Trofeos y tesoros. Feria Internacional del Disco de Valencia


Aún quedan unas horas para que finalice la I Feria Internacional del Disco, y yo, ya en casa, miro y remiro los trofeos y tesoros hallados este domingo lluvioso. Una visita con todos los ingredientes necesarios en estos menesteres, aunque el sitio ubicado en una de las salas del Hotel Astoria Palace me ha dejado en princpio un poco desencantado por las dimensiones, esperaba algo más grande, claro que esto lo dice alguien que tiene en en los vinilos el formato rey.

Lo suyo habrá costado organizar el evento y yo que lo agradezco, además los 15 expositores allí reunidos tenían todos joyas por doquier a precios asequibles, todos en muy buen estado y justa relación calidad/precio. Es de agradecer que aún exista gente que centre sus vidas en este formato que muchos han dado por muerto muchas veces y que sigue vivo y coleando, mil gracias a estas personas que se desplazan de aquí allá por ferias ganándose la vida, además es agradable el hecho de que muchos esten dispuestos a contarte tal o cual anécdota del rock mientras sostienes la carpeta, otros con el desencanto en sus caras, puede que por unas ventas siempre por debajo de las espectativas, pero que no han podido esconder del todo la pasión que sienten por lo que hacen, y eso es muy importante.

Respecto a los discos adquiridos estoy más feliz que unas pascuas, he encontrado de todo, grandes ofertas, tesoros que buscaba hace años, reposiciones de algunos gastados, como no, con sorpresas que no esperaba y que no solté desde que mi mano entró en contacto con el plástico de la funda.

Aun no me puedo creer que haya encontrado esta maravilla en la edición que he encontrado y practicamente nueva, no me esperaba irme hoy a casa con este disco doble. Para mi uno de los mejores discos de los 70, por este disco Eric Clapton ya merece su sitio en el Olimpo de los disoses, por supuesto, ahí estan también a tal efecto el LP con Mayall, Cream y lo que cuelga. Y los otros componentes no se quedan atrás, Duane Allman.... Layla and Other Assorted Love Songs de Derek and the Dominos es una maravilla vinilera.



La culpa la tiene my mestre friend Johnny JJ y Don Guzz, ambos en poco tiempo me han inducido ha no dudar ni un segundo a llevarme esta maravilla escondida de los 80 a casa. Un disco dedicado a Federico Garcia Lorca, sonoridades con la profundidad apropiada, la Big Big Music de Inmaculate Fools hay que reivindicarla siempre que se tercie. Que voz y que producción, todo en este disco es perfecto. Lleva camino de convertirse en uno de los descubrimientos más inesperados del año, el ochenterismo bien entendido, lástima que en su momento nadie se diera cuenta, al lado de A Pagan Place de los Waterboys lo tengo.

Este disco lo tenía más que rayado que una libreta de bup, y la carpeta de cartón ya acusaba con claridad el paso del tiempo, uno de esos discos imprescindibles de una de las reinas de la canción de los 70. Tapestry te arropa y acompaña como pocos, es familiar y es perfecto, me urgía desde hace tiempo la reposición y hoy he encontrado una edición española de su tiempo practicamente nueva y con un precio más que asequible. En casa no puede faltar este disco, algo que my king Nikochan os podría explicar mejor.



Bueno, que decir de Harvest, el disco que me enseñó que no todo son chorreras, ni gorros de cowboy en la música cercana al country y la tradición, y que las pedal steel son instrumentos de inducción espiritual. No es un vinilo difícil de encontrar, pero siendo uno de los discos más importantes de mi vida era un crimen que no lo tuviera en el formato rey, hoy le llegó su hora, todo sea dicho gracias a una situación favorable en mi cartera. Aunque intuyo que no será el último que compre, se oye muy bien pero sé que necesitaré otro en unos años. Alegría absoluta con este hallazgo.

 
JJ Cale es para mi un artista imprescindible, hace poco os hablé de Really, el vinilo que guardo como oro en paño y el que me lo descubrió. Hoy no he podido dejar escapar la ocasión para hacerme con esta edición practicamente nueva. Troubadour es imprecindible dentro de una discografía que a priori, y digan lo que digan los moniatos de allmusic, no baja de notable.




De camino al Hotel Astoria presentía que me lo iba ha encontrar, puede que por la lluvia y el ambiente tan limpio y bucólico que vestía Valencia, Waterloo Sunset total. Para mí ha sido la joya de la corona, hacía mucho tiempo que buscaba este disco, pero en las tiendas digitales el precio se me iba de las manos y en las físicas habituales nunca apareció. Por fin tengo en mi poder Something Else by The Kinks, hablé de él hace poco, uno de los discos que más he deseado en mi vida, mi disco preferido de la banda y uno de los que hoy por hoy me llevaría a una isla desierta.


El día, pese a la lluvia, ha sido perfecto, no había mucha gente para más desgracia de los feriantes, pero he disfrutado con la ausencia del gentío, los domingos es lo que tienen con estas cosas. También es inevitable ante estas jornadas no irse a casa con un sabor agridulce, para mi es como hacer puenting, suelto adrenalina por un tubo eligiendo este o aquel disco, también por saber lo que dejo escapar, y donde el maldito parné ejerce de cuerda que no debe romperse. Con todo la aventura vinilera de hoy ha sido más que satisfactoria.


Comentarios

  1. Felicidad absoluta, me alegro camarada. Ayer pensé en tí varías veces cuando pasaba algunos de los vinilos dentro de las cajas: "mañana Carles se va a casa con trofeos".

    Ayer por la tade tampoco había mucha gente, lamentablemente Valencia no alcanza el nivel de otras capitales, parece como si en esta ciudad la cultura musico-rockera no interesara como hace años. Lo comenté con varios de los expositores que conozco desde hace tiempo, y alguno venido de Barcelona o Madrid me decían que para ser la 1ª no ha estado mal, a pesar del tiempo, pero nada comparado con las de Madrid o, sobre todo, Barcelona.

    No obstante, yo agradecí la tranquilidad para rebuscar y también salí cargado de trofeos y, como tu dices, los precios asequibles y el buen estado de los vinilos aumenta el estado de satisfacción.

    Felicidades por la caza.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hubiera llevado muchos más, si que es una lástima que no alcance el nivel esperado, yo solo espero que haya un próximo año, aquí estaré para darle un poco de difusión, que lo merece toda esa gente. Tengo una cosa para tí, ya te mando privado.
      Saludos Alex

      Eliminar
  2. Tu mejor decisión, sin duda, Clapton. ¿Cómo puede un disco ser tan bonito? Emana furia, pasión, tristeza, dolor, éxtasis: creo que Clapton se puso el nivel tan alto que, desgraciadamente ya no fue el mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ojo amigo Alex, que ese disco no es solo de Clapton, fíjate en sus componentes, cada uno es genio por si solo. Saludos

      Eliminar
  3. Vaya colección, amigo. No me extraña que estés contento. Como para no estarlo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni que lo digas Evander, fue una buena caza, y a unos precios más que asequibles. Saludos my friend

      Eliminar
  4. Buena compra amigo..me alegro por ti,con los que te mando ya tienes un buen montoncito.Me diras los precios en privado..tengo que saber que precios maneja la competencia.
    A+

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya tengo ahí unas cuantas rodajas para catar estos días, esperando estoy a tu envío. Ya hablamos, te he enviado un correo con informe completo. Saludos

      Eliminar

Publicar un comentario