación del ritmo del mundo, también por su misticismo campestre y su manera tan trascendental de ver la vida, en su caso siempre con sus experiencias cercanas a la muerte muy presentes pero sin resultar un lastre, más bien con una lucidez mística encomiable. Así que más que gustarme su música, que me encanta, se trata además de empatizar con él. 

    Molly-O tiene ese punto luminoso que aparece en todos sus discos, canción de estribillo pegadizo, popfolk en mayúsculas, If You Go To LA es la canción balada arquetípica de Simone, en la misma línea continúa Running Through My Head y Our Lady Of The Gun, cadencias suaves, texturas de terciopelo, y coros celestiales que te meten en su duermevela. A destacar  Bye Bye Palenville, una de las joyas del disco, a partir de un piano y su voz arma un crescendo emotivo, simplemente sublime, otras como Gettysburg ya la querrían sus hermanos para reflotar posiciones en los pichaforkas, y The Best That Money Can Buy es otra maravilla, sé que suena tonto decirlo, pero nadie saca canciones como estas, sólo Neil Young, una guitarra, unos pocos acordes y sensibilidad a chorro. Heartland es su Big Music particular, algo que no causa extrañeza en un disco diverso donde cada canción adquiere una marcada personalidad. Bastille Day y The Gallows cierran con su lírica mullida y frágil por todo lo alto este disco que me parece una auténtica maravilla.

    Simone Felice es un alma libre y solitaria, un tipo que parece vivir a un ritmo donde ni la novedad, ni la evolución, ni la popularidad parecen tener cabida, tiene esa virtud o defecto, según se mire, en cualquier caso veo en él a un artista con un repertorio cada vez más importante, y al que acudiré pasados los años. Soy fan fan, lo confieso, pero Strangers no os lo podéis perder.


    Jonny Kaplan and The Lazy Stars - Ride Free (2002)

    diciembre 09, 2014 4 Comentarios
    "Ride Free es un disco de rock, con un toque Gram Parsons, una sola escucha de la canción que da título al disco te aclarará lo que quiero decir con rock. Hay letras como 'Hermano, tienes algo suelto? Mi depósito está vacío y tengo que llegar a la frontera del condado para el concierto de mañana'. Es Easy Rider. Es Sam Peckinpah. Es música que evoca a granjeros hippies fumetas conduciendo tractores con gasolina vegetal." Jonny Kaplan
    No quepo en mi de gozo ante la notica de la visita de Jonny Kaplan a principios del año que viene con los últimos coletazos de la presentación de Sparkle and Shine, quien sabe si nos adelantará canciones de su próximo disco. Hoy tengo de visita en la Route el disco con el que descubrí a este singular artista, y es que aún hoy en día y contra todo pronóstico (por la gran oferta digo) sigo recurriendo a Ride Free, un gran catálogo de rock americano, título que casa muy bien con su aura hippie de vida al día y carpe-diem, también con su música que bebe de las fuentes americanas en su sentido más amplio, country-rock, roots arenoso, rock setentero... estilos que hace suyos a base de grandes canciones.

    En sus inicios logró telonear a Emmylou Harris y Shane MacGowan con el grupo Hummingbird, pero aquel grupo no llegó a nada. Fue la llamada de Christopher Thorn de Blind Melon, que tras la muerte de Shannon Hoon le pidió que cantara con ellos. Esta colaboración fue la semilla de su debut en solitario, que además tuvo la suerte de contar con importantes músicos en nómina, miembros de Wallflowers, Lone Justice, The Posies, The Byrds y Blind Melon. Aquel disco sólo vió la luz en Europa bajo el ala de una discográfica independiente, Bittersweet Recordings, pero sirvió para que su nuevo proyecto con The Lazy Stars se consolidara como una de las bandas a tener en cuenta de los sonidos con base californiana. Después de un debut muy bueno editó el disco que tenéis en portada, y a este le siguieron Seasons y Sparkle and Shine, también fantásticos, Jonny Kaplan no tiene disco malo.

    Ride Free fue producido por Dusty Wakeman (Lucinda Williams, Dwight Yoakam...) con las colaboraciones de Doug Pettibone de la banda de Lucinda Williams, Rami Jaffee de The Walllowers y Skip Edwards de The Flying Burrito Brothers, además The Lazy Stars. Ride Free deja atrás el sonido pedal steel y guitarras suaves que poseía California Heart muy en la onda de Neil Young, otra maravilla, liberando aquí a la banda de la etiqueta de alt-country, y ampliando la paleta a base de guitarras.

    El disco engancha desde el principio con Hidden Treasure, uno de los momentos de gran lucidez en su carrera, una canción obra maestra y que tengo muy arriba en mi rankin de preferidas. Se acerca al hard-rock en Ride Free, la canción que da título al disco, es simplemente brutal, pero ojo que el disco tiene su punto acústico con temas como Stick Around, fantástico, la balada High Desert Love Song no se queda atrás, enamora desde el principio con su fantástica línea de guitarra, y me recuerda mucho aquello que a Tom Petty le sale tan bien cuando hace lo propio con su rock soleado, la otra balada del disco es Out Along The Highway en un tono más triste y de espíritu solitario. Y no puede quedar uno indiferente antes joyas como Damaged, los pies se te moveran solos, y su versión acústica Damaged pt2, sólo confirma la grandeza de la composición. The Best Is Yet To Come hace que no baje el nivel, esa harmónica tan Dylan y una tonada con el optimismo por gasolina. Hasta el final con la fantástica Greasy Spoon, un country de carretera que deja un muy buen sabor de boca, hay mucho poderío en este tracklist.

    Admiro mucho a este artista, un tipo con pinta de haber salido del verano flower-power pero que sabe como sacarle partido a una guitarra. Y este disco me parece perfecto para cuando sientas la necesidad de montar en una motocicleta, sentir la calidez del sol en la cara y dejar la melena (que quede) al viento, ¿Quien quiere más pudiendo conducir en libertad? Las propias palabras de Jonny Kaplan desentrañan a la perfección el mágico misterio de su música. Ride Free es como una road movie que recorre el rock de costa a costa, sucio por el polvo del camino, empapado de un country de taverna directo y crudo, y con las maneras del mejor rock americano. Muy recomendable.

    Al habla... Patti Smith

    diciembre 07, 2014 4 Comentarios

    "Nos imaginamos a nosotros mismos como los Hijos de la Libertad con la misión de preservar, proteger y proyectar el espíritu revolucionario del rock and roll. Temíamos que la música que nos había dado sustento estuviera en peligro de muerte de hambre espiritual. Temíamos que perdiera su sentido y finalidad, temíamos que cayera en manos de la opulencia, temíamos que forcejeara en el fango del espectáculo, de las finanzas, y de la complejidad técnica insulsa". Patti Smith, extracto de Just Kids (2010).


    The Long Ryders en Valencia, Sala Loco Club 05/12/2014

    diciembre 07, 2014 2 Comentarios

    Desde el mismo instante en que se anunciaron las fechas tuve claro que debía asistir como si de un compromiso de causa mayor se tratase, puede que la última oportunidad de verles en acción. En el caso de los Long Ryders la cita adquiere mayor relevancia por la importancia de un legado, que pese a su condición de culto, ha supuesto fuente de inspiración sobre generaciones posteriores adheridas a los sonidos con base en la tradición pero vistas en el futuro. Una sala con lleno absoluto y con toda clase de flora y fauna, desde los iluminados que en sus días les tuvieron como banda sonora, hasta quienes supieron de su grandeza con la banda ya finiquitada gracias a grupos más conocidos de los 90, todos reunidos para rendir pleitesía a uno de los grupos más importantes de lo que vino en llamarse Nuevo Rock Americano, o si ampliamos el zoom, digamos que pioneros del alt-country.

    La velada empezó de manera inmejorable, con posado junto al sr.Griffin, un tipo simpático que sabe cual es su papel y lo asume con agrado. Junto a Sid Griffin, el resto de la formación que grabó en los 80 los míticos Native Sons y State Of Our Union, Stephen McCarthy, Greg Sowders y Tom Stevens. Juntos remataron un concierto sobrio, con mucho oficio, y donde, me atrevería a decir, con una actitud más relajada de Sid Griffin que fue complementada con altas dosis de carisma, cosa nada recriminable ya que estoy seguro que nadie de los allí presentes tuvo en cuenta, allí se fue a disfrutar de unas canciones ya míticas, a escuchar como debe una rickenbaker estilo byrds y a decirles adiós con una sonrisa en la cara.


    Un setlist enorme que repasaron a través de sus referencias discográficas, desde su primer EP, "Native Sons", "State Of Our Union" y su nada despreciable "Two Fisted-Tales". Empezó el concierto con "Tell it to the judge on Sunday", para a continuación ser bautizados por el reverendo Griffin a chorro de cerveza, limpiando así nuestras almas outlaw de cualquier síntoma hipster que pudíaramos arrastrar de modas y tendencias americanas de última generación. "Run dusty run" fue la primera en hacer saltar al respetable al unísono, especialmente para mi brilló "Lights of downtown" con Stephen McCarthy en un espléndido estado de forma, el nivel se mantuvo en lo alto con perlas como "And she rides" y con un Tom Stevens descubriéndonos que como vocalista nada tiene que envidiar a sus compañeros. "Gunslinger man" y "Man of misery" fueron excusa suficiente para recuperar del olvido su último disco, "Final wild son" sonó de escándalo en directo, y "State of our union" fue coreada  como himno que es entre palmas de satisfación, no faltó la esperada "I had a dream" y su gran hit "Looking for Lewis and Clark". Homenaje a los Flaming Groovies con "I can't hide" y momento de orgasmo con "Have you seen her face" de los Byrds.

    Un concierto redondo y a la altura de su leyenda que dejó un muy buen sabor de boca y algunas de las instantáneas sónicas más memorables de la temporada. Además no todos los días puede presenciarse encima de un escenario una rickenbaker bien tocada, y un repertorio en el que se conjuga a la perfección el legado de clásicos del country como Hank Williams, grandes como los Byrds y los Flying Burrito Brothers, y grupos de culto como Big Star o Flaming Groovies. Noche para el recuerdo, noche de rock'n'roll, country y actitud punk.



    SETLIST
    Tell It to the Judge on Sunday
    Lights of Downtown
    Run Dusty Run
    I Don't Care What's Right
    Years Long Ago
    Gunslinger Man
    A Stitch in Time
    Ivory Tower
    I Can't Hide/Too Close To The Light
    I Want You Bad
    Capturing the Flag
    I Had a Dream
    Final Wild Son
    Man of Misery
    You Just Can't Ride the Boxcars Anymore
    (Sweet) Mental Revenge
    State of Our Union
    Encore:
    Have You Seen Her Face
    Looking for Lewis and Clark

    Que vienen The Long Ryders!!!!!

    diciembre 04, 2014 4 Comentarios
    Dentro de unas horas dará comienzo en Madrid la gira española de los Long Ryders. Y mañana tendrá lugar uno de los conciertos más importantes de la presente temporada para el que aquí os escribe.  The Long Ryders es una de las bandas más importantes nacidas de los 80, el verdadero country-alternativo, el legado de Gram Parsons y The Byrds llevado a su máxima electricidad rock'n'rollera, y la constatación de que los años ochenta merecen su consideración de década clásica del rock.

    Con su formación clásica repasará su repertorio, y allí se desplazará la unidad móvil de la Route, yo mismo, para más disfrute en esta oportunidad única. No os lo podéis perder.


    Fechas de la gira:
    Diciembre 4 Madrid El Sol
    Diciembre 5 Valencia Loco Club
    Diciembre 6 Bilbao Sala BBK
    Diciembre 7 Purple Weekend Festival León

    TABS: Richard Hawley - The Ocean

    diciembre 01, 2014 Comentar

    Esta mañana me he levantado con una idea en la cabeza, escuchar The Ocean de Richard Hawley, una canción que tiene un efecto sanador en mi mente y purga el malestar de mi alma en los escasos 5 minutos que tarda en silenciar, además me gusta tocar sin parar su arpegio hasta casi entrar en trance.

    Así que una vez me he sentado ante el teclado he decidido compartir con vosotros su mejor versión en directo, por lo menos la que más me gusta entre las que tienen un sonido aceptable. Versión que tocó en el Picturedrome, Holmfirth en West Yorkshire y que dura casi 8 minutos, Hawley aprovecha el in crecendo final, que cae por el minuto 4 más o menos en la versión de estudio, para hacer chirriar su guitarra, que parece poseida por un dolor que solo las últimas olas pueden que llevarse mar adentro. Magistral.

    Ya de paso estreno TABS, sección en la que iré compartiendo aquellas tablaturas que más me gustan tocar. Aquí tenéis la transcripción del tema, letra y acordes, por si a alguien le apetece sanar su alma al ritmo de The Ocean.



    Bm Amaj7 C#m  E 
    e|---2---0----4---0---| 
    B|---3---2----5---0---| 
    G|---4---1----6---1---| 
    D|---4---2----6---2---| 
    A|---2---0----4---2---|
    E|---X---X----X---0---|
    
    
    intro: Bm Amaj7
    
    e|-----2---4---5-----2---4---2--4--------0---------------| 
    B|----3--3---3---3--3--3---3----------2------------------| 
    G|---4-------------4----------------1---1------1h2-1-----| 
    D|-------------------------------------------------------| 
    A|-------------------------------------------------------|
    E|-------------------------------------------------------|
    
    
                 Bm           Amaj7
    You lead me down, to the ocean 
                Bm          Amaj7
    So lead me down, by the ocean 
                               Bm
    You know it's been a long time, 
                         Amaj7      
    You always leave me tongue tied 
                            Bm
    And all this time's for us 
                      Amaj7
    I love you just because 
    
                 Bm          Amaj7
    You lead me down, to the ocean 
                  Bm          Amaj7
    The world is fine, by the ocean 
    
                             Bm
    You know this time's for real It helps the heart to heal 
                           Amaj7
    You know it breaks the seal of the talisman that harms 
                Bm                                          Amaj7
    And so you look at me and need The space that means as much to me 
    
                Bm          Amaj7
    So lead me down, to the ocean 
                  Bm          Amaj7
    Our world is fine, by the ocean 
    
    C#m                                                   Bm
    You know the way it is in life, it's so hard to live up to 
       C#m                                               Bm         E 
    So why are you still dressed in your morning suit I assume, I assume 
    
                    Bm          Amaj7
    You'll lead me down, to the ocean 
                    Bm          Amaj7
    Don't leave me down, by the ocean, the ocean. 
    
    
    e|--------------------------------------| 
    B|--------------------------------------| 
    G|----9-7-6----6--------9-7-6-----6-----| 
    D|---------7----7------------6-----6----| 
    A|---7-----------------7-------------9--|
    E|--------------------------------------|
    
                   Bm                   Amaj7
    Here comes the wave, here comes the wave 
                    Bm               Amaj7
    Here comes the wave, down by the ocean 
    
    The ocean (repeat to fade)
     


    "Odio las canciones que te hacen pensar que no sirves para nada. Odio las canciones que te dicen que has nacido para perder. Que no le sirves a nadie. Que no sirves para nada, porque eres muy joven o muy viejo, muy gordo o muy delgado, muy feo o muy ésto o aquello. Canciones que te deprimen o canciones que se ríen de ti por tu mala suerte o tus desgracias. Quiero luchar contra esas canciones hasta el último aliento y la última gota de mi sangre. Quiero cantar y demostrar que éste es tu mundo, aunque te haya golpeado y te haya tumbado docenas de veces. aunque te haya golpeado y arrastrado. Sin importar el color, tamaño ni constitución, quiero cantar canciones que te hagan sentir orgulloso."
    Woody Guthrie