Ry Cooder - "Election Special" (2012)

"Con la música nunca sabes cuando vendrá el siguiente impulso, así que ahora que estamos rodeados de problemas, en este momento tan inestable... tengo ese impulso de hablar de esto ahora, escribir algo aquí y ahora" Ry Cooder


Este fin de semana hemos sido testigos de una gran movilización, cuestionada por los medios de comunciación, sobre todo por los mercachifles de la TDT, obstaculizada por los supuesto guardianes del orden en carreteras y calles, vergonzoso, y por supuesto penalizado por un gobierno que dejó de tener los pies en el suelo ya hace mucho tiempo. Poco importa pues que algunos políticos hayan aprovechado la ocasión para ganar votos, ya se podrían haber movilizado de la misma manera hace ya bastante tiempo, de acuerdo, todo apoyo es bienvendio, pero sobre todo hay que tener en cuenta que lo que hace importante esta protesta es que no ha surgido de ninguna rama ideológica, ha surgido desde abajo, desde personas como tú y como yo ante una situación insostenible en la que los derechos solicitados ya son tan básicos como la comida y un techo.

El margen que separa la inopia de la complicidad cada vez se estrecha más, ya no hay excusa para que cada cuál ponga su granito de arena, ya sea en forma de marcha o expresándose sin tener que hacerlo con la boca pequeña, más allá de las redes sociales, a pie de calle, en los supermercados, fruterías y colegios. Al menos hoy pongo mi granito de arena y recupero un disco de su tiempo, Election Special, de un artista de su tiempo, Ry Cooder.

Ry Cooder no defrauda, con Pull Up Some Dust And Sit Down dejaba el listón alto, un gran disco sin lugar a dudas, y hace un par de años se despachaba este otro disco con notable, puede que Election Special no esté en el podium de Cooder, pués su obra es de una gran envergadura, aunque no deja de estar por encima de la media, una suerte que aún existan artistas como él. Donde Springsteen intenta consolar armado con populismo, Cooder ataca con inteligencia y muy buen humor, cosa que al final hace más daño al destinatario del mensaje, la revolución no será televisada, eso por supuesto, pero estaría bien que se subiera un poco más a los escenarios, el caldo de cultivo daría para miles de grandes canciones, ejemplo aquí.

Cooder no cae en la protesta facilona y de panfleto, le da la vuelta dando un punto de vista diferente, ridiculizar el asunto es parte del plan, con la inicial Mutt Romney Blues tenemos el mejor ejemplo, no se trata de cerbarse en su persona, se trata de la situación, puesto que Romney más que representar a un partido o idiología, representa a toda una saga de políticos capaces de proporcionar el mejor de los espectáculos mediáticos para no perder oportunidad de lucir su mejor sonrisa, mientras por detrás van expoliando cuanto pueden, ejemplo del caldo de cultivo de nuestros gobernantes, y porque no, del pensamiento tan popular y arraigado en la conciencia colectiva: "para que se aproveche otro, me aprovecho yo". Brother is Gone hila fino, canción del karma, todos sabemos que un día tendrán que pagar con su alma, está claro, pero mientras tanto nos van jodiendo día a día tanto como pueden.

No hay excusas y Cooder va desgranando las claves, que a su entender, forman parte de este gran marrón, la banca por supuesto tiene su momento protagonista con The Wall Street Part Of Town, y con el título Guantánamo ya se saben por donde van los tiros, aún actual después de dos años, con un presidente nobel de la paz que continúa permitiendo tal aberración y obedeciendo al negocio que supone el tema carcelario en los EEUU, aunque Cold Cold Feeling, no es que disculpe a Obama, pero si que dibuja con humor mordaz a un buen hombre en una situación de difícil solución, aunque no hay excusa. Y el Tea Party en Going to Tampa, aquí tenemos el Cup Of Coffee de Botella, dictando lo injustificable, incluso el racismo no puede faltar en este infame tapiz, crueldad ya no tan lejana si bajamos la vista a los hechos acaecidos hace poco en el estrecho y que se saldo con vidas humanas. Y si, si se puede hacer una buena canción señalando directamente cuando la mezquindad campa a sus anchas, en Kool-Aid Cooder carga contra los republicanos más recalcitrantes.


Y como en todo buen disco de nuestro tiempo que se precie, no puede falta la canción pacifista, pues el negocio de la guerra continúa siendo de los más rentables, y ahí tenemos a The 90 and the 9, muy Guthrie. Y cerrando el disco una de mis preferidas Take Your Hands off It, escrita junto a su hijo Joachim, las mismas palabras de Cooder citando a Guthrie y a James Baldwin (importante activista y escritor afroamericano) lo dice todo: "Woody said, This land is your land. There’s a famous photograph of a sign that reads, Don’t let the big men take it away. On the other hand, James Baldwin believed the concepts of nationhood such as freedom, equality, and democracy are superstitions, nothing more".

Como siempre, guitarras cuidadas dignas de temario para estudiar en la escuela, tocando cuantos palos le pide la canción, e invocando a los grandes del blues, el folk y el rock, Robert Johnson, John Lee Hooker, Guthrie, los Stones...etc. Ry Cooder compone standards de nuestro tiempo para utilizar de arma arrojadiza, es difícil mantener un equilibrio entre mensaje y música sin caer en lo obvio, lo que servía en los 60 ahora no sirve, y puede que artistas como Cooder tengan algunas de las claves para hacer avanzar la canción con mensaje, con mucho ingenio y sin despegar los pies del suelo. Perfecto portador de la llama de Woody Guthrie. Election Special pasó bastante desapercibido, se valoró a la baja por contraposición a sus clásicos, pero es un grandísimo disco para hacer sonar a toda castaña.

No se puede cantar más claro, Ry Cooder es 
un maestro de los three chords and the truth

Comentarios

  1. Me ha encantado el enlace, caballero; lo que aprende uno con usted, madre mía. Siempre me llena la mochila de deberes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para deberes el atasco que llevo yo, es imposible con tanto y tan bueno antiguo y nuevo. No te pierdas a Ry Cooder. Saludos

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Un gran disco, a mi me gusta bastante. Gracias por pasar.

      Eliminar
  3. Desde luego que apoyo todo lo que tu dices; es indignante el trato que los medios le dieron a la marcha por la dignidad. Se centraron, lo siguen haciendo hoy, en los enfrentamientos con grupos violentos y la policía; todos han preferido olvidar la terrible realidad con la que muchas familias están siendo azotadas...pero esto ha dejado de ser noticia. No hemos superado la fase de negación inicial que se supone cuando estás hundido hasta las cejas y esto le está dando tiempo a los poderosos para coger las riendas. Es posible que todavía podemos aportar un grano de arena que ayude al cambio; recordando esta magnifica obra del genial Cooder aportas el tuyo; canciones que son banda sonora para la esperanza y la lucha. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lástima Antonio, la vida puede ser maravillosa si se deja a un lado la avaricia, al final se trata de eso, poder, acaparar, dinero, es muy triste. Pero más triste es que una inmensa mayoría continúe pensando que es lo normal o que no se puede hacer nada, eso si que es realmente triste, porque puede ser que todos los que no hacen nada ahora, son los que harían lo mismo de tener una posición de poder. Lo de este sábado, pese a las trabas obvias que ivan a darse, ha sido un paso muy grande, aunque tengo el mal presentimiento que la reacción va a ser muy jodida, y ya se sabe que el miedo es la mejor arma de esta gente, espero equivocarme.
      Saludos

      Eliminar

Publicar un comentario