Finalmente vimos los colores del mundo.

Esto de posicionarse es a veces como un juego en el que cada cuál se parapeta en sus gustos, ójala todas las discusiones se redugeran a lo musical, sería un mundo mucho mejor, bueno, hasta que alguien le lanzará un vinilo de los Sex Pistols a la cabeza de alguno de los de "Tu si que (hueles mal) vales", los humanos somos así de... a lo que iba, el último de Iron & Wine, ó Sam Beam con un montón de músicos de estudio. 

Reconozco que fui de los que dió estopa a Wilco con The Whole Love, a rasgos generales coincido con el sr.Ziriza en su Expediente Wilco, no es justo pero con ellos mi primer paso es la desconfianza, las alegrías vienen en segundos pases, un disco para reseñar dentro de unos años cuando esté bien asentado, poco hay que añadir, sólo que a mí Sky Blue Sky me gustó. The Whole Love no es un Being There ni por asomo, pero hay que reconocer que pasada su faceta Wilcohead habían un puñado de buenas canciones.

Con Iron & Wine pasa parecido, aceptación general de gafapasteros frente a parroquia que defiende a capa y espada The Creek Drank the Cradle y Our Endless Numbered Days sus dos primeros discos, otra facción sus EP's y el excelente The Shepherd's Dog, comparativa a Wilco, una buena base de fans que echa de menos A.M., Being There y Summerteeth, otra Yankee Hotel Foxtroth y A Ghost is Born... nada se ha inventado, sólo que con Sam Beam soy un gafapastero de mierda y con Wilco un fan antiguo y cascarrabias, los gustos son un misterio que aún no he llegado a entender.

Los melómanos estamos hechos de una pasta especial (divagando), cuanto más hondo y profundo hurga el artista en su alma más nos regocijamos y restregamos con nuestros vinilos por el suelo, y si el corazón está roto, las drogas han hecho mella en el hígado, o la rabia aflora con descaro, pués mejor que mejor. En cambio la felicidad y el buen rollo están infravaloradas, aquellos deseos infantiles de felicidad ya casi ni existen, y si preguntas a un nene que quiere ser de mayor, seguro que te dice "el malo de la peli". 

Así que cuando un artista llega diciendo que ha descubierto que la vida es bella, que el amor es lo más grande que existe, o que debemos hacer un esfuerzo por dejarnos de tonterías y descubrir de nuevo los colores del mundo, pués seguro que en el fondo del auditorio salta alguna risilla o se oye un "este que ha fumao?". Para mí todo eso es Ghost On Ghost, el fantasma de esa felicidad, el sr.Beam la ha descubierto y no ha tenido mejor forma de acompañarla que con toneladas de edulcorante, sólo espero que en la próxima revisión el médico no me diagnostique subida de azúcar, y me recete ser un poco menos feliz. 

Hay que remarcar en negrita que ahora su parte lírica está mucho más trabajada, decir que se acerca a la poesía no sé si sería correcto, pues no soy un entendido, pero si me resulta mucho más evocador y complejo, cada canción tiene su alma, y no todas se muestran claramente, a veces se hace preciso la reiterada escucha y lectura de los versos. Pero para gustos colores, y todas las opiniones son  válidas, tanto si escuchas lambada o country-blues.

Grass Widows es mi obsesión actuál. He llegado a obsesionarme tanto con esta canción que busqué hasta el origen y el habitat de esa pequeña florecilla (Olsynium douglasii) conocida vulgarmente como grasswidow, típica de la costa oeste de Norte América, y a la que puede que haga referencia esta canción, sin descartar su acepción marital, flor perenne que durante todo el año muestra su color violáceo, sea invierno o verano, allí está en la hierba luciendo su color, y como en cierta manera estamos en pleno invierno socio-económico-ético, pues me veo reflejado en esta canción, ¿porque no mostrar los colores pese a la mierda que nos rodea?, puede que este invierno sea largo, y puede que el color pudiera mostrarse perenne como el color de la Olsynium douglasii, todo sería más fácil a la hora de cortar lazos con todo aquello que nos disgusta, me refiero a dar estopa a los mangantes que nos tiene cogidos, (por supuesto!, no hablaba de opiaceos emocionales, más de actitud frente a la vida). Yo no sé vosotros, pero mi determinación, además de intentar cambiar el mundo en lo que esté a mi alcance, es la de finalmente ver los colores del mundo.


We found each other blown between the trees
Waning moons wanting to be swallowed by the sea
Like we finally saw the colors of the world

We grew the garden snake within the weeds
Laid each other long across a flat back street
Like we finally saw the colors of the world

We felt the sun leave us for the west
Little lips always falling farther from the breast
Like we finally saw the colors of the world

We ran a white flag up the mast
Puckered up like a widow dreaming in the grass
Like we finally saw the colors of the world

Like we saw black, like we saw black and blue
You pressed a pillow full of snow on my bruise
Like we saw black, like we saw God green too
You saw an awful but it's over too soon

Like we saw black running around red ripe vines
I found you in the folds of the lonely red night
Like we saw black, lying in golden white light
Lonely so you tried to love me all right

We threw our money to the river stones
Led each other through the woods to wander back alone
Like we finally saw the colors of the world

We let the taste linger in the mouth
South Chicago never gave us more to sing about
Like we finally saw the colors of the world

Comentarios

  1. Excelente y delicado texto amigo Chals. Aprecio mucho todo lo que comentas y de la manera como lo comentas, quizás estoy perdiéndome algo...no sé...pero no puedo con Wilco y el 'status' hinchado que tienen en la industria hoy en día.

    Yo me quedo con ellos hasta "Summerteeth"."Being There" me emocionó joder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con Wilco estoy igual que tú, pienso que Being There nunca se superó a posteriori, lp de los ruiditos incluido. Y curiosamente aprecio tanto o más al Sam Beam actual, paradojas melómanas.

      Eliminar
  2. Bonita e interesante reflexion, Chals, es lo que nos viene a ocurrir a los melòmanos con las sensaciones que nos provoca la musica que nos gusta, independientemente del criterio ajeno. Para mi quizás tanto Wilco como Iron&Wine sean demasiado intimistas, no lo se, no me acaban de encajar, es cuestión de momentos vitales, también. Un placer leerte, un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Bien conforme con tu criterio. Wilco es algo que engendra mulltiples opiniones la mia: ! disco correctyo Being There bien pero demasiado Stones, summerteeth me gusta mucho, el resto lo siento no puedo con los r ruiditos que arruinan canciones , no encuentro sentido a ello salvo querer ser raros por qué si,Las cosas mejoran con Sky blue sky vuelve a gustarme y se mantiene en los ultimos dos discos. eso si tienen tal multitud de caras b y rarezas que bastantes son excelentes sobre todo antes de ruiditos

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que no soy muy fan de los Iron & Wine, no acaban de llegarme, pero sin duda es cuestión de dedicarles más tiempo. Para mi la comparación con Wilco, no tiene color, éstos son un grupazo, un clásico en toda regla, no hay nada que no me guste aunque tengo mis favoritos. Un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario