Por Amor A La Música: Fleetwood Mac (1975)

Soy incapaz de lanzar cualquier cosa sin más, y más esta semana que andaba más bien pez con el protagonista que nos propone Josi, el productor Keith Olsen, y presentado por el disco "No rest For The Wicked" de Ozzy. Mucha razón tiene cuando afirma que este juego si algo hace es que pises terrenos desconocidos, en mi caso esta semana casi arenas movedizas, después del wikipediazo informativo y la visita a la página del sr.Olsen, sólo me ha quedado una brecha por donde escurrirme antes de que esta ronda se me monte con la siguiente. Los Fleetwood Mac y su disco homónimo de 1975. Ahí es nada. 

Quede claro que percibo al sr.Peter Green, auténtico fundador de este grupo, como un artista fundamental en el desarrollo del blues en la British Invasion, sus primeros discos con Fleetwood Mac no han perdido un ápice de interés, sobretodo a mi me continúa gustando el debut de la banda junto a los dos ex-Bluesbreakers de John Mayall, quienes a su vez darían nombre al grupo, Mick Fleetwood y John McVie. Nunca renunciaría a los discos de Peter Green por los de Stevie Nicks, ni al contrario. Como apunte, este año en el O2 le dedicaron Lanslide a Peter Green. Pero vamos al tema.


A estas alturas todos ya sabréis la historia de Peter Green, llega la pasta gansa, la fama desmedida, visita a los infiernos, empacho de LSD y locura. Con la desbandada de Green y Jeremy Spencer, en poco tiempo la banda quedaba sesgada de manera importante, llega un periodo de transición con dos nuevos miembros, Bob Welch y Christine McVie, mujer del bajista. Un periodo que ha pasado con más pena que gloria aunque puede que de manera injusta, sería importante una revisión en condiciones de los discos Future Games y Bare Trees. Además considero a Bob Welch el auténtico artífice de la reinvención del grupo hacia terrenos más melódicos. Ambos discos tienen momentos realmente buenos. ¿Y donde entra nuestro hombre en todo ésto?.

Mick Fleetwood se marcha a los estudios Sound City de California, allí un tal Keith Olsen hace los honores, y como anfitrión de los estudios le pincha una canción a Mick para que compruebe por él mismo las posibilidades técnicas del estudio, curiosamente la canción elejida pertenece al disco del dueto Buckingham Nicks, comentado por otra parte por el sr.Forrest de manera clara y concisa. Mick Fleetwood que andaba buscando guitarra después de la deserción de Welch, siente allñí mismo el flechazo, la manera de tocar la guitarra de Lindsey Buckingham, le recordaba a Spencer, pero había un condición inamovible, Stevie Nicks iba en el mismo pack. Así que nuevo cambio de rumbo, con Keith Olsen a los mandos se embarcan en su nueva puesta a punto, repescando algunas de las canciones destinadas al segundo disco del dueto Buckingham Nicks.


La verdad es que Rhiannon es la canción a recordar, pop luminoso, posiblemente junto a Say You Love Me, un country bastante comercial pero no falto de gancho, aunque en su momento el disco tampoco desató la locura. Pero pasa lo que pasa, que detrás hay un disco sólido con canciones poco conocidas y de una calidad considerable. Abre el disco la primera contribución de Buckingham, un Monday Morning que se basa en un riff hard rock pero algo descafeinado, junto a la balada pastelona Warm Ways, de la que únicamente destacaría la línea clara y limpia de guitarra, dos canciones que no están mal, si las comparamos con el mainstream actual, claro, pero que a su vez pueden llevar a equivoco a la hora de valorar un disco más bien variado.

Correcta la versión de Blue Letter, Lindsey es el valor añadido a esta versión, empieza a soltarse, y llega Rhiannon, me encanta, pop de alta calidad, bendito mainstream pastelón y setentero. A esta altura del disco el dueto ya marca el devenir de la nueva formación, junto a Christine McVie destapándose como una gran compositora de canciones como Over My Head, Sugar Daddy y la mencionada Say You Love Me. Otra de mis preferidas es Landslide, otro de los aportes de Stevie Nick, un pop-folk delicioso, acompañado por el arquetípico arpegiado infinito de Lindsey, y una línea de guitarra azúcar, canela fina. Y magnífica World Turning, otra de mis preferidas de las no conocidas, aquí Lindsey demostrando de lo que es capaz, subiendo el tono, quitando un poco el pastelito, ojo a la Jam #2 que se marca en el disco extra de la edición remasterizada, mucha clase.

Siento una debilidad absoluta por los Fleetwood Mac superventas a partir de este disco, además me gusto mucho el estilo de Lindsey Buckingham, un guitarrista único con una técnica muy personal, su arpegios me encantan, como un yanqui intentando ser Roy Harper (no lo toméis al pie de la letra) puede que sin el aura de Peter Green, aunque el tiempo tiene que ponerle en su sitio. Y la voz dulce y sugerente de Stevie Nicks, y mirad que canciones componía. Luego vendría Rumours, otro gran disco, obra maestra, luminosos y pastelones, el equilibrio perfecto entre la calidad y la denominación mainstream, ese equilibrio que hizo grandes los 70, Rhiannon, Sara, Gipsy... Buff Stevie Nicks! como me gustas.


Publicar un comentario

7 Comentarios

  1. Es mi fibra sensible Los Mac soy incapaz de ver defecto alguno a gran parte de sus discos. Buckingham es uno de los guitarristas más infravalorados de la historia de la música. nadie le ha echo justicia a aMcvie Reina del blues y compositora mayúscula en un mundo de hombres y Nicks poco que decir. su primer disco post weich es un nuevo paso adelante en su carrera que desemboca en la pasad que es Tusk uno de los dobles discos más grandes de la historia. conforme que la etapa de Welch es magnifica y menospreciada sin razón . ok

    ResponderEliminar
  2. Gran disco, el punto de partida para la era mas californiana y radial de FM.. Pero estoy muy de acuerdo en que se hace necesaria una puesta en valor del recordado Bob Welch.. Muchos ni siquiera conocen esos discos.. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Fleetwood Mac hay que verlos como dos grupos distintos con un nombre igual.Primera época impresionante y segunda época igualmente impresionante. Dos estilos, pero siempre de calidad! A Partir de aqui es cuando se vuelve una perfecta maquinaria engrasada para las radios FM.
    A+

    ResponderEliminar
  4. madre mia, esta banda es una de mis debilidades, en todas sus epocas, digan lo que digan. Un disco enorme, que si, que los Mac ya no eran esa banda mágica de blues rock, pero eran una banda de rock con unas canciones capaces de colarse en todos los hogares a través de las radios, y para eso, si no tienen toda la maquinaria detrás, hay que valer y mucho

    ResponderEliminar
  5. La verdad que este es un discazo con mayúsculas. Cada vez que leo reseñas tan buenas como la tuya recuerdo un tema que tengo pendiente con Fleetwood Mac, sus primeros discos con Peter Green, de esta no pasa.

    ResponderEliminar
  6. Una cosa parecida a Josi me pasa a mi con la discografia de los Mac...pero peor!!! He escuchado muy de pasada hace años este debut y rumours pero no los paladee de verdad en pleno ataque high energy escandinavo. Debo remediar esto!!

    Tus palabras son veneno efectivo para que t entre siemprela curiosidad. ENTRADON!

    ResponderEliminar
  7. Me tengo que poner algún día con Fleetwood Mac en serio, porque soy absoluto fan del "Rumours" y nunca me ha dado por escuchar nada más. Creo que empezaré por la segunda época, que de la primera tengo poca idea y Stevie Nicks es una debilidad personal.

    ResponderEliminar