Por Amor A La Música: "Shine" Daniel Lanois (2003)

Nuevo turno del juego melómano por excelencia, esta semana Vinny ha elegido a Daniel Lanois, y lo presenta con el disco Mercy de Rocco DeLuca and The Burden. Gran elección de Vinny, Daniel Lanois es un productor que no debía faltar en esta ronda por su trayectoria, tanto por la calidad como por las numerosas referencias. Trazando un rocambolesco paralelismo podríamos decir que Daniel Lanois ha sido para Brian Eno, lo que Jack Nitzsche para Phil Spector. 

Pero meta-matemáticas musicales a parte, pocos pueden presumir de producir obras maestras como el Oh Mercy y el Time Out Of Mind de Bob Dylan, y discos de una calidad tan fina como el So de Peter Gabriel, ni que decir queda que Lenoise de Neil Young me parece un discarro a reivindicar aunque eso no se verá hasta dentro de mucho, más arriesgado y menos acomodaticio (que no falto de calidad) que el Pildorazo psicodélico. Y así por mencionar alguno más que me gutsa, el Wrecking Ball de Emmylou Harris, que comenta Pupilo, y el segundo disco de Ron Sexmith (estos dos últimos los otros candidatos al post de hoy).

Eso por no mencionar su intervención en el mejor momento de la banda irlandesa U2, sobretodo en la virguería multipista Joshua Tree y el avanzado Achtung Baby, sólo por su toque en la canción One ya merece todo mi respeto, una canción que hasta Johnny Cash no dejó pasar por alto poco antes de llamar a las puertas del cielo. 

Pero después de todo, la consigna marca Músico/Productor, y en el caso de Daniel Lanois su faceta como músico es un valor añadido, el amigo Forrest lo avisa en su post sobre el debut del canadiense llamado Acadie.

El segundo disco de Lanois fue For The Beauty of Wynona, otra maravilla, aunque me decanto por su tercer disco, a una década de distancia, el titulado Shine.
Parece mucho tiempo, aunque en su caso con tal flujo de colaboraciones y trabajos como productor de por medias, no es de extrañar, así que cuando su vena songwritter sale a flote no responde a ninguna necesidad comercial, ni promocional, no necesita hacerse sentir presente, son factores que aunque se advierten necesarios para que la rueda siga girando, en el caso de discos como Shine responde únicamente a la expresión artística. 

Como en todos los trabajos donde interviene, Shine no escapa de una producción cuidada al máximo detalle, con texturas ambientales características y propias de su manera de trabajar, mi debilidad con respecto a Lanois es la pedal steel guitar, pocos saben utilizarla como él sin caer en la obviedad más absoluta. Así que oor la producción, nada que objetar, perfecta, suave, cálida y agradable, se notan los discos en los que interviene (como excepción a la regla plantearía Lenoise). 

Claro, después de todo lo dicho no quiero dar a entender que éste sea un disco de texturas ambientales de easy listening lounge, hay instrumentales de bella factura que se integran en el todo como Transmitter, Matador, Space Key y JJ Leaves, pero para nada, son preciosas y ayudan al desarrollo del disco como un todo.

Por supuesto que no van a cautivar tu atención como un riff de blues, pero si este señor publica disco es porque tiene un puñado de canciones que valen la pena, y para mí en su día fue Shine, la canción que da título al disco, la que me descubrió al Lanois compositor y músico. Una americana para enmarcar. 


Además, no puedo evitar sacar a Richard Hawley a la palestra, y más con I Love You, una canción que en voz del de Sheffield quedaría niquelada, artesanía crooner, bendita sobreproducción que incluso suena orgánica y en ocasiones jazzy, deberían colaborar ambos, aunque aquí acompañado por Emmylou Harris, sería difícil superarlo. El disco se desarrolla como un susurro agradable, encima la interpretación de Daniel Lanois ayuda a darle ese aire a confesión noctámbula a la luz de la luna, Por supuesto no podía faltar Bono colaborando, y aquí lo hace de manera medida y sin caer en su habitual sobreactuación dramática en Fall At Your Feet, una exquisitez digna del mejor repertorio de los irlandeses, así sin reparos lo digo, sacada de las sesiones de All That You Can't Leave Behind.

Y si bien Lanois es un valor seguro de la sobreproducción bien entendida, el hombre domina los palos que hay que dominar como en As Tears Roll By, un blues que se desarrolla cual nana para adultos, y ese balancéo luminoso y breve que es Sometimes, que nos dice que "todo va a salir bien" y te reconforta, como si sus suaves plegarias fueran a curarnos para siempre. Y me hechiza la guitarra de San Juan en esta canción, que definitivamente confirma que esta americana espiritual y mística podría cohabitar con el country cósmico de Gram Parsons de manera figurada, en esencia, como su banda sonora. Y cuando os hablaba de orgánico y jazzy, fijaros en Slow Giving, un delicado soul, hasta su menos es más suena a Lanois por todas partes. Fire y Power Of One no se quedan atrás en este repertorio delicatessen, cerrando una maravilla instrumental,una de mis preferidas de este disco, JJ Leaves, con la pedal steel como protagonista, una maravilla absoluta. No os lo perdáis.




Publicar un comentario

6 Comentarios

  1. Gran idea la tuya de juntar a Lanois con Hawley!Buff tiene que salir algo demencial...habria que proponerselo!El Shine es otra Master Piece de MrLanois, hast el Belladona me gusta y mira que ese es mas "atmosferico".Shine es brutal y sigue manteniendo ese aura tan especial de sus discos!
    A+

    ResponderEliminar
  2. Como todo lo que Lanois hace en solitario magnifico. Este puede ser el más U2 de todos pero mucho emjor que lo último realizado por los de irlandeses que haber si se ponen las pilas

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Que tremenda es "I love you"!! Y Fire también. Me gusta mucho el Lanois experimental, el que no se conforma con lo de siempre. Y parece que Shine es uno de esos discos. Me lo apunto.

    ResponderEliminar
  4. Otra joyita a apuntar a la lista de 'pendientes' que me hago del juego. Los otros que he escuchado de Lanois me encantan y este parece que no va a ser para menos. Tu texto, como siempre, interesantisimo y analítico. Sé perfectamente lo que me voy a encontrar con tus palabras querido amigo. Gran trabajo amigo y gran recomendación!

    saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Buff me poneis los dientes largo, siempre he prestado más atención a Lanois como productor que como músico, y por lo que cuentas, como el resto, tendré que poner remedio

    ResponderEliminar
  6. Tal y como lo comentas de bien, amigo Chals, habra que darle una escucha. Esplendido post, un placer leerte y aprender contigo. Un saludo.

    ResponderEliminar